Enlaces de accesibilidad

La pesadilla de una familia canadiense de vacaciones en Cuba


El turismo es una de las principales entradas de divisas en Cuba.

La familia Ainsley fue responsabilizada por un incendio en la habitación que ocupó en hotel de Cayo Santa María a fines de julio. El incidente ocurrió después que buscó sin éxito cambiar de hotel por quejas sobre el mal estado de las instalaciones y la comida.

Un planificado descanso en Cuba se convirtió en una pesadilla para una familia de Stoneham, en Canadá, tras ser acusada de ocasionar un incendio en el dormitorio de un hotel en el polo turístico Playa Cayo Santa María, según reportó el lunes The Sherbrooke Times.

La familia, -dijo el medio-, había viajado a Cuba el pasado 21 de julio para pasar poco más de una semana en la isla, pero tan pronto llegaron las cosas comenzaron a ir mal.

Los turistas dijeron al diario que los equipos de la habitación estaban defectuosos y que la comida en mal estado enfermó a los niños.

Según el testimonio de Karine Ainsley, su familia intentó sin éxito cambiar de hotel.

En la noche del 30 de julio, -explicó-, un empleado del hotel les dice que un fuego se produjo en la habitación que estaba ocupando la familia.

"Nos dijo que habíamos dejado un secador de pelo funcionando. Pero para que la secadora funcione es necesario mantener un botón presionado. Si para, se detiene ", dijo incrédula, Ainsley en entrevista con el medio.

Cuando la mujer corrió a la habitación en estado de pánico, ya el incendio había sido extinguido por los bomberos. Al llegar encontró que en la habitación había quedado espuma y hollín y que todos los objetos personales "estaban dañados".

Incluso dijo que en uno de los baños, el más afectado, no estaban sus cosméticos, ni las joyas, ni sus medicamentos: "¡Todo había desaparecido!", exclamó.

Canadá es uno de los principales emisores de turistas a la isla, y parte del "boom" del turismo que en el 2016 consiguió por primera vez en su historia la cifra récord de 4 millones de turistas.

Aparecieron dos botellas de ron

Ainsley también dijo que aparecieron sobre una mesa dos botellas de ron que no estaban allí cuando ella y su familia saileron para ir a cenar, sugiriendo que personas habían entrado al sitio antes de que comenzara el incendio.

La mujer dijo que a la mañana siguiente contactó con la embajada de Canadá para informarles de la situación.

También Ainsley aseguró al diario que los directivos del hotel, -por su lado-, comenzaron a responsabilizarlos con el incidente y hasta los amenzaron con llevarlos a prisión.

"Hemos tenido el temor de no poder salir del país", dijo suspirando con alivio cuando pudo pisar suelo canadiense.

Además explicó que se vió obligada a firmar un documento que indicaba que todos sus objetos "estaban intactos", lo cual "no era cierto".

Tras el incidente, -y pese a la poca esperanza de ser atendida-, esta familia ha presentado una queja y solicitado una compensación a la su agencia Discount Travel.

El jefe del servicio al cliente de la agencia dijo al periódico que dará curso a la queja con Cayo Santa María y el mayorista CaribeSol, pero advirtió que los resultados deberán esperar el plazo estipulado de entre 8 y 10 semanas.

Los Ainsley dijeron que ya fueron avisados de que pese a "la gravedad" de la queja, es "muy improbable" que la compensación de Travel Discount cubra la totalidad del viaje.

Hasta ahora, -dice el diario-, la familia no ha podido acceder a su seguro de viaje.

El turismo representa el sector más dinámico de la economía cubana y la segunda fuente de ingresos del país detrás de la venta de servicios profesionales al exterior.

Para 2017, las proyecciones de visitantes extranjeros a la isla apuntan a elevar el número hasta 4.2 millones.

A continuación la cronología de los hechos:

► 21 de julio: Karine Ainsley y su familia llegan al hotel Playa Cayo Santa María, Cuba.

► 23 de julio: descontentos con las instalaciones, la Sra. Ainsley se dirige son éxito al mayorista CaribeSol para cambiar de hotel.

► 30 de julio: Un apagón paraliza el hotel a las 11 de la mañana. Por la noche, la habitación de la familia Ainsley se incendia. Las autoridades del hotel responsabiliza a la familia por el fuego.

► 31 de julio: Karen Ainsley firma una declaración para narrar los hechos del día anterior.

► 1 de agosto: El hotel insta a Karine Ainsley a firmar un acta que contiene información falsa sobre los eventos. Ainsley firma contra su voluntad.

► Al regreso: La familia Ainsley presenta una queja a su agencia de viajes Travel Travel, la cual asegura que hará un seguimiento con el mayorista CaribeSol y el hotel.

(Escrito por Rosa T. Valdés, con reporte de The Sherbrooke Times)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG