Enlaces de accesibilidad

Sin efectivo, Cuba se aprieta el cinturón en las importaciones


Banco Central de Cuba.

Después de los $100.000 las importaciones de las empresas estatales cubanas deberán ser ahora aprobadas con una carta de crédito por el Banco Central.

Apremiada por la falta de liquidez y el nuevo crecimiento de su deuda comercial, Cuba ha impuesto más restricciones a las importaciones de sus empresas estatales (únicas autorizadas a importar en el país), al ordenarles obtener una carta de crédito del Banco Central para cualquier compra superior a los $100,000 dólares.

La agencia Reuters reporta que la resolución 19/2018 del Banco Central, que entró en vigencia este mes, precisa que la medida está dirigida a garantizar que las empresas dispongan de los recursos para cumplir con sus obligaciones en el exterior, y así evitar que "la deuda externa siga creciendo".

El gobierno de Cuba suele regular la demanda de importaciones por medio del acceso a crédito y divisas, entre otros mecanismos.

Un banquero de un país occidental con amplia experiencia de trabajo con Cuba dijo a Reuters que la medida conducirá a una caída a corto plazo en las importaciones y a una más lenta contratación de suministros.

El banquero, que pidió el anonimato, dijo que también podría resultar en el cierre de empresas no esenciales ni rentables.

"Otros países latinoamericanos han adoptado medidas similares; por ejemplo, Argentina. Pero esas eran economías de mercado no dominadas por el Estado", señaló la fuente.

Además del embargo estadounidense, Cuba ha resentido la implosión de la economía y la industria petrolera de su aliado Venezuela, así como precios a la baja de sus exportaciones básicas y una menguante producción nacional, después de dictar en 2016 a sus empresas estatales medidas de ahorro en el uso de la electricidad y las asignaciones de combustible y otros insumos.

Las exportaciones cubanas de bienes y servicios cayeron de $17.800 millones en 2014 a $13.600 millones en 2016, mientras que las importaciones disminuyeron en el período de $13.900 millones a $10.300 millones, según el gobierno.

El ultimo informe de Cuba sobre su deuda, emitido en 2014, la cifraba en $18.900 millones.

Desde entonces, el gobierno de Raúl Castro ha reestructurado gran parte de su deuda oficial, pero según diplomáticos y empresarios extranjeros, las empresas estatales de la isla están atrasadas en los pagos de más de 1.000 millones de dólares a sus proveedores.

La resolución del Banco Central advierte que las autoridades tienen que "ejercer un control adecuado" sobre la deuda. Para obtener una carta de crédito, las empresas deben demostrar que "han adoptado medidas para asegurar que puedan cumplir con sus obligaciones en el momento de pagar", agrega.

El economista Pavel Vidal, un exespecialista del Banco Central cubano en asuntos monetarios, dijo a Reuters que los bancos estatales ahora funcionarán como un filtro adicional para asegurar que las empresas del Estado sean rentables y puedan amortizar sus importaciones.

"Se han dado cuenta de que el Gobierno puede renegociar la deuda externa, pero si las empresas estatales no manejan bien sus finanzas, pues volvemos al mismo punto de siempre", explicó Vidal, actualmente profesor de la Universidad Javeriana en Cali, Colombia.

Cuba, recordó el experto, ha experimentado similares problemas con sus pagos internacionales en cada década desde 1980.

(Con información de Reuters)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG