Enlaces de accesibilidad

Murillo ve "más errores que virtudes" en la ejecución de reformas de Raúl Castro


Raúl Castro conversa con Marino Murillo.

El "Zar de las Reformas" mencionó insuficiente capacitación y fallas en la selección de los cuadros a la hora de aplicar las directrices económicas trazadas por el Partido Comunista para "actualizar" el socialismo.

El vicepresidente Marino Murillo reconoció este viernes que la aplicación de las reformas económicas emprendidas en Cuba bajo el mandato de Raúl Castro ha generado "más errores que virtudes" y un "distanciamiento" entre los objetivos iniciales y la práctica.

Durante un seminario ante directivos de la salud, Murillo, conocido como el "zar de las reformas", señaló que la "insuficiente capacitación" de los recursos humanos limita el cumplimiento de políticas nacionales asociadas a la actualización del socialismo.

Murillo fue ministro de Economía de 2014 a 2016 y actualmente dirige la Comisión Permanente para la implementación de la nueva política económica, encargada entre otras cosas de definir la conceptualización del nuevo modelo socialista cubano.

Señaló que en el área de la capacitación hubo “fallas” en los contenidos y en la selección de los participantes y resaltó la importancia de llevar a cabo nuevos seminarios para dar a conocer las nuevas normas jurídicas del sistema empresarial.

Desde la aprobación de las primeras reformas en 2010, el Gobierno cubano ha aplicado 100 de más de 300 lineamientos, como se denominan en la isla las directrices económicas trazadas por el Partido Comunista, lo que siempre ha ido acompañado de entrenamiento y formación de los cuadros intermedios encargados de llevarlas a cabo, indicó Murillo. "Pero la calidad no ha sido buena", admitió.

En un reciente análisis de la economía cubana bajo Castro el economista estadounidense Richard E. Feinberg señaló que los cuadros medios e inferiores de dirección en la isla no están acostumbrados ni capacitados para tomar iniciativas ni esperan ser premiados por ello, de modo que casi todas las decisiones se toman en la cúpula.

Actualización coja

Murillo había confirmado en diciembre, durante la sesión de la Asamblea Nacional los preparativos para imponer nuevas regulaciones al trabajo por cuenta propia, uno de los dos pilares fundamentales de las reformas para "actualizar" el socialismo cubano junto con las nuevas facilidades para la inversión extranjera.

El jueves la agencia Reuters dio a conocer parte del presunto contenido del nuevo conjunto de medidas citando un borrador al que tuvo acceso. Entre otras restricciones, reduciría a una el número de licencias por familia para operar restaurantes, cafeterías y bares.

Los autónomos superan ya el medio millón de personas, pero en agosto de 2017, el gobierno cubano eliminó varias actividades autorizadas y congeló la concesión de nuevas licencias para las categorías más demandadas (por su conexión con el turismo), como alquiler de habitaciones y operación de restaurantes, alegando que había que corregir irregularidades. Desde entonces el sector privado ha estado a la espera de nuevas normativas que se teme serán más restrictivas.

Acerca del esperado fin de la doble moneda, el encargado de supervisar las reformas consideró que el futuro sistema cambiario creará un entorno más favorable para las empresas estatales, aunque receló de que redunde en una mayor autonomía y distanciamiento de estas del Estado y su control.

En su discurso de cierre del último pleno del Parlamento en diciembre de 2017, Raúl Castro subrayó que la unificación monetaria y cambiaria "no puede dilatarse por más tiempo" y se trata del "proceso más determinante" para avanzar en las reformas impulsadas durante su mandato.

En Cuba circulan el peso cubano (CUP) como moneda nacional y el peso convertible en divisa (CUC, equivalente al dólar y a 24 CUP), una dualidad monetaria que persiste desde la década de los noventa y que ha generado graves distorsiones en la contabilidad empresarial y macroeconómica, además de dos niveles de vida entre la población.

La mayor parte de los cubanos cobra y paga servicios básicos con la moneda nacional CUP. El salario medio es de 740 CUP mensuales, unos 29,6 dólares o pesos convertibles CUC,según publicó a finales de junio de 2017 la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

El cronograma para aplicar la unificación fue anunciado desde 2013. Congresistas estadounidenses que visitaron La Habana esta semana y se reunieron con Castro dicen que les aseguraron que el cambio tendrá lugar este año.

(Con información de EFE y Martí Noticias)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG