Enlaces de accesibilidad

Exportaciones chinas a Cuba se derrumban en 2017 por "problemas de pago"


China figuró como el principal socio comercial de Cuba en términos de bienes en 2016, seguido por Venezuela.

Las exportaciones chinas a Cuba se derrumbaron este año, en una nueva señal del empeoramiento en la situación financiera de la isla de Gobierno comunista, que comenzó en 2015 con la crisis económica en Venezuela, su principal socio comercial.

Las exportaciones del gigante asiático a la isla cayeron un 29.8 por ciento, a 1.000 millones de dólares, desde enero a octubre, frente al mismo periodo del año pasado, de acuerdo a cifras oficiales chinas.

Los envíos desde el gigante asiático tocaron un récord de 1.900 millones de dólares en 2015, casi un 60 por ciento por encima del promedio anual de la década pasada. El año pasado cayeron a 1.800 millones de dólares.

La oficina comercial de China en La Habana dijo que la caída se debía a los problemas de pago de Cuba. El gigante asiático figuró como el principal socio comercial de Cuba en términos de bienes en 2016, seguido por Venezuela.

La crisis económica en Venezuela, menores ingresos por materias primas y exportaciones relacionadas, la destrucción provocada por el huracán Irma y el endurecimiento de las restricciones a los negocios y viajes por parte del Gobierno de Donald Trump, han dejado a Cuba sin efectivo para pagar a sus proveedores y socios de inversión.

Diplomáticos y hombres de negocios occidentales estiman que los bancos estatales cubanos, que deben pagar a los proveedores, han acumulado desde 2015 atrasos estimados entre $ 800 millones y más de $ 1.000 millones.

"Las exportaciones de China a Cuba atraviesan tiempos difíciles y para muchos empresarios la presión continúa debido a las dificultades económicas que atraviesa esta nación caribeña", dijo Hong Xiao, consejero económico y comercial de la embajada de China, a representantes de empresas de su país que asistieron a la Feria Internacional de La Habana el mes pasado, según la agencia de noticias Xinhua.

La economía de la isla depende de las importaciones para impulsar la actividad económica, por lo que una caída en las exportaciones chinas no es un buen augurio. El comercio de bienes de Cuba el año pasado fue de 12.600 millones de dólares, comparado con 15.000 millones en 2015. Más del 80 por ciento correspondió a importaciones.

El país asiático envía a Cuba desde maquinaria y equipos de transporte hasta materias primas, productos químicos y alimentos.

"La caída de las importaciones desde China es un patrón más o menos generalizado y en parte refleja los esfuerzos del gobierno para equilibrar los ingresos y pagar la deuda", dijo a Reuters el economista cubano Pavel Vidal, ex empleado del Banco Central de la isla y ahora profesor en Colombia de la Universidad Javeriana, filial de Cali.

"Eso significa menos bienes de consumo y suministros para el sector productivo, lo que afecta el crecimiento", dijo Vidal, quien espera un crecimiento mínimo o nulo este año en Cuba a pesar del aumento del gasto público y la inversión extranjera.

El gobierno cubano había estimado para este año un crecimiento de 2% en el PIB, después de una contracción de -0,9 % en 2016

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG