Enlaces de accesibilidad

Panamá y Cuba preparan convenio sobre migración


Un grupo de migrantes cubanos en Panamá recibe ayuda de la Iglesia Católica. (Foto cortesía Ricardo Quintana)

Es el resultado más concreto de la tercera ronda de conversaciones migratorias entre Cuba y Panamá, que concluyó este miércoles en La Habana.

Cuba y Panamá iniciaron la negociación de un Convenio en Materia Migratoria en momentos en que unos 300 cubanos están bloqueados en el país centroamericano en su intento de llegar a Estados Unidos, informó este miércoles la Cancillería local.

El convenio que prepararon durante la III Ronda de Conversaciones Migratorias celebrada en La Habana el pasado 27 y 28 de septiembre, comprende "el control migratorio, el combate contra el tráfico de migrantes y la trata de personas", así como "el tratamiento adecuado y de respeto a los derechos humanos de los migrantes".

La reunión estuvo presidida por Ulises Arranz Fernández, Subdirector de la Dirección de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y el Sr. Javier Carrillo Silvestri, Director General del Servicio Nacional de Migración del Ministerio de Seguridad Pública de Panamá.

Ambas delegaciones evaluaron el comportamiento del flujo migratorio entre Cuba y Panamá, así como el estado de implementación de los Acuerdos sobre intercambio de Alertas Migratorias e Información de Seguridad suscritos por las autoridades migratorias de ambos países.

Los dos países reafirmaron la voluntad y el compromiso de sus respectivos gobiernos de realizar acciones conjuntas en aras de garantizar un flujo migratorio, regular, ordenado y seguro entre ambas naciones.

La parte cubana insistió en la eliminación de la Ley de Ajuste Cubano, la política de pies secos-pies mojados, y el Programa de Parole para profesionales médicos cubanos.

Este mes Panamá abordó el tema de los migrantes cubanos en una reunión con autoridades estadounidenses.

El ministro panameño de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt discutió con el secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Jeh Johnson, la migración ilegal de cubanos y de extracontinentales, la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

La llegada de migrantes irregulares a Panamá no se ha detenido durante todo el año, y se estima que semanalmente llegan a la provincia de Darién, provenientes de Colombia, entre 150 y 300 de estas personas.

Hasta el pasado mes de agosto, las autoridades de Migración de Panamá habían reportado la entrada ilegal al país de unos 9.000 migrantes por Darién.

Panamá estuvo entre los nueve países firmantes de una carta dirigida al secretario de Estado, John Kerry, que expresaba preocupación por la Ley de Ajuste Cubano, que desde 1966 privilegia con permisos de residencia y trabajo a los cubanos que llegan a Estados Unidos.

La misiva recomienda a Washington "analizar y revisar las políticas y normativas" estadounidenses que llevan a que cubanos expongan sus vidas al intentar llegar a territorio norteamericano.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG