Enlaces de accesibilidad

EEUU inicia conversaciones migratorias en La Habana; cubanos abarrotan iglesia en Panamá


Un grupo de migrantes cubanos en Panamá recibe ayuda de la Iglesia Católica. (Foto cortesía Ricardo Quintana)

Desde esa fecha han recibido a 215 cubanos a los cuales les brindan desayuno, almuerzo y cena gracias a las donaciones de alimento seco de la propia comunidad de Santa Ana.

Mientras el Departamento de Estado anuncia que tratará hoy en La Habana el tema migratorio con las autoridades de la isla, sucede que desde hace 15 días más de 200 migrantes cubanos han pasado por la Parroquia de Santa Ana, en Panamá, donde permanecen y reciben alimentos mientras se les da paso hacia su destino final en Estados Unidos.

Las delegaciones de los dos países mantendrán este miércoles 7 en La Habana su segundo encuentro técnico sobre el tema migratorio, después de la cita inicial que celebraron en febrero pasado en Miami.

"La coordinación y la cooperación sobre el tráfico de personas y el fraude migratorio ha sido uno de los varios temas importantes que se han discutido como parte del diálogo sobre aplicación de la ley entre Estados Unidos y Cuba", indicó el Departamento de Estado.

Más sobre la crisis migratoria cubana

El denominado cuarto éxodo ha estado marcado por grandes desplazamientos a través del continente americano hasta llegar a EEUU. La más reciente crisis migratoria ha generado conflictos en diferentes países de la región y un verdadero drama para muchos cubanos.

Mientras, en Panamá, el párroco de Santa Ana, Luis Núñez ayuda a cientos de cubanos con el apoyo de Cáritas.

Comenzaron a juntarse allí el 23 de agosto y desde entonces les han dado desayuno, almuerzo y cena, gracias a las donaciones de alimento de la propia comunidad de Santa Ana y de algunas otras parroquias de comunidades cercanas.

A parte de estos migrantes en la iglesia se les da alimento a unas 350 personas que llegan a diario.

Pero de los 215 migrantes a la fecha solo 120 permanecen en este albergue de la iglesia Católica y no porque hayan logrado salir del país sino porque 95 de estos isleños fueron distribuidos en las parroquias de San Miguelito y Chilibre.

La llegada de migrantes irregulares a Panamá no se ha detenido durante todo el año, y se estima que semanalmente llegan a la provincia de Darién, provenientes de Colombia, entre 150 y 300 de estas personas.

Hasta el pasado mes de agosto, las autoridades de Migración de Panamá habían reportado la entrada ilegal al país de unos 9.000 migrantes por Darién.

Muchos de estos migrantes, cuenta el párroco, han llegado con los pies hinchados, yagas y fiebre producto de la peligrosa travesía por las selvas de la frontera con Colombia.

El presidente Juan Carlos Varela, anunció que se reuniría con las autoridades colombianas y costarricenses para dialogar y hallar una solución a la situación migratoria que enfrentan por el paso de los cubanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG