Enlaces de accesibilidad

OCDH pide garantías a Unión Europea en diálogo con Cuba


Arrestos 3 de julio domingo 60 de represion Foto Angel Moya

El Observatorio solicita que la UE condicione la colaboración económica y financiera a la muestra de avances por parte del gobierno cubano “en materia de derechos humanos y libertades económicas”.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) pidió este martes en una misiva a los integrantes del Parlamento Europeo que el acuerdo bilateral a firmarse próximamente entre Cuba y la Unión Europea ofrezca garantías en materia de Derechos Humanos.

La carta, dirigida a más de seiscientos eurodiputados, contiene propuestas concretas relacionadas con la defensa de los derechos humanos, la democracia y el reconocimiento de la sociedad civil independiente, además de recomendaciones técnicas “que buscan que el acuerdo no sea papel mojado”, señala la OCDH en una nota de prensa.

La ODCH solicita que el acuerdo “establezca una entrada en vigor escalonada de los distintos ámbitos de cooperación”, y que condicione la colaboración económica y financiera a la muestra de avances por parte del gobierno cubano “en materia de derechos humanos y libertades económicas”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

También piden que el acuerdo establezca “un mecanismo permanente al que los ciudadanos o las agrupaciones puedan acudir directamente (sin necesidad de agotar la parcializada instancia nacional) para presentar sus denuncias sobre violaciones de derechos humanos y de los principios democráticos”.

“Esta vez no podemos conformarnos con meras declaraciones generales sobre derechos humanos de parte de la Unión Europea; es por ello que estamos proponiendo acciones y mecanismo concretos. Los principios deben ir acompañados de garantías”, dijo Alejandro González Raga, Director Ejecutivo del OCDH.

A continuación, el texto completo de la misiva:

Madrid, 13 de septiembre del 2016Parlamento Europeo
Allée du Printemps, 67000 Estrasburgo Francia.

Distinguidos señores Eurodiputados.
Señorías:

En breve el Parlamento Europeo tendrá la oportunidad de discutir si modifica o no el marco de relaciones entre Unión Europea (UE) y Cuba, al establecerse el debate sobre la aprobación del acuerdo bilateral.Sabemos que es prerrogativa del Parlamento considerar y decidir sobre los acuerdos bilaterales negociados entre la UE y terceros países, como es el caso de Cuba. Esta es la razón que motiva la propuesta.Dado que no hemos tenido acceso a los extremos plasmados en el documento producto de la negociación, enviamos una relación de aspectos, de fondo y de procedimientos, que consideramos deben estar presente en un acuerdo que redunde en beneficio directo de los ciudadanos cubanos:

1. (Derechos Humanos y Democracia) El acuerdo deberá contemplar como uno de sus elementos esenciales el respeto a los principios democráticos y a los derechos humanos fundamentales.

2. (Proscripción de la discriminación por razones políticas) El acuerdo debe proscribir cualquier sanción penal, administrativa o de cualquier índole que castigue a cualquier ciudadano por su participación cívica o por el ejercicio de sus derechos humanos. Y en consecuencia, deberá exigir la inmediata libertad de todos los presos políticos y el cese de la violencia policial.

3. (Cronograma de ratificación de los Pactos) El acuerdo deberá contener un cronograma concreto para la ratificación por parte del estado cubano de los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

4. (Inclusión a la sociedad civil en el diálogo político) El acuerdo deberá establecer mecanismos de diálogo político que incluya a la sociedad civil cubana, democrática e independiente.

5. (Mecanismo alternativo de denuncias ciudadanas) Que se establezca un mecanismo permanente al que los ciudadanos o las agrupaciones puedan acudir directamente, sin necesidad de agotar la parcializada instancia nacional, para presentar sus denuncias sobre violaciones de derechos humanos y a los principios democráticos.

6. (Normativa laboral internacional) El acuerdo deberá obligar a las partes a cumplir con la normativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y proscribir toda forma de explotación laboral, de manera especial la confiscación salarial, que es una práctica generalizada y sistemática del Estado cubano, por ejemplo, en el ámbito de la inversión extranjera.

7. (Responsabilidad de las empresas) El acuerdo deberá promover que las empresas europeas que operan en Cuba apliquen los mismos estándares laborales y éticos exigidos en sus países de origen, especialmente a aquella que reciben créditos o cualquier ayuda financiera de origen público.

8. (Libertad para entrar y salir de su país) El acuerdo deberá demandar el cese de la discrecionalidad del gobierno Cubano en los permisos de entrada y salida del país de los propios ciudadanos cubanos.

En el plano procedimental del propio acuerdo consideramos lo siguiente:

9. (Entrada en vigor escalonada y condicionada) El acuerdo deberá contener una disposición transitoria que establezca una entrada en vigor escalonada de los distintos ámbitos de cooperación, que difiera la colaboración económica y financiera hasta que se demuestren avances del gobierno cubano en materia de derechos humanos y libertades económicas.

10. (Suspensión o rescisión del Acuerdo por incumplimiento de la Cláusula Democrática) El acuerdo deberá incluir una cláusula democrática que establezca las circunstancias y procedimientos que la suspensión y/o denuncia del acuerdo en caso de violaciones graves o sistemáticas de los derechos humanos.

Señorías,

En el Observatorio Cubano de Derechos Humanos estamos convencidos de que las condiciones que hoy existen en la República de Cuba serían inaceptables en cualquier país de la UE. Por esta razón también estamos convencidos de que no tendrán reparos en incluir estas premisas en el pliego del acuerdo, dado que son de esencia puramente democrática.

Oswaldo Payá Sardiñas, en la ceremonia de entrega del Premio Sajarov 2002 ante el Parlamento Europeo, decía: “No se puede justificar esta realidad afirmando que el pueblo cubano escogió libremente este sistema. Ustedes saben que ningún pueblo de los representados en este Parlamento, ni ningún pueblo en el mundo, renunciaría jamás al ejercicio de sus derechos fundamentales… Porque tampoco ningún pueblo ejerce su voto libremente para optar por la pobreza y la desigualdad que reduzca a las multitudes a una situación de desventaja y marginación”.

Estas palabras cobran toda su vigencia hoy que el Parlamento Europeo decide si toma partido por el derecho de los cubanos, en un ejercicio de coherencia política, o si contribuye al sostenimiento de un régimen que continúa sin dar muestras de su voluntad de cambio.

Cordialmente,

Observatorio Cubano de Derechos Humanos
Alejandro González Raga
Director Ejecutivo
C/ Alberche 114 bajo 3 Madrid 28006
www.observacuba.org

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG