Enlaces de accesibilidad

DeLaurentis: Cuba y EEUU hablarán sobre Derechos Humanos este año


Jeffrey DeLaurentis, jefe de la Embajada de EEUU en La Habana.

Una esperada reunión para tratar el tema más espinoso del diálogo bilateral tendrá lugar en La Habana antes que finalice el 2016, aseguró el jefe de la embajada de EEUU en La Habana a la revista Temas.

Cuba y Estados Unidos tienen las diferencias más significativas en el área de los derechos humanos, en las reclamaciones por las nacionalizaciones de propiedades estadounidenses, y sobre el retorno de los fugitivos de la justicia norteamericana, dijo el jefe de la Embajada estadounidense en La Habana Jeffrey DeLaurentis a la revista Temas.

Preguntado sobre si preveía algún avance en cualquiera de esas esferas antes de que culmine el gobierno del presidente Barack Obama, DeLaurentis respondió que esperan "sostener un diálogo sobre derechos humanos aquí en La Habana, con toda seguridad antes de fines de año".

El diplomático explicó que por el momento las partes acuerdan "fechas, modalidades, agendas y cosas por el estilo" sobre la reunión.

La página de Facebook de la embajada de EEUU en La Habana destaca la entrevista a Jeffrey DeLaurentis.
La página de Facebook de la embajada de EEUU en La Habana destaca la entrevista a Jeffrey DeLaurentis.

Sobre el éxodo de cubanos, el diplomático estadounidense afirmó que Washington está comprometido con la migración legal y ordenada y "estamos obviamente muy preocupados por las personas que se lanzan al mar en un intento por llegar a EEUU".

DeLaurentis dijo que "la Ley de Ajuste Cubano sigue siendo una ley norteamericana en vigor, y la política de pies secos/pies mojados se mantiene como nuestra política", aunque aclaró que la rama ejecutiva tiene la capacidad para eliminar esa política. "Así lo entiendo yo", recalcó.

También recordó que en julio, Cuba y EEUU sostuvieron otra ronda de conversaciones migratorias en las que se discutió la migración ilegal a través de la ruta Centroamérica-México, entre otros aspectos.

"Existen varios programas aquí (embajada estadounidense en La Habana) según los cuales las personas pueden solicitar la emigración legal. Seguimos esperanzados en que esta situación mejore y también desestimule a la gente para involucrarse en algo así", señaló.

El funcionario mencionó que 500.000 estadounidenses visitaron Cuba en 2015, y que "el contacto pueblo a pueblo está alcanzando el nivel de una actividad que contribuye a que ambas sociedades comiencen a interactuar de manera amplia y abarcadora por largo tiempo".

DeLaurentis dijo también a la revista Temas que los cubanos tienen mucho más en común con los norteamericanos que con otros latinoamericanos, y que basado en lo que él vio el 17 de diciembre de 2014, "la mayoría de las personas desean que EEUU y Cuba tengan relaciones normales".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG