Enlaces de accesibilidad

CNN: Diplomáticos de EEUU fueron atacados múltiples veces en Cuba


Trabajadores realizan labores de limpieza fuera de la embajada de Estados Unidos en La Habana.

Hubo cerca de 50 ataques, dijo un funcionario a la cadena CNN. Los incidentes han desafiado la evaluación por parte del Gobierno de EEUU de que Cuba es un país seguro para sus diplomáticos.

Algunos de los 21 diplomáticos estadounidenses que han sido afectados por misteriosos ataques acústicos en Cuba fueron atacados múltiples veces, informó a CNN a un alto funcionario estadounidense.

Hubo casi 50 ataques en total, dijo el funcionario.

Los incidentes han desafiado la evaluación por parte del Gobierno de Estados Unidos de que Cuba es un país seguro para los diplomáticos estadounidenses y sus familias, y amenaza el futuro de la recién reabierta embajada estadounidense en la isla, advierte el reporte.

"A pesar de los supermercados a menudo vacíos, del espionaje evidente y de las relaciones antagónicas con el gobierno comunista, Cuba durante años ofreció a los diplomáticos estadounidenses un raro y aparente beneficio: era segura", señala CNN.

A diferencia de muchos otros países, en Cuba, los empleados de la Embajada de los Estados Unidos no tenían que preocuparse mucho por los ataques terroristas, los secuestros o incluso los delitos menores. El control estricto del Gobierno comunista cubano sobre la población de la isla hizo de La Habana y ciudades de la isla lugares seguros, sobre todo para extranjeros o personal diplomático de alto interés para las autoridades.

Los diplomáticos podrían sufrir acoso a manos del poderoso aparato de Seguridad del Estado, pero había líneas establecidas que presuntamente ninguno de los adversarios de la Guerra Fría cruzaría.

Pero a principios de este año, los diplomáticos estadounidenses que se dirigían a la isla para comenzar sus funciones fueron advertidos en silencio de que podrían enfrentar una misteriosa amenaza que estaba causando que los funcionarios del Servicio Exterior estadounidense enfermen, algunos con síntomas duraderos.

Los investigadores no han determinado la causa de los incidentes, pero funcionarios estadounidenses dijeron a CNN que están convencidos de que alguien ha atacado a diplomáticos estadounidenses en La Habana con un sofisticado dispositivo nunca antes desplegado, al menos no contra el personal estadounidense.

Los diplomáticos canadienses han sufrido problemas de salud similares, según funcionarios estadounidenses y canadienses.

En las Naciones Unidas el viernes, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, negó que Cuba estuviera involucrada en ataques a diplomáticos, y dijo que Estados Unidos estaba politizando los incidentes.

Pero siete meses después de las quejas y garantías del general Raúl Castro de que los incidentes serían investigados, funcionarios estadounidenses se sienten frustrados por la falta de progreso.

A raíz de los incidentes, EEUU ha advertido que tomará medidas para contrarrestar los ataques. Las opciones van desde el cierre de la sede diplomática hasta el envío de familias y empleados no esenciales de regreso a Estados Unidos, o un encofrado completo de la embajada, dijeron a CNN tres altos funcionarios estadounidenses.

"Tenemos que considerarlo, pensamos que habíamos controlado esto, y luego los dos casos en agosto tuvieron lugar", dijo un alto funcionario estadounidense. "Nuestro personal está en riesgo, así que tenemos que considerar los próximos pasos, porque tenemos que proteger a nuestra gente".

Un cierre parcial o total de la embajada en La Habana sería un devastador revés para las relaciones entre Estados Unidos y Cuba en un momento crucial, cuando Castro presuntamente se prepara para dejar el poder, en febrero de 2018, y Washington necesita ojos y oídos en el terreno, apunta CNN.

El reporte recuerda que los lazos entre los países fueron cortados en 1961, poco después de que Fidel Castro asumiera el poder. A medida que la confrontación entre las dos naciones se alzaba, los diplomáticos estadounidenses bajaron la bandera estadounidense en la embajada y abordaron un ferry para navegar a través del estrecho de la Florida.

En 1977, Estados Unidos y Cuba dieron el primer paso hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, abriendo secciones de intereses en las respectivas capitales.

Apenas se les dio la bienvenida, Fidel Castro llamó a la sección de intereses "un nido de espías" y dirigió frecuentes manifestaciones frente al edificio.

Castro también vigilaba de cerca a los estadounidenses.

"La vigilancia fue bastante constante", dijo Vicki Huddleston, quien dirigió la sección de intereses de 1999 a 2002. "El oficial de seguridad solía decir que ni siquiera buscamos dispositivos de escucha en la residencia porque los cubanos simplemente los reemplazarían".

En 2015, después de que el presidente Barack Obama anunciara un deshielo en las relaciones, los dos países restablecieron relaciones diplomáticas plenas y reabrieron embajadas.

La relación de normalización condujo a servicios de vuelo restaurados y a mayores intercambios entre los dos países.

Pero en noviembre, después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y aún bajo Obama, los diplomáticos estadounidenses comenzaron a experimentar una serie de síntomas producto de los misteriosos ataques acústicos, cuyas causas y origen aún se desconocen.

(Redactado por Armando de Armas, con información de CNN)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG