Enlaces de accesibilidad

Daily Mail: Evidencias indican que Cuba lanzó un arma de ciencia -ficción contra EEUU


Efecto de las armas acústicas (video Caltech)

El escándalo de los diplomáticos estadounidenses que enfermaron en La Habana está amenazando con descarrilar la histórica reanudación de relaciones entre los dos antiguos enemigos, advierte el más leído de los tabloides británicos. ¿Qué desconcierta a los expertos?

El popular tabloide británico Daily Mail dice acerca del enigma de los diplomáticos estadounidenses que han sufrido extraños problemas de salud en Cuba que el escándalo está amenazando con descarrilar la histórica reanudación de relaciones en 2015 entre los dos antiguos enemigos

El corresponsal del Mail en Nueva York, Tom Leonard, resalta que, meses después de que se iniciaran los síntomas, algunas de las víctimas aún tienen que esforzarse para concentrarse o recordar palabras comunes, una evidencia de lesiones crónicas que ha endurecido la posición de Washington.

Las repercusiones, agrega, se están sintiendo a modo de ondas de choque diplomáticas que atraviesan el Caribe en dirección al Estado comunista.

"Aunque Washington no está señalando a un posible culpable, sí cree que sus funcionarios han sido víctimas de un arma acústica secreta, y lo está tomando tan en serio que el fin de semana el secretario de Estado Tillerson reveló que la administración Trump está considerando cerrar su embajada en La Habana".

El problema para los norteamericanos, apunta el Mail, es que ─como en una película de ciencia-ficción en la que un arma extraterrestre supera los conocimientos de la humanidad─ científicos, médicos y expertos en inteligencia continúan totalmente desconcertados.

Recuenta el tabloide londinense que la mayoría de los diplomáticos fueron afectados en sus domicilios, los que son proporcionados por el gobierno cubano. Pero al menos un incidente ocurrió en una planta superior del Hotel Capri, un histórico edificio alto, popular entre los turistas, donde vivían dos empleados de la Embajada.

“Nadie más en el hotel presentó una queja similar. Si es que existe un arma, es apuntada de manera tan específica que afecta sólo a ciertas partes de ciertas habitaciones”.

Añade el Mail que colegas del diplomático hospedado en el Hotel Capri experimentaron un efecto similar: despertarse con un zumbido en los oídos que les llevaba en un acto reflejo a apagar la alarma de sus relojes, y luego, al levantarse, descubrir que el timbre cesaba tan pronto se alejaban de sus camas.

La publicación describe el asunto como el caso probablemente más estrambótico de hostilidades en las sombras, al estilo de la Guerra Fría, desde que el disidente búlgaro Georgui Markov fue asesinado en una callle de Londres en 1978 con la punta envenenada de un paraguas.

¿Qué desconcierta a los expertos?

La sección tecnológica del conglomerado mediático Mashable apunta que audiólogos consultados dudan que exista un arma sonora capaz de provocar las lesiones referidas por los diplomáticos, por no mencionar la improbabilidad de ocultarla lo suficiente para que pasara inadvertida.

Las sospechas de los investigadores recayeron sobre las armas que pudieran utilizar infrasonido o ultrasonido.

Explica el reportaje que el infrasonido se caracteriza por ondas sonoras largas, a frecuencias inferiores a las que los seres humanos pueden oír, en una especie de "ausencia de sonido". También se sabe que causa náuseas y mareos en las personas que viven cerca de turbinas eólicas, de acuerdo con Colleen Le Prell, profesora de ciencias de la audición en la Universidad de Texas, filial de Dallas.

"El problema es que los infrasonidos son muy, muy difusos, y por tanto no son algo que realmente se pueda apuntar a un edificio en particular o localizar en una embajada específica", dice la especialista. Aunque los infrasonidos pueden viajar por un tiempo y atraviesan las paredes con facilidad, sus ondas sonoras se dispersan a lo largo y ancho, explica.

En cambio el ultrasonido, que se caracteriza por ondas cortas y frecuencias demasiado altas para ser captadas por nosotros, puede destruir tejidos humanos. Pero Le Prell advierte que tal arma tendría que estar justo al lado de su objetivo, porque las ondas ultrasónicas no pueden atravesar barreras como lo hacen las del infrasonido.

Mashables Tech señala que si bien investigadores científicos y militares han explorado ocasionalmente el ultrasonido e infrasonido para explotarlos como armas, nunca han llegado a resultados prácticos viables, de modo de que si lo que se ha empleado en los ataques en Cuba resultara ser.un arma sonora, estaríamos ante un fenómeno nuevo.

(A la ciencia ficción también se le ha llamado ciencia-anticipación, porque suele preludiar descubrimientos y avances científicos posteriores de la raza humana. Y no pocos se derivan del afán de destruir).

(Reseñado del Daily Mail y Mashable por Rolando Cartaya)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG