Enlaces de accesibilidad

Washington preocupado por sus funcionarios en Cuba en 1ra cita de la era Trump


Banderas de EEUU y Cuba

Durante la VI reunión de la Comisión Bilateral, el martes en Washington D.C., la parte cubana indicó que “por indicación del más alto nivel del gobierno” desean concluir la investigación sobre lo que ha causado a funcionarios estadounidenses en La Habana problemas de salud.

Estados Unidos reiteró el martes a Cuba su profunda preocupación por la seguridad e integridad de la comunidad de la Embajada estadounidense en La Habana, indica una nota de prensa emitida este miércoles por el Departamento de Estado.

Durante la VI reunión de la Comisión Bilateral celebrada en Washington D.C., la delegación norteamericana enfatizó a los enviados de La Habana "la urgente necesidad de identificar la causa de estos incidentes y asegurar que cesen", detalla la información.

La reunión ─dice─ brindó una oportunidad para discutir los incidentes que afectan al personal diplomático en la Embajada de La Habana.

"Las delegaciones examinaron asimismo las prioridades del Gobierno y las áreas de colaboración que contribuyen a los intereses del pueblo estadounidense y cubano, incluidos los derechos humanos; la implementación de los Acuerdos Migratorios; y la protección de la seguridad nacional, la salud pública y la seguridad de los Estados Unidos", asegura la nota del Departamento de Estado.

Desde finales del año pasado, por lo menos 21 miembros de la comunidad diplomática estadounidense en La Habana han presentado síntomas diversos, incluyendo pérdida de la audición y daño cerebral traumático leve, que se presume fueron causados por alguna clase de ataque sónico. El incidente más reciente ocurrió en agosto.

Versión del MINREX

Una nota paralela del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, MINREX, detalla que los representantes cubanos aseguraron a Estados Unidos que “por indicación del más alto nivel del gobierno” tienen “gran interés” en esclarecer los“presuntos incidentes que han afectado a funcionarios estadounidenses en La Habana y a sus familiares”.

Agrega que se comunicó a los norteamericanos que desean concluir la investigación que está en curso, pero que para ello “es esencial la cooperación de las autoridades estadounidenses”.

El encuentro, el primero de la Comisión creada bajo el gobierno de Barack Obama que tiene lugar con emisarios de la administración Trump (la última tuvo lugar en diciembre de 2016), transcurrió en un ambiente matizado por fuertes declaraciones sobre Cuba del mandatario estadounidense en la misma fecha ante la Asamblea General de la ONU.

La nota de la cancillería cubana, única emitida hasta ahora por los participantes sobre la reunión, afirma que “Cuba cumple rigurosamente sus obligaciones en lo que se refiere a la protección de los diplomáticos, que jamás ha perpetrado ni perpetrará acciones de esta naturaleza, ni ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con ese propósito”.

Los funcionarios cubanos protestaron por los cambios en la política hacia la isla anunciados por Trump en junio pasado en Miami, así como por las que calificaron de “irrespetuosas e inaceptables” declaraciones del Presidente en Nueva York, donde llamó al gobierno de Cuba “corrupto” y “desestabilizador”.

No obstante, los miembros de la delegación de Cuba reafirmaron “la voluntad de continuar un diálogo respetuoso con el gobierno estadounidense” y su "disposición a implementar activamente los acuerdos bilaterales suscritos en los dos últimos años (...) en áreas de beneficio mutuo como la protección del medio ambiente, aplicación y cumplimiento de la ley, salud, agricultura, hidrografía y geodesia, entre otras”.

Por la parte estadounidense la reunión estuvo presidida por por John Creamer, secretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental, mientras que presidió la delegación de Cuba Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del MINREX.

En julio pasado se informó que Vidal, quien encabezó las conversaciones sobre normalización de relaciones con el gobierno de Obama, había sido juramentada para convertirse en la nueva embajadora de Cuba en Canadá.

(Redactado por Rolando Cartaya con información del Departamento de Estado y el MINREX)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG