Enlaces de accesibilidad

Costa Rica cierra con broche de oro el capítulo de ayuda a los cubanos


Ochenta cubanos vuelan el martes, poniendo fin al plan regional liderado por Costa Rica.

La nación centroamericana protegió a miles de cubanos durante cuatro meses y negoció un trato regional que les permitiera llegar a EEUU y acogerse a la Ley de Ajuste Cubano.

El último grupo de los cubanos varados en Costa Rica salió el martes hacia México. Con ello, el país centroamericano pone fin a la crisis migratoria que llevó a varios Gobiernos a tomar decisiones extraordinarias tras poner en vilo a la región.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que el último grupo de 80 cubanos vuela el martes rumbo a Nuevo Laredo, México, para reanudar su travesía hacia Estados Unidos.

Cuentan con acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, que por décadas ha otorgado beneficios migratorios excepcionales a los nacidos en la isla que llegan a suelo estadounidense.

"Este martes sale del país rumbo a México, el último grupo de 80 cubanos que no contaban con suficientes recursos económicos y que gracias a la solidaridad de organizaciones internacionales hacen realidad su sueño", dijo el sitio oficial de la Presidencia tica.

Costa Rica despide el martes al último grupo de migrantes cubanos varados en territorio tico.
Costa Rica despide el martes al último grupo de migrantes cubanos varados en territorio tico.

El drama que está llegando a su fin comenzó a mediados de noviembre, cuando el Gobierno de Nicaragua cerró las fronteras a los cubanos, provocando así que miles de ellos se fueran concentrando en territorio tico.

Poco antes, la policía de Costa Rica había disuelto una red de coyotes dedicados al tráfico de personas.

El Gobierno de Luis Guillermo Solís fue clave para destrabar por vías diplomáticas una situación que manejó con destreza y que le llevó a desembolsar recursos para documentar, dar albergue, alimentos y atención médica y psicológica a miles de cubanos.

Costarricenses ayudaron a muchos a superar el estrés que les generó la peligrosa travesía en la que algunos fueron abusados, timados, amenazados por coyotes y extorsionados por policías corruptos en países como Colombia.

Costa Rica también vio nacer a niños de varias familias cubanas.

Presidente de Costa Rica despidió el viernes pasado al penúltimo grupo de migrantes cubanos.
Presidente de Costa Rica despidió el viernes pasado al penúltimo grupo de migrantes cubanos.

Durante cuatro meses de operativo, el país otorgó 7.802 visas extraordinarias y la CNE atendió a más de 5.500 cubanos en 44 albergues temporales situados en 15 municipios, informó la Presidencia costarricense en su página web.

Iván Brenes, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), halagó el trabajo conjunto realizado por el Gobierno, empresas privadas, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil y las comunidades.

"Existieron figuras clave en todo el operativo que permitieron que Costa Rica sea hoy un ejemplo a seguir en materia de asistencia humanitaria ante una crisis migratoria para que cientos de cubanos continuaran su camino", dijo Brenes.

A prueba la diplomacia regional

Pero el camino fue empedrado para las autoridades costarricenses, tras asumir el compromiso humanitario de dar amparo a los cubanos y prometerles que no serían deportados a la isla ni a país alguno.

Un intenso trabajo regional y la salida de Costa Rica del SICA debido a lo que su Gobierno catalogó como falta de solidaridad para salir de la crisis, fue parte de la negociación diplomática que consiguió por fin un plan regional que involucró también a México, Guatemala, El Salvador y la aprobación de Estados Unidos.

Ecuador, por su parte, impuso a los cubanos el requisito de visas, una exención que habían utilizado como trampolín para transitar por las fronteras centroamericanas hasta alcanzar algún punto fronterizo estadounidense.

La situación llevó hasta al papa Francisco a exhortar en diciembre pasado a los países implicados a realizar "los esfuerzos necesarios para encontrar una solución" describiendo la situación como un "drama humanitario".

"Mi pensamiento va en estos momentos a los numerosos inmigrantes cubanos que se encuentran en dificultades en Centroamérica, muchos de ellos son víctimas del tráfico de seres humanos", dijo el Papa tras el rezo del Angelus.

Solís logró el 28 de diciembre poner de acuerdo a autoridades de la región y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para ofrecer "un paso seguro, ordenado y documentado" de los migrantes.

Según cifras oficiales del Gobierno tico, unas 3.500 personas siguieron rumbo a Estados Unidos por su cuenta, con coyotes, pese a las advertencias.

El 11 de marzo comenzó el cierre de la operación liderada por Costa Rica para poner fin a la crisis migratoria cubana.
El 11 de marzo comenzó el cierre de la operación liderada por Costa Rica para poner fin a la crisis migratoria cubana.

"Se trató de un esfuerzo sin precedentes en la historia del país para atender tal cantidad de migrantes", afirmó la Presidencia al cerrar este ciclo.

Aún así, la crisis migratoria continúa, con cientos de cubanos que siguen dejando la isla, en parte apremiados y temerosos de que el rápido deshielo entre La Habana y Washington ponga fin a la Ley de Ajuste Cubano.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG