Enlaces de accesibilidad

Trinidad y Tobago convoca a reunión con Cuba por crisis con migrantes


Entre los convocados por las autoridades locales están los diplomáticos cubanos situados en Trinidad y Tobago. Los migrantes cubanos, muchos de ellos opositores, buscan llegar a EEUU, legalizarse en esa nación o reasentarse en otro país.

Autoridades de Trinidad y Tobago convocaron el martes a diplomáticos de Cuba y funcionarios de la ONU basados en ese país, en medio de la crisis causada por el reclamo de un grupo de migrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos o reasentarse en otro país, informó el diario Guardian.

A la reunión están también convocados la policía local y Living Waters, una ONG que apoya en Trinidad y Tobago al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en labores de asistencia a los migrantes.

Martí Noticias reportó la pasada semana que una veintena de opositores cubanos han protestado por más de 50 días frente a la sede de ACNUR en Trinidad y Tobago.

"El Procurador General Faris Al-Rawi ha convocado una reunión para hoy (martes) con la oficina de la ONU, la Embajada de Cuba en Trinidad y Tobago, Living Waters y el Servicio de Policía de Trinidad y Tobago para conocer los hechos relacionados con un grupo de más de 25 disidentes cubanos", informó Guardian.

El medio dijo que funcionarios de la ONU llamaron el lunes a la policía para quejarse porque el grupo "no estaba cumpliendo con ciertas reglas sobre la invasión a la propiedad privada", en referencia a la permanencia de los cubanos en las cercanías del edificio que ocupa el organismo internacional.

Al-Rawi dijo que la reunión convocada para el lunes busca "obtener información completa sobre este tema".

"Inconsistencias han surgido en algunos informes de los medios. Sabemos que Trinidad y Tobago es un punto por el cual este grupo está pasando y quieren llegar a los Estados Unidos. Es una situación muy interesante ", dijo Al-Rawi a Guardian.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX) informó en agosto que ambas naciones negocian desde entonces un Memorando de Entendimiento en materia migratoria.

La primera ronda de conversaciones migratorias celebrada el 28 y 29 de agosto, incluyó una evaluación del flujo migratorio entre Cuba y Trinidad y Tobago y de las regulaciones migratorias vigentes.

Un eventual acuerdo buscaría, -según ha dicho el MINREX-, "regular el flujo migratorio, combatir el tráfico ilegal de migrantes y la trata de personas, así como garantizar "el tratamiento adecuado y de respeto a los derechos humanos de los migrantes".

Entre la ilegalidad y la ilusión

El grupo es parte de unos 1.000 cubanos varados en este país tras el cese de la política estadounidense de 'pies secos/pies mojados', eliminada por Barack Obama en enero y que paró en seco los beneficios migratorios que disfrutaban los cubanos hasta ese momento.

La mayoría salió legalmente de Cuba y todos eligieron Trinidad y Tobago debido a que es uno de los pocos países que no exigen visa a los cubanos. El grupo reclama obtener la condición de "refugiado político".

"Ha sido un desafío, pero es nuestra responsabilidad involucrarnos con ellos y asegurarnos de que, -por ejemplo-, no pongan a los niños en riesgo", dijo Reuben Barbadio, funcionario de la ONU en Trinidad y Tobago a Guardian, que definió el lunes como "un día estresante".

ACNUR tiene el mandato de proteger a los refugiados, las comunidades desplazadas por la fuerza y las personas apátridas, así como ayudar en su repatriación voluntaria, integración local o reasentamiento en un tercer país.

Consultados por Radio Martí, algunos de ellos explicaron detalles del caso.

"Me dijeron que se le iba a buscar una vivienda a los niños (...) pagada por ellos, que la UNICEF había aprobado un fondo para los niños pero que todavía no había sido posible hacer la transferencia y que no contaban de momento con ese fondo", dijo José Lino Asencio a Radio Martí.

"De momento nos van a dar un local para guardar las cosas (pertenencias), los bultos (...) Dicen que podemos seguir con la protesta, que las pertenencias de nosotros tenemos que llevarlas al lugar que nos van a asignar", agregó.

Muchos de ellos alegan que salieron de Cuba huyendo de la represión y se niegan a regresar al país.

"Decidimos vender la casa, venir como turistas aquí huyendo de tanto hostigamiento en Cuba porque éramos opositores al régimen", dijo Lisandra Farray.

(Con reporte de Yolanda Huerga y Guardian)

  • 16x9 Image

    Rosa Tania Valdés

    Rosa Tania Valdés. Periodista, Universidad de La Habana (1997). En Cuba trabajó en Radio Ciudad de La Habana y el telecentro CHTV. Fue corresponsal en La Habana para el servicio en Español de la Agencia Reuters, entre 2005 y 2015. Colabora regularmente con Diario Las Américas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG