Enlaces de accesibilidad

Newsday: Cubanos pugnan por llegar a EEUU, rechazan ayudas en Trinidad y Tobago


El grupo de migrantes cubanos busca obtener asilo en Estados Unidos.

Un grupo de disidentes cubanos varados y viviendo prácticamente en una calle de Trinidad y Tobago ha rechazado la asistencia de vivienda y exige que le otorguen refugio en Estados Unidos, según reportó el diario local Newsday.

El medio explicó que desde el lunes estos migrantes han estado protestando frente a la oficina de las Naciones Unidas en Chancery Lane, Puerto España.

Un grupo de cubanos en Trinidad y Tobago
Un grupo de cubanos en Trinidad y Tobago

Martí Noticias informó recientemente sobre este grupo que vive en las calles junto a sus hijos menores desde hace unos dos meses.

Son parte de unos 1.000 cubanos varados en este país y que tienen la intención de llegar a Estados Unidos.

Pero se han visto trabados debido al cese de la política estadounidense de 'pies secos/pies mojados', eliminada por Barack Obama en enero y que paró en seco los beneficios migratorios que disfrutaban los cubanos hasta ese momento.

Este grupo ha permanecido viviendo en la calle bajo una lona, aseándose en charcos y lavando en un grifo junto a la calle en Puerto España, Trinidad-Tobago, como parte de una protesta ante la sede local del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Lisandra Faray, opositora cubana, toma agua de un grifo junto a la calle para lavar la ropa. Faray y otros 15 cubanos están plantados hace seis semanas ante la sede de la ACNUR en Trinidad -Tobago (America Teve)
Lisandra Faray, opositora cubana, toma agua de un grifo junto a la calle para lavar la ropa. Faray y otros 15 cubanos están plantados hace seis semanas ante la sede de la ACNUR en Trinidad -Tobago (America Teve)

"Desde que llegaron, el grupo ha protestado silenciosamente frente a la oficina de la ONU y sus números finalmente aumentaron a 23, incluidos cinco niños", dijo Newsday.

La coordinadora del Ministerio para Migrantes y Refugiados de la ONG Living Water Foundation, Rochelle Nakhid, dijo al medio que "es poco probable" que el grupo consiga el asilo político en Estados Unidos.

Incluso explicó que estos cubanos desaprovecharon una oportunidad de alojarse en un sitio con capacidad para entre 8 y 10 personas por 500 dólares.

Nakhid dijo a Newsday que "aprovecharon la situación y fueron ruidosos, tuvieron fiestas y fueron irrespetuosos". Dijo además que los conminaron a irse del lugar.

Luego, -dijo la funcionaria-, se hospedaron en una posada donde permanecieron un mes.

Otros ofrecimientos de apartamentos realizados por esta fundación fueron igualmente rechazados por los cubanos.

Entre las razones para rechazar la oferta, -explicó Nakhid-, los cubanos esgrimieron que era "demasiado pequeño y que no querían vivir con personas que no conocían".

Ante otra oferta dijeron que "era demasiado lejos para viajar a la sede de la ONU y protestar todos los días".

"Creen que las continuas protestas ayudarán a que sean reubicados", dijo Nakhid a Newsday.

Historias de dolor

A Trinidad y Tobago los cubanos pueden ingresar sin visa, pero su estancia tiene un límite de 90 días. Una vez que expira ese plazo, el visitante es declarado y tratado como un indocumentado.

El proceso de conseguir el envío a un tercer país es lento y engorroso. Son decenas de miles los emigrantes que llegan a ese país insular, en su mayoría provenientes del Medio Oriente y Venezuela.

Martí Noticias ha reportado en el pasado sobre la situación de los cubanos, muchos de los cuales sobreviven en precarias condiciones mientras esperan una salida.

“Han sido dos años y cinco meses con mucho dolor”, dijo a fines de noviembre Yaquelín Vera Morfa, que permanece en ese país con su madre enferma y tres hijos.

[Con reporte de Newsday y Martí Noticias]

XS
SM
MD
LG