Enlaces de accesibilidad

Migrantes cubanos en Turbo improvisan viviendas con tablas y nylon negro


Tablones de madera, nylon negro, cartones, soga, un puñado de puntillas y mucha creatividad, todo sirve con tal de poner un techo sobre sus cabezas para pasar la noche y gran parte del día.

Con ya 700 migrantes varados en Turbo, Colombia, y más llegando cada día, el almacén en que se refugiaron los primeros no da abasto. Para paliar la precaria situación, los cubanos han comenzado a levantar casuchas con los materiales que tienen a mano.

Tablones de madera, nylon negro, cartones, soga, alambre de púas, un puñado de puntillas y mucha creatividad, todo sirve con tal de poner un techo sobre sus cabezas para pasar la noche y gran parte del día.

Algunas de las construcciones son sencillos ranchos vara en tierra con solo es espacio suficiente para disponer las colchonetas; otras tiene las cuatro paredes levantadas y dentro, improvisados camastros, un sillón viejo o una mesa. A los costados han dispuesto tendederas para colgar las toallas y la ropa lavada.

Entre las casitas, cercanas a la orilla del mar, se mueven pequeños grupos de hombres, cargando tablas de un lado a otro, cortando las tablas que sobran o martillando. Para descansar, algunos se tiran en una hamaca o en la colchoneta y revisan sus teléfonos inteligentes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG