Enlaces de accesibilidad

El papelazo de Cuba en el IV Clásico Mundial de Béisbol

  • Jorge P. Martínez

Holanda apabulló a Cuba en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

"Ahora me pregunto, a dónde se fue ese equipo, porque se puede perder, pero bochornosamente a la pelota le está prohibido": subdirector del periódico Granma

El equipo Cuba abandonó el IV Clásico Mundial de Béisbol en Tokio, Japón, por la puerta de atrás. Perdió bochornosamente 14x1 ante los peloteros que representan a Holanda. Los cubanos solo batearon 5 indiscutibles y cometieron 2 errores. ¡Qué desastre para la pelota nacional!

Tras la aplastante derrota, el periódico Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, a través de su subdirector Oscar Sánchez Serra, escribió:

"Ahora me pregunto, a dónde se fue ese equipo, porque se puede perder, pero bochornosamente a la pelota le está prohibido".

Él, se refería a un comentario previo sobre la derrota cubana ante Japón, donde dijo que "Japón ganó, pero regresó el Cuba que queríamos", debido a que el equipo antillano ofreció fuerte resistencia a la novena nipona en el encuentro anterior.

Señaló que "la batalla de Tokio terminó con un papelón, que le permitió a Holanda anotar en seis de los capítulos del choque (…) no se trata de inestabilidad, sino de falta de nivel para la competencia que enfrenta".

La dirección del periódico estatal agrega que "en un Clásico Mundial no pueden resolverse las grandes deudas de la pelota cubana, desde su campeonato hasta la profesionalidad de quienes tienen que ver con la conducción de este deporte en el país. Cuando hablo de esta cualidad, me refiero a un trabajo en equipo, capaz de revertir el momento actual. Lleva tiempo, pero hay que empezar ya".

Por cierto, Oscar Sánchez dijo que los problemas por los que atraviesa el béisbol en la isla "no se resuelven con la participación de los peloteros cubanos que juegan en la Major League Baseball (MLB). Las negociaciones con esa organización como se ha dicho continúan, pero el hecho está en que su incursión nuevamente con Cuba podría darnos hasta un título en el Clásico Mundial pero el problema seguiría sin solución".

Ahora bien, el soberano (el pueblo cubano), tiene su opinión propia y envió los siguientes comentarios al Granma:

Evaristo Pascual dijo:

Oscar, la verdad es que no estoy de acuerdo con tu comentario. En primer lugar, la incorporación de los peloteros cubanos de MLB si va a marcar una diferencia. Y en segundo lugar, no son los integrantes de este equipo los culpables de una derrota anunciada: la baja calidad de la serie nacional demuestra que el béisbol cubano está gravemente enfermo, y lo está entre otras cosas por políticas que nada tienen que ver con el deporte. Por ejemplo, uno de los requisitos para integrar el equipo nacional es el "patriotismo". ¿Cómo se mide eso? Hay que despojar al deporte de esos fantasmas del pasado, generados por la guerra fría y conceptos que con el deporte, de nuevo, nada tiene que ver.

Roche dijo:

"...no se resuelve con la participación de los peloteros cubano que juegan en la Major League Baseball (MLB)..." Claro que no, pero sí con algo que "no es lo mismo pero es igual". Se resuelve con la participación de los cubanos en aquella Liga (MLB) o cualquier otra en la que lo puedan hacer en dependencia de la calidad que tengan y con total libertad, sin esperar que sea la dirección del INDER quien decida quién y adónde irá a jugar.

Por su puesto, para que existan esos peloteros capaces de llenar los ojos de los buscadores de talentos hay que crear las condiciones para la correcta formación. Y puestos a buscar soluciones, por qué no profesionalizar la Liga cubana (la de todos los deportes) mediante la inversión privada, lo mismo extranjera que nacional? La realidad impone hacer un análisis que vaya más allá de lo sucedido en este torneo, más allá de la responsabilidad de los directivos. Se trata de CAMBIAR el modelo, pues el actual está agotado.

Marvin dijo:

Hicieron lo que estaba a su alcance, no se les podía pedir más, ese es el nivel de la pelota cubana hoy por hoy aunque duela decirlo. Hay que reconocer el papel de nuestros peloteros, no debemos emprenderla con ellos, ni con la dirección del equipo, estoy completamente seguro que tienen vergüenza, nadie más que ellos querían ganar, eso se los garantizo, pero no son magos. No hay director en Cuba que ganara ahí ni con esa nómina, ni con otra nueva, no es la nómina, ni la dirección del equipo, vuelvo y repito ES EL NIVEL.

Ha llegado el momento de CAMBIAR los métodos y estilos de trabajo de los Directivos del Béisbol en este país, he incluso me atrevería a decir que a ellos también, esos si son los responsables, ya está bueno de tabúes, justificaciones y engaños, viva el béisbol.

Esperamzaazul dijo:

Será que es tan difícil, mismo en las condiciones actuales recorrer el país buscando prospectos que puedan lanzar 90 millas y hacer una escuela de lanzadores donde se use tecnología actual incluyendo informática. Puede ser caro pero rentable a la postre, miren a la República Dominicana. Yo personalmente prefiero que Cuba no asista a una lid de ese tipo con un equipo circo como el que tenemos.

Ni Vinent, ni Jorge Luis Valdés, ni muchos otros de nuestros lanzadores se amarillaban tanto como lo hacen nuestros lanzadores hoy en día, les entra un tembleque que les impide ver el home, ¿qué es eso?, soy cubano y no me quiero sentir humillado así.

Entretanto, un editorial de Diario de Cuba dijo que la derrota de Cuba es "una magnífica noticia de pelota", porque "una selección nacional superada en todos los aspectos del juego revela la verdadera dimensión de la debacle. Las escasas victorias de los últimos años, en cambio, contribuían a mantener la mentira de que las cosas no iban en realidad tan mal".

Señala que "lo sucedido es una clara metáfora de lo que sucede en Cuba. Ningún país puede darse el lujo de prescindir de lo mejor de su talento y de su juventud. Mientras los profesionales cubanos no puedan invertir conocimiento y recursos en su propio país, Cuba continuara siendo una nación con escasas posibilidades de competir en el concierto de naciones libres y de alcanzar prosperidad".

Agrega el editorial que, la derrota del equipo Cuba llega en un buen momento, "porque los culpables quedan retratados. La tarea de la clase política que aun rige Cuba no es vigilar o controlar las puertas del país en función de intereses y lealtades, sino la de abrir esas puertas para que todos los cubanos entren, salgan y aporten lo que deseen y puedan de su talento (…) el béisbol en Cuba estuvo ligado desde sus inicios a la independencia y a la identidad nacional. Hoy lo sigue estando, pero solo para retratar como pocas la dimensión del desastre provocado por el castrismo".

Carlos Martí, manager del equipo cubano, se refiere a la derrota:

Pulsa aquí para participar en nuestra encuesta:

¿Crees que Cuba hará cambios drásticos en la forma que organiza su béisbol tras la humillante derrota 14x1 frente a Holanda en el Clásico Mundial?

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG