Enlaces de accesibilidad

Elección de Constituyente fue "manipulada", denuncia empresa que contó los votos


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c-i), junto a su esposa y diputada de la Asamblea Nacional, Cilia Flores (c-d), celebra los resultados electorales domingo 30 de julio de 2017, en la Plaza Bolívar de Caracas (Venezuela). El Consejo Naciona

"Estimamos que la diferencia entre la participación real y la anunciada por las autoridades es de al menos un millón de votos", declaró Smartmatic en un comunicado oficial.

El dato de la participación en la elección de la Asamblea Constituyente del domingo en Venezuela fue "manipulado", afirmó este miércoles en Londres SmartMatic, la empresa que proveyó la tecnología necesaria para el voto.

Antonio Mugica dijo a la prensa en Londres que hubo una discrepancia de 1 millón de votos entre las cifras de participación anunciadas por el gobierno socialista y las registradas por sus sistemas.

“Lamentamos profundamente deber informar que las cifras de participación del domingo 30 de julio para la Asamblea Constituyente de Venezuela fueron alteradas”.

Smartmatic fue una empresa creada por venezolanos en Caracas para proveer máquinas electrónicas de votación al entonces presidente Hugo Chávez.

Últimamente se ha expandido para brindar los mismos servicios a diversos países del mundo al tiempo que sigue haciéndolo en Venezuela.

La Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, un suprapoder que regirá a Venezuela por tiempo indefinido, será instalada en breve, sin ser reconocida por la oposición y una decena de gobiernos, incluido Estados Unidos, que la consideran una amenaza a la democracia y blindaje para instalar en el país un régimen comunista al estilo de su aliada Cuba.

Un comunicado oficial publicado por Smartmatic asegura:

"El proceso y el recuento ha sido completamente preciso. Por lo tanto, repetimos, es con profundo pesar que debemos informar que las cifras de participación del domingo 30 de julio para la Asamblea Constituyente en Venezuela fueron manipuladas.

El sistema de elecciones automatizadas usado en Venezuela es inviolable y auto-reporta cualquier intento de interferir con él. Esto significa que el sistema está diseñado para proteger los votos de cualquier manipulación e identificar inmediatamente y alertar de tal intento. Esta característica de seguridad se logra combinando una serie de mecanismos de auditoría, intrínsecos al sistema, que son imposibles de evitar.

Smartmatic se ha mantenido detrás de todos los resultados de las elecciones celebradas en Venezuela de 2004 a 2015, independientemente de qué partido político haya ganado. Cuando el presidente Chávez ganó en 2004, no vacilamos en apoyar esos resultados basados en las muchas salvaguardias de nuestra plataforma y las múltiples auditorías que se llevaron a cabo.

Esto siempre ha sido el caso en todas y cada una de las elecciones posteriores, incluso cuando el presidente Maduro ganó en 2013 por un margen de ventaja o cuando la oposición ganó la mayoría de la Asamblea Nacional en 2015.

Basándonos en la solidez de nuestro sistema, sabemos, sin lugar a dudas, que el giro de la reciente elección para una Asamblea Nacional Constituyente fue manipulado.

Es importante resaltar que se hacen manipulaciones similares en las elecciones manuales en muchos países, pero debido a la falta de salvaguardas electrónicas de seguridad y auditoría, pasan desapercibidas.
¿Entonces qué pasó? ¿Por qué podemos estar de acuerdo con los resultados de las elecciones venezolanas anteriores, pero no podemos respaldar las elecciones celebradas el domingo pasado? Nuestro sistema de elección automatizado está diseñado para que sea evidente cuando se manipulan los resultados, sin embargo, debe haber personas que auditen el sistema y estén atentos a esa evidencia.

Durante las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente no había auditores de los partidos de oposición, ya que no querían participar.

Una vulnerabilidad de cualquier elección claramente identificada es que el informe de resultados consolidados que el sistema produce en el Centro Nacional de Tabulación al final del Día de Elección puede ser ignorado por las autoridades encargadas de dirigir las elecciones y que los resultados alterados pueden anunciarse en su lugar. Por ello, en todas las elecciones anteriores desde 2004, representantes de todos los partidos políticos han estado presentes en el Centro de Tabulación cuando se emite el informe de resultados para tener acceso a la misma información. En la elección de la Asamblea Constituyente en 2017, no había tales representantes.

Además, en todas las elecciones celebradas en Venezuela desde 2004, todos los partidos políticos han recibido copias impresas de las declaraciones electorales de todos los colegios electorales. Cuando la comisión electoral publica los resultados en su sitio web, precinto por precinto, es muy fácil comparar todos estos registros impresos con los resultados publicados por la comisión electoral.

Además, la suma total de todas las declaraciones electorales debe coincidir con los resultados finales publicados por el Consejo Nacional de Elecciones.

Este mecanismo de auditoría permite a todas las partes involucradas prevenir cualquier tipo de manipulación en la transmisión, recuento y publicación de los informes de la noche de las elecciones.

Este protocolo se ha seguido en todas las elecciones venezolanas desde 2004, con excepción de las elecciones del pasado domingo, porque la oposición no participó.

Una auditoría permitiría a todos conocer la participación exacta. Estimamos que la diferencia entre la participación real y la anunciada por las autoridades es de al menos un millón de votos. Es importante señalar que esto no habría ocurrido si los auditores de todos los partidos políticos estuvieran presentes en las diferentes etapas de las elecciones".

[Redacción de Armando de Armas con información de agencias]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG