Enlaces de accesibilidad

EEUU solicitará a Cuba que retire a 2/3 de sus diplomáticos en Washington


Reapertura de la Embajada de Cuba en Washington, julio 20,2015

La medida, que busca establecer paridad en el número de diplomáticos en cada capital, sigue a la reducción del 60% de los norteamericanos en la embajada de La Habana, ante el riesgo de sigilosos ataques sónicos, informan la agencia AP y el grupo McClatchy.

Medios estadounidenses, incluidos la agencia The Associated Press y el grupo mediático McClatchy, informan citando a fuentes de la administración Trump que Estados Unidos solicitará a Cuba la retirada del 60 por ciento de sus diplomáticos en Washington.

Aunque algunas de las fuentes hablan de expulsión, otras matizan que la medida buscaría establecer reciprocidad con una reducción similar de los diplomáticos estadounidenses en La Habana anunciada la semana pasada, en razón de los riesgos que representan extraños y sigilosos ataques que han perjudicado la salud de 21 de ellos.

Los dos medios citados indican que la decisión podría ser anunciada este martes.

Aunque es probable que La Habana considere la medida como una represalia inmerecida, algunos de los funcionarios precisaron que el objetivo no es castigar a la isla de gobierno comunista, sino asegurar que ambos países tengan un número similar de diplomáticos en la capital del otro.

Antes de que se anunciara la reducción del 60 por ciento del personal estadounidense el pasado viernes había unos 50 empleados norteamericanos en la sede de La Habana, de modo que la cifra habría quedado en alrededor de 20.

Las fuentes señalaron que los diplomáticos cubanos no serán expulsados a menos que La Habana se niegue a retirarlos.

El Departamento de Estado no ha acusado a Cuba de estar detrás de los incidentes, pero si de incumplir con su obligación de garantizar la seguridad de los diplomáticos extranjeros, en el marco de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

El senador cubanoamericano Marco Rubio, republicano por Florida que ha surgido como un asesor clave para el presidente Donald Trump con relación a todos los asuntos latinoamericanos, twitteó la última semana que cualquier reducción de diplomáticos de EE.UU. en La Habana "debe requerir un número igual de empleados de Castro abandonando la embajada del régimen en Washington".

Esta mañana, tras conocerse la noticia, el senador cubanoamericano afirmó que el Departamento de Estado y el presidente Trump habían tomado la decisión correcta.

(Redactado por Rolando Cartaya con información de AP y el Grupo McClatchy)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG