Enlaces de accesibilidad

Canadiense tuvo que pagar $5.000 por romper televisor en Varadero


Dan Lukis y su novia tuvieron que pagar 10 veces el costo del equipo roto por temor a no poder salir de Cuba. (Captura de imagen/CBC.ca)

Una política conocida como la “regla de 10” encareció sorpresivamente las vacaciones de un turista canadiense en Cuba, al verse obligado a pagar más de $5.000 dólares por la rotura del televisor de su habitación en un hotel de Varadero.

Dan Lukis viajó a la isla en abril pasado desde Calgary, Alberta, a través de la agencia de viajes Sunwing, para disfrutar de unos días de playa con su novia en el balneario solo para adultos, con modalidad “todo incluido”, Sanctuary at Grand Memories Varadero.

El turista explicó a CBC News que al tratar de frenar una caída en su habitación tras una pérdida de equilibro, se agarró al televisor, que cayó al suelo.

Aunque se trató de un accidente que Lukis comunicó de forma inmediata a los representantes del hotel, al preguntar cómo podía compensar el daño causado se quedó estupefacto ante la respuesta.

La caída de la televisión no provocó daños adicionales a la habitación, dijo el turista canadiense. (Captura imagen/CBC.ca)
La caída de la televisión no provocó daños adicionales a la habitación, dijo el turista canadiense. (Captura imagen/CBC.ca)

Lukis fue informado de que tendría que pagar 10 veces el precio del equipo, en concordancia con una política establecida por las autoridades cubanas y seguida por la corporación Gaviota, que administra el resort en el que se hospedó en Varadero.

“Fuimos tratados como criminales por algo que fue un accidente”, dijo Lukis.

Cuando reclamó al hotel por el alto precio que tendría que pagar, fue advertido de que la policía y las autoridades le impedirían salir del país si no pagaba.

Lukis dijo que la experiencia fue “espantosa”, y que fue una suerte que pudiera pagar el daño con su tarjeta de crédito.

El turista intentó solucionar el problema con Sunwing, pero la agencia de viajes respondió que la regla de 10 fue impuesta por el resort, no por ellos.

“"Debido a los retos y gastos asociados con la adquisición de muebles y aparatos electrónicos en Cuba, la mayoría de los complejos pone a su disposición en el check-in su política de daños, y esta información se refuerza en la introducción que ofrecen nuestros representantes de destino Sunwing", dijo la agencia en un comunicado.

Sanctuary at Grand Memories Varadero.
Sanctuary at Grand Memories Varadero.

Lukis dijo que él y su novia no fueron informados de la regla de 10 al entrar en el resort, ni tampoco en la presentación introductoria ofrecida por el representante de Sunwing.

Sunwing añadió que aunque intentaron abogar en nombre del cliente, Gaviota citó la política que establece: "Cuando los daños causados por una rotura o pérdida de propiedad, clasificados como activos fijos o útiles, son el resultado de un acto intencional de los clientes o están vinculados al vandalismo, a la persona responsable se le cobrará diez (10) veces el valor del precio de compra del bien roto o perdido.

Lukis insistió en que la caída del equipo fue un accidente, y no un hecho intencional.

El turista vio televisores similares del mismo tamaño para la venta en las tiendas locales y ofreció comprar uno, pero el hotel dijo que no lo aceptaría como reemplazo.

Aunque en el sitio web de Sunwing se advierte a los viajeros que las autoridades cubanas establecen la “regla de 10” en caso de rotura o daños en sus instalaciones, no hay mención a esa política en la página en internet del Sanctuary at Grand Memories Varadero resort, concluye CBC News.

(Con información de CBC News)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG