Enlaces de accesibilidad

Canadiense pide ayuda para repatriar cadáver de su padre fallecido en Cuba


Angélique, junto a su madre y su padre, fallecido en Cuba mientras vacacionaba. (Foto de Angélique Villeneuve-Veer/Facebook)

El fallecido, Gustave Villeneuve, tenía previsto pasar dos semanas de vacaciones en Cuba junto a su esposa, y disfrutaba de un día de playa en Varadero cuando cayó desvanecido en la arena.

Una joven canadiense pide en Internet la ayuda del público para recaudar el dinero que las autoridades cubanas exigen por la repatriación del cadáver de su padre, quien murió de un infarto mientras vacacionaba en la isla, reportó este miércoles un diario local.

Angélique Villeneuve-Veer necesita reunir $10.000 dólares para transportar el cuerpo de su padre desde Cuba a su localidad de residencia en Beauce, al sur de Quebec, para darle sepultura, según un reporte de The Sherbrook Times.

“No puedo dejar de ver a mi padre para decirle adiós. Es imposible hacerme la idea de que no podré verlo una última vez”, dijo la joven, de 23 años recién cumplidos, precisamente el día de la muerte de su padre.

El fallecido, Gustave Villeneuve, tenía previsto pasar dos semanas de vacaciones en Cuba junto a su esposa, la madre de Angélique, y disfrutaba de un día de playa en Varadero cuando cayó desvanecido en la arena.

“Mi madre le pidió que fuera a bañarse, y mi padre le respondió que se le uniría después. Ella estaba en el agua y vio a mi padre en la playa. Vio que se levantó y se dirigió hacia el mar para unirse a ella. Dio tres o cuatro pasos, y entonces mi madre tuvo la impresión de que había resbalado antes de que pusiera una rodilla en la arena y cayera de bruces", relata la hija.

La esposa corrió a auxiliarlo y Villeneuve todavía respiraba débilmente cuando llegó hasta él. Gritó por ayuda con la esperanza de encontrar a algún médico entre los presentes, pero finalmente debieron conformarse con esperar los servicios de los paramédicos.

Llegado al hospital, las maniobras de resucitación resultaron infructuosas y Villeneuve, de 65 años, fue declarado muerto.

Angélique recibió la noticia de boca de su abuela y más tarde pudo conversar con su madre por teléfono. Fue en ese momento cuando se enteró de la imposibilidad de la familia para correr con los gastos de traslado del cuerpo.

“Pregunté a mi madre cuando podría decirle adiós a papi, y me dijo que el costo de traerlo de regreso era muy alto”, señaló.

Además de los costos de traslado, la familia debe pagar al gobierno cubano $50 dólares diarios por la conservación del cadáver.

“Mi madre perdió su trabajo. Ella todavía está buscando trabajo y mi padre era la única fuente de ingreso que teníamos en casa. Yo estoy en la universidad”, explica Angélique. “Yo me digo: ‘¿Pero qué vamos a hacer? No tienes todo este dinero para traerlo de vuelta’”, agrega.

Angélique recurrió entonces al lanzamiento de una campaña en el sitio digital One Dollar Gift para pedir el apoyo financiero de la comunidad. Hasta el momento de esta nota había recaudado $7.084 dólares.

(Redactado por Lizandra Díaz Blanco, con información deThe Sherbrook Times y Le Journal de Québec)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG