Enlaces de accesibilidad

Hermanos Leyva exigen cese de amenaza de retirar custodia legal de hijos a uno de ellos


Hermanos Adairis Miranda, Fidel Batista y Anairis Miranda

La madre decidió en octubre no enviarlos más a la escuela tras un incidente en el que “ambos menores, ella y su hermana Anairis fueron agredidas y golpeados durante un acto de repudio” en el centro escolar al que asistían.

Tres hermanos, activistas del Movimiento Cubano Reflexión (MCR), arribaron este lunes al cuarto día de huelga de hambre en su vivienda de Holguín tras recibir la amenaza de la fiscalía de esa localidad de retirar la custodia legal de los niños a uno de ellos.

Maidolis Leyva, madre de los huelguistas, dijo a Martí Noticias que los activistas "están muy desnutridos", y asegura que todos sufren secuelas severas de las dos huelgas anteriores.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:16 0:00

Los hermanos opositores Adairis, madre de dos niños, Anairis Miranda y Fidel Batista Leyva, exigen el cese de las amenazas del tribunal de esa ciudad de procesar legalmente a la mamá de los menores, explicó Leyva.

La madre de Tahimí Rodríguez Miranda, de 11 años y Alay Michel Rodríguez Miranda, de 10, decidió en octubre pasado no enviarlos más a la escuela tras un incidente en el que “ambos menores, ella y su hermana Anairis fueron agredidas y golpeados durante un acto de repudio” en el centro escolar Julio Grave de Peralta, el 28 de septiembre de 2017.

Pero luego de cuatro meses de ausencia de los menores a la escuela, la fiscalía de Holguín presentó una acusación por “otros actos contrarios al normal desarrollo del niño", explicó Leyva.

Esta es la tercera huelga de hambre de los hermanos, que en dos protestas anteriores exigieron la libertad incondicional luego de haber sido detenidos y acusados por "difamación a los mártires de la patria y desorden público" durante los funerales de Fidel Castro en noviembre de 2016.

En enero de 2017, la madre de los activistas fue condenada a un año de restricción de libertad, que debió cumplir en su casa, y los hijos sancionados a un año de trabajo correccional con internamiento.

Los tres hermanos apelaron la sentencia, pero el tribunal provincial de Holguín no les concedió la libertad. Entonces iniciaron una huelga de hambre para exigir la libertad extrapenal, y que la Seguridad del Estado dejara de acosarlos. Esta última exigencia incluía que los hijos pequeños de Adairis no fueran molestados en la escuela primaria a la que asistían.

La familia, señaló la madre, ha continuado recibiendo amenazas por parte de simpatizantes del gobierno, y asegura que no pueden ir a denunciarlo a la policía porque se sienten desamparados legalmente.

(Con reporte de Ivette Pacheco)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG