Enlaces de accesibilidad

58 días en una celda de castigo por negarse a obedecer a sus carceleros


Lisandra Rivera Rodríguez.

La activista de UNPACU Lisandra Rivera Rodríguez permanece incomunicada desde su detención en diciembre pasado por negarse a seguir un reglamento que viola sus derechos más elementales.

La opositora Lisandra Rivera Rodríguez, de 28 años de edad, cumple este lunes cincuenta y ocho días en una celda de castigo de la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, por no obedecer la orden de sus carceleros de pararse en firme como un soldado.

Ovidio Martín Castellanos, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, dijo a Martí Noticias que Rivera y otros presos políticos son sometidos a tratos vejatorios que van en contra de sus ideales como decir consignas revolucionarias, participar en coros y otras atividades de apoyo al régimen que los mantiene encarcelados.

Como represalia a la negativa de Rivera de obedecer estas órdenes, le han negado, además, las visitas de sus familiares.

Cuando su madre y esposo han viajado hasta la prisión para intentar ver a la opositora, les ha sido negada esa posibilidad, explicó Martín Castellanos. Tampoco han recibido los alimentos y otras pertenencias que para ella han llevado, agregó.

Como respuesta al reclamo de sus familiares, las autoridades carcelarias han dicho que la situación de Rivera continuará hasta que la activista acepte cumplir con el reglamento impuesto.

Rivera fue arrestada y golpeada en diciembre pasado, cuando intentaba grabar un hecho de abuso policial contra un grupo de cuentapropistas, en el reparto Santa Bárbara, en Santiago de Cuba.

(Con la colaboración de Ivette Pacheco)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG