Enlaces de accesibilidad

Contentos en Brisbane, Australia, balseros del faro no renuncian a ir a EEUU


Grupo de Balseros que llegaron al Faro American Shoals en los cayos de la Florida

Diecisiete de los 24 cubanos que en mayo de 2016 se treparon a un faro para evitar ser repatriados por los guardacostas estadounidenses, están satisfechos con su reasentamiento en Brisbane, Australia, pero todavía sueñan con viajar a EE.UU.

Diecisiete de los 24 "balseros del faro", el grupo de inmigrantes cubanos que en mayo de 2016 se treparon al Faro American Shoals para evitar ser devueltos a Cuba por el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos, están satisfechos tras haber sido reasentados en Brisbane, Australia, pero todavía tienen esperanzas de regresar a EE.UU.

Los cubanos permanecieron cerca de un año en la base naval de EE.UU. en la bahía de Guantánamo, después de ser el centro de una controversia jurídica acerca de si el faro, levantado por EE.UU. a poca profundidad, a siete millas de uno de los cayos de la Florida, era o no territorio estadounidense.

Una definición afirmativa les habría beneficiado bajo la entonces vigente política de pies secos y pies mojados que permitía permanecer a los cubanos que tocaran suelo americano.

Una corte federal falló en su contra, pero 17 fueron trasladados a la base naval en espera de ser reasentados en un tercer país a través del Centro de Operaciones de Migración que funciona en ese enclave.

Finalmente a fines de julio cubrieron el largo trayecto hacia el otro lado del mundo via República Dominicana-París-Dubai-Brisbane.

Uno de ellos, Alexander Vergara López, dijo a reporteros de la edición australiana del diario británico The Guardian que haber llegado a un país libre como Australia "es un sueño; estamos muy contentos, les damos un millón de gracias a nuestros abogados en Miami".

Su asistencia legal fue gestionada por el Movimiento Democracia, que consiguió un acuerdo para el traslado a Guantánamo con el fiscal de distrito del sur de la Florida Dexter Lee.

No se sabe bajo qué acuerdo fueron aceptados los 17 cubanos, y funcionarios australianos y estadounidenses se negaron a comentar casos específicos.

El Departamento de Inmigración de Australia dijo al The Guardian local que ese país y Estados Unidos tienen "un largo historial de cooperación en objetivos humanitarios mutuos”, incluyendo el reasentamiento de refugiados cubanos.

Una portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. declinó comentar para el periódico sobre casos individuales, pero dijo que, desde 1996, 445 personas fueron reasentadas en terceros países a través del Centro de Operaciones Migratorias de la base de Guantánamo y que la gran mayoría eran cubanos.

Una vocera del Departamento de Inmigración de Australia subrayó que los 17 balseros del faro “fueron evaluados por funcionarios australianos y reunieron los criterios para visas humanitarias y de refugiados, incluyendo rigurosos controles de salud, carácter y seguridad".

Pero Vergara recordó al Guardian Australia que “cruzamos el mar tratando de llegar a los Estados Unidos”, y dijo tener aún esperanzas de hacerlo, pues el caso continúa en apelación en una corte federal de Miami.

"Tal vez si lo ganamos, podamos salir de Australia para los Estados Unidos", dijo.

Él tiene a su abuela y un hijo de cuatro años en Cuba, pero esperaba llegar a EE.UU. para vivir con su madre en la Florida.

Si a fin de cuentas no lo lograra, dijo que se contentaría con poder permanecer en Brisbane, y expresó su gratitud por la bienvenida y el apoyo de Australia.

"Me gusta esto aquí, es un lugar agradable. Si tengo que quedarme toda mi vida, lo haré. Me gusta", dijo. "Ahora mismo estoy trabajando para una compañía ... me están entrenando. [Australia] es un buen lugar, me gusta, la gente es muy buena", comentó.

[Redactado por Rolando Cartaya con información de The Guardian]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG