Enlaces de accesibilidad

Cuba, Venezuela y los Derechos Humanos en la agenda de EEUU


Joe Biden llamó al Gobierno de Nicolás Maduro a fijar fecha para referendo revocatorio.

El vicepresidente Joseph Biden acaba de solicitar al Gobierno de Nicolás Maduro que atienda el pedido nacional para las voces que están exigiendo la realización de un referendo revocatorio. A la vez, aludió a la capacidad de EEUU para hablar con Cuba del tema en medio del deshielo.

Estados Unidos ha vuelto a tomar partido en medio de la crisis venezolana, con un reciente llamado del vicepresidente Joseph Biden al Gobierno de Nicolás Maduro para que no "ignore las voces" que le están exigiendo la realización de un referendo revocatorio.

La petición de Biden provocó inmediatamente la reacción de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien catalogó de "insolencia" la declaración del vicepresidente estadounidense.

"La semana pasada, cientos de miles de venezolanos se juntaron en Caracas para demandar su derecho constitucional a un referendo revocatorio presidencial. Sus voces no deben ser ignoradas", dijo Biden en un discurso durante la conferencia anual del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en Washington.

Mensaje alto y claro

"Debe haber un referendo revocatorio antes del final del año y debe respetarse la Constitución venezolana, y liberarse a los prisioneros políticos", exigió.

El político aludía de ese modo a la movilización opositora que se conoció como "Toma de Caracas", organizada la semana pasada en la capital venezolana para pedir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano fije con claridad las fechas y condiciones para la recolección de apoyo para el referendo revocatorio presidencial.

El tema del referendo tiene movilizado también al chavismo, que ha organizado contramarchas alegando que la oposición tiene un plan para dar "un golpe de Estado".

Si el referendo no se celebra antes del 10 de enero de 2017, cuando se inicia el cuarto año del mandato de Maduro, y éste pierde la consulta, no se convocarían nuevas elecciones, sino que lo reemplazaría su vicepresidente.

"En Venezuela, estamos viendo al Gobierno volver a tácticas represivas que violan su propia Constitución, y que violan la Carta Democrática Interamericana", expresó Biden.

A la vez, dijo que Estados Unidos sigue preparado para trabajar con todos sus socios para facilitar un diálogo entre el Gobierno y la oposición.

Gobierno de Maduro reacciona

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, respondió rápidamente a Biden tildando de "insolente" e "injerencista" su llamado a favor del referendo revocatorio.

"Venezuela rechaza la insolencia y tenor injerencista de las declaraciones" de Biden, escribió Rodríguez en la red social Twitter.

"(El) gobierno estadounidense ofende y agrede al pueblo de Venezuela (...) pretendiendo instruir y dar órdenes", agregó la funcionaria, que también acusó a Biden de alentar a "factores violentos" para tratar de desestabilizar a Maduro.

"Democracia", una mala palabra en Cuba

Un reporte de Washington Examiner señaló también las declaraciones de Biden, en las que alude a la capacidad de Estados Unidos para hablar con Cuba y otros países de América Latina acerca de los derechos humanos.

Sus declaraciones llegan en momentos en que crecen las denuncias acerca del empeoramiento de la represión contra disidentes en la isla y coincide también con recientes reportes acerca de que el Gobierno comunista está bloqueando mensajes de texto que contienen palabras como "democracia" y "derechos humanos".

A la vez, Biden respaldó la política de acercamiento de Obama hacia Cuba y exhortó a otros países a hacerlo.

"(El deshielo con Cuba) ha hecho que sea más fácil hablar con nuestros vecinos sin retroceso en materia de derechos humanos, - todos en el hemisferio deberían estar hablando de derechos humanos, ya sea en Cuba o Venezuela, donde se están negando".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG