Enlaces de accesibilidad

Rubio y Menéndez piden a OEA investigar violencia gubernamental en Nicaragua


Nicaragüenses marchan para pedir justicia por muertes en los enfrentamientos

Estamos escribiéndole con gran preocupación por los recientes ataques violentos de las fuerzas policiales nicaragüenses contra civiles inocentes que estaban ejerciendo su derecho a la protesta pacífica.

Los senadores estadounidenses Marco Rubio, republicano por la Florida y Bob Menéndez, demócrata por New Jersey, exhortaron al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro a trabajar con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, para realizar una investigación inmediata y exhaustiva sobre los recientes ataques violentos contra civiles y la censura de los medios de comunicación en Nicaragua por el régimen socialista de Daniel Ortega.

A continuación el texto completo de la carta:

Estimado Secretario General Almagro:

Estamos escribiéndole con gran preocupación por los recientes ataques violentos de las fuerzas policiales nicaragüenses contra civiles inocentes que estaban ejerciendo su derecho a la protesta pacífica. También estamos profundamente preocupados por la decisión del gobierno nicaragüense de cerrar y censurar a los medios que cubren las protestas, así como por el incidente en el que un periodista fue asesinado a tiros mientras informaba sobre las manifestaciones. Le solicitamos respetuosamente que, en su función de Secretario General, trabaje con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para realizar una investigación inmediata y exhaustiva sobre estos asuntos.

El miércoles 18 de abril, las protestas se extendieron por Nicaragua luego de los cambios de política del gobierno al sistema de seguridad social. Las protestas rápidamente se convirtieron en intensos enfrentamientos violentos con la policía y las fuerzas de seguridad, que claramente usaron fuerza excesiva contra los civiles.

Se ha informado que la policía nicaragüense mató a más de 30 personas y arrestó a docenas más en esta ola de represión. El jueves 19 de abril, en un esfuerzo por reprimir la libertad de prensa, el gobierno suspendió las transmisiones de cinco estaciones de televisión que cubrían las protestas.

El informe de Derechos Humanos del Departamento de Estado de 2017, recientemente publicado, incluye los homicidios arbitrarios e ilegales llevados a cabo por las fuerzas policiales y las organizaciones delictivas en Nicaragua. Según el informe, en 2016, la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, recibió 610 denuncias contra la Policía Nacional Nicaragüense, PNN, por uso excesivo de la fuerza, detención arbitraria y trato cruel o degradante, incluso en las cárceles. CENIDH pudo confirmar el abuso en 391 de esas quejas.

Encomiamos su disposición a hablar en contra de los abusos que se están cometiendo actualmente en Nicaragua y lo instamos a trabajar con la CIDH para investigar estos incidentes de inmediato y trabajar con socios internacionales para hacer justicia a estas familias y rendir cuentas a las fuerzas policiales. Estas fuerzas deben comprender que no pueden actuar con impunidad.

XS
SM
MD
LG