Enlaces de accesibilidad

Nicaragüenses marchan con velas para pedir justicia y dimisión de Daniel Ortega


Miles de nicaragüenses demuestran su hartazgo contra el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.(Archivo)

Los universitarios que encabezan las manifestaciones han insistido en que ellos no están interesados en un diálogo y que su única petición es la dimisión de Ortega.

Cientos de nicaragüenses marcharon con velas encendidas por las vías públicas de Managua para pedir justicia por la treintena de muertos en las recientes protestas y para exiger al Gobierno de Daniel Ortega que deje el poder.

La mayoría de los manifestantes eran estudiantes que partieron de la Universidad Centroamericana (UCA).

Además de velas portaban banderas de Nicaragua, que agitaban mientras
conductores sonaban sin cesar las bocinas de sus motos o vehículos, informó EFE.

"Nicaragua es una canción urgente: hubo marchas en Managua a la luz de las velas para exigir justicia por los 30 muertos en la represión de las protestas contra la reforma de la seguridad social. Duras quejas contra el presidente Ortega: "Eran estudiantes, no eran delincuentes", dijo en su cuenta en Twitter el medio Todo Noticias.

Al final del trayecto, las fotos de los fallecidos en los enfrentamientos fueron colocadas a los pies de la imagen de Cristo para adornarlas con velas y flores, brindar un minuto de silencio y pedir justicia.

"Hoy nos concentramos porque para nosotros es importante seguir denunciando la represión que ha habido en Nicaragua en la última semana y porque tenemos 28 muertos y una cantidad de desaparecidos que han dado la vida por la reivindicación de la democracia y las libertades en Nicaragua", dijo el manifestante Alfredo Ocampo, a EFE.

Como resultado de los diferentes actos de violencia registrados en las protestas de Nicaragua, las organizaciones no gubernamentales y la Cruz Roja Nicaragüense contaban hasta el miércoles al menos 30 muertos, entre ellos dos policías, un adolescente y un periodista, 428 heridos, y más de 200 manifestantes arrestados o desaparecidos.

La Policía de Nicaragua reportó, por su lado, un balance total de 2 agentes muertos y 121 heridos durante los enfrentamientos que tuvieron lugar desde el miércoles hasta el domingo pasado en ese país por las anunciadas reformas a la Seguridad Social que finalmente fueron derogadas.

La población también denuncia fraudes electorales, las continuas alzas de los combustibles, lo que catalogan como actuación impune de la Policía y las muertes sin explicación de campesinos que se oponían al Gobierno.

El Gobierno anunció la liberación de los detenidos, el cese de la violencia de las fuerzas de choque oficialistas y la reanudación paulatina en la transmisión de los canales de televisión que fueron sacados del aire.

Los universitarios que encabezan las manifestaciones han insistido en que ellos no están interesados en un diálogo porque su única petición es la dimisión de Ortega.

En una histórica marcha en Managua el lunes, que se replicó por otras ciudades de Nicaragua, la población expresó que no quiere diálogo sino que solicitó de forma pacífica la renuncia de Ortega, tras 11 años seguidos en el
poder.

En otra marcha el martes líderes estudiantiles reclamaron garantías para realizar sus protestas y que la juventud nicaragüense tenga representación permanente en los temas de interés nacional.

Francia condenó el miércoles los actos de violencia que han tenido lugar en los últimos días en Nicaragua, envió sus condolencias a los familiares de los fallecidos y pidió un "diálogo nacional" que ponga fin a esta crisis.

(Con información de EFE, La Prensa, Todo Noticias y Redes Sociales)

XS
SM
MD
LG