Enlaces de accesibilidad

Protesta Colombia por incursión de Guardia Bolivariana en caserío fronterizo


Puesto fronterizo del lado venezolano a la entrada de Paraguachón, departamento colombiano de La Guajira.

El Gobernador de La Guajira twitteó que Guardias Bolivarianos que llegaron en motocicleta arrebataron celulares a los pobladores del caserío colombiano de Paraguachón.

Colombia protestó el lunes ante Venezuela por la incursión en su territorio de efectivos de las fuerzas de seguridad del país petrolero, en medio de ejercicios militares que organizó el Gobierno de Caracas.

Dos fuentes del Gobierno de Colombia dijeron a la agencia Reuters que la nota de protesta fue entregada en la embajada venezolana en Bogotá, después de que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana del país vecino incursionaran el sábado en Paraguachón, un caserío fronterizo del departamento colombiano de La Guajira.

"Colombia, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, presentó la nota de protesta a la Embajada de Venezuela por los hechos del fin de semana en La Guajira", dijo a Reuters una fuente del Gobierno que pidió mantener su identidad en reserva.

La protesta se produjo pese a que el Gobierno de Caracas negó el domingo la incursión, que fue denunciada el mismo sábado por autoridades locales colombianas.

Según el gobernador de La Guajira, Weildler Guerra, la incursión de unos veinte guardias nacionales venezolanos en motocicletas ocurrió a mediodía, y duró unos diez minutos. Guerra escribió en su cuenta de Twitter: “Los guardias venezolanos despojaron de dinero y celulares a varios ciudadanos de Paraguachón”.

La protesta se presenta en medio de las tensas relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos, luego de que el presidente Juan Manuel Santos criticara en las últimas semanas a su par venezolano, Nicolás Maduro.

Santos rechazó el rompimiento del orden constitucional en ese país cuando determinaron quitarle las funciones parlamentarias a la Asamblea Nacional liderada por la oposición, y se alineó luego con las sanciones de Estados Unidos a Caracas para detener lo que la Casa de Nariño ya considera una dictadura.

El Gobierno de Venezuela sostiene que Colombia hace parte de una campaña internacional para derrocar a Maduro, quien enfrentó protestas antigubernamentales que se prolongaron por cuatro meses y dejaron más de cien personas muertas.

La tensión entre Bogotá y Caracas aumentó después de que la destituida fiscal de Venezuela, Luisa Ortega, llegó a Colombia huyendo de la persecución del régimen de Maduro, que además le había prohibido salir del país, y que el presidente Santos anunciara que estaba dispuesto a otorgarle asilo si lo solicitaba.

[Con información de Reuters y redes sociales]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG