Enlaces de accesibilidad

Rosa Ma. Payá: Con premio quise demostrar a los cubanos el apoyo que tienen de la comunidad internacional


Rosa María Payá, líder de la campaña CubaDecide y presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia comparte a Martí Noticias la experiencia de haber realizado la segunda entrega del premio Payá.

Resulta difícil, para la mentalidad machista que prima entre los cubanos, relacionar a una mujer con actitudes audaces que requieren de por sí determinación y denuedo. Más cuando esa mujer, como la describiera José Hugo Fernández recientemente, posee “apariencia grácil, elegante y mirada candorosa”.

Así es la persona de Rosa María Payá, líder de la campaña CubaDecide y presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia [Juventud LAC], quien por segunda vez nos recibe en su residencia familiar, ubicada en una barriada del Cerro, para conversar a propósito de la segunda entrega del premio Oswaldo Payá: Libertad y Vida.

¿Por qué realizar la segunda entrega de este galardón precisamente en La Habana, a sabiendas de que el régimen cubano desplegaría una campaña para desacreditar el evento e impedir la participación de influyentes figuras políticas internacionales?

Nuestra referencia nunca será establecida sobre las determinaciones que cometa el régimen de Raúl Castro, sino sobre lo que todos los cubanos podamos hacer por nosotros mismos. La decisión de entregar, por segunda ocasión, este premio en Cuba no solo responde a honrar el legado de mi padre y honrar a los premiados de cada edición, sino también demostrar a los cubanos el apoyo de la comunidad internacional.

Debemos ser capaces de generar acciones, tanto dentro como fuera de la Isla, en favor de un cambio pacífico en nuestro país, en favor de un cambio hacia la Democracia, y como expresé durante la primera entrega del premio, para ello debemos mudar el escenario a Cuba.

Lo que ha ocurrido durante esta semana, donde el régimen cubano por segunda ocasión ha considerado como provocación política la participación de la comunidad internacional en la entrega del premio Oswaldo Payá: Libertad y Vida, podemos considerarlo como una victoria, en tanto dejó en evidencia esas tolerancias que todavía existen, en la comunidad internacional, respecto a la dictadura castrista.

En la primera entrega del premio Oswaldo Payá: Libertad y Vida, en febrero de 2017, el régimen cubano negó la entrada a Cuba a Luis Almagro [Secretario General de la OEA], a Mariana Aylwin [exministra chilena] y a Felipe Calderón [expresidente mexicano]. En esta ocasión ha negado la entrada a los expresidentes latinoamericanos Jorge Quiroga y Andrés Pastrana y al diputado chileno Jaime Bellolio, entre otros. ¿Cómo perjudican estas acciones al régimen cubano de cara a la VIII Cumbre de las Américas a celebrarse entre el 13 y el 14 de abril, en Lima, Perú?

Es incoherente que haya una posición digna frente a la dictadura venezolana perpetuada en la figura del dictador Nicolás Maduro y que no se asuma el mismo tratamiento ante la dictadura cubana perpetuada en Raúl Castro. Es realmente digna la postura, tanto del gobierno peruano como del Grupo de Lima, al declarar no bienvenido a Nicolás Maduro para la próxima Cumbre de las Américas.

El régimen cubano, que describe su farsa electoral como transparente, niega sin embargo la entrada al país a dos presidentes que fueron en sus momentos electos democráticamente.

Por otra parte, es imposible concebir el colapso de la Democracia en Venezuela, Bolivia y Nicaragua sin la injerencia concreta y activa del régimen cubano. Creo que todas estas consideraciones deben ser abordadas con seriedad durante esta cita.

El propio Secretario General de la OEA dijo claramente que, las dictaduras no son bienvenidas”.

Zonas de la oposición en la Isla han descrito a CubaDecide, y a su convocatoria de un plebiscito vinculante, como un empeño “fantasioso, poco efectivo y electoralista”.

“CubaDecide es una campaña para todos los cubanos y para todos los no cubanos que apoyen el derecho a decidir de los cubanos. Ese derecho a decidir que tiene una nación, y los ciudadanos que la componen, de determinar su presente y su destino. Estar en contra de este principio básico es estar en contra de la propia Democracia. Y ese principio básico es lo que defiende CubaDecide.

CubaDecide es una campaña de movilización ciudadana para cambiar el sistema y comenzar un proceso de transición hacia la Democracia. Las condiciones para que esa transición ocurra se sustentan en que debe existir libertad de expresión, libertad de asociación, acceso a la información, y combatir la represión. Estas cosas las exige CubaDecide, y si eso no es lo que quiere la oposición cubana, entonces qué es lo que quiere.

Sin embargo todos son bienvenidos a sumarse a una lucha determinante por la libertad. A una lucha que terminará el día que en Cuba haya elecciones libres. El cambio en Cuba no vendrá a partir de quién será el próximo candidato, porque el cambio tiene que ser radical y para ello todos los cubanos debemos tener la oportunidad de participar en ese cambio.

La campaña de CubaDecide no se propone hablar por el pueblo cubano porque nadie más debería hablar por todos los cubanos. Preguntemos al pueblo, en plebiscito, qué es lo que quiere.

El médico Eduardo Cardet, líder del Movimiento Liberación Cristiana [MLC] que entre sus fundadores tuvo a Oswaldo Payá, sufre prisión desde el 30 de noviembre de 2016. Su familia ha afirmado recientemente que su caso “no ha tenido toda la repercusión deseada”.

Tanto desde la campaña de CubaDecide como desde la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, hemos estado realizando acciones para la liberación de todos los presos políticos y en específico por la liberación de Eduardo Cardet, contra el cual el régimen se ha ensañado de manera particular.

No solo estamos preocupados por su libertad, sino también por su integridad física y la de su familia. Es prioridad para la red Juventud LAC llevar el caso de Eduardo Cardet a la Cumbre de las Américas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG