Enlaces de accesibilidad

Opositora pierde embarazo en una prisión para mujeres, denuncia su esposo


Melkis Faure Hechavarría con sus hijos.

La presa política cubana Melkis Faure Echevarría perdió su embarazo de tres meses y medio en una celda de castigo luego que le suministraran un medicamento contraindicado para las embarazadas.

La presa política cubana Melkis Faure Echevarría perdió su embarazo de tres meses y medio en una celda de castigo, luego de que le suministraran varias veces Enalapril, un medicamento contraindicado para mujeres en estado gestación, según confirmó su esposo a Martí Noticias este jueves, luego de visitarla en la Prisión de Mujeres "El Guatao”.

Freddy Nomihelet Michelle, de 34 años de edad y activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en La Habana, dijo que el embarazo de Melkis, de 39 años, aún no había sido diagnosticado, puesto que estaba en una celda de castigo desde el pasado 1ro de diciembre de 2016.

Melkis, integrante de la célula “José Martí” de UNPACU fue detenida el 6 de agosto de 2016, tras protagonizar una protesta en la calle Monte de La Habana Vieja. Permaneció detenida varias semanas en el centro de detención El Vivac, donde pasó más de un mes en huelga de hambre y de ahí conducida a la prisión donde se encuentra hoy.

Desde entonces ha recibido una visita conyugal una vez al mes.

A principios de abril Nomihelet se presentó en la Dirección Nacional Cárceles y Prisiones, entidad del Ministerio del Interior destinado al funcionamiento de los establecimientos penitenciarios reclamando atención de salud para su esposa.

“Allí estas personas llamaron para allá para El Guatao, porque con el documento que yo les había redactado preguntaba por qué es que a ella no la estaban atendiendo estando embarazada”, señaló Nomihelet Michelle.

Al día siguiente, en una visita conyugal Nomihelet fue testigo de cómo los guardias de la prisión le aseguraban a Faure Hechevarría que le harían un ultrasonido. Días después ella le contó que no fue más que un simulacro.

Desidia médica

“Ella me cuenta que le echaron la crema esa (el gel), le pegan el equipo y se lo vuelven a quitar, sin correrlo por la barriga, como se hace el ultrasonido. Entonces le dijeron que era un fibroma, y ella pregunta que cómo que un fibroma, porque ha tenido cinco barrigas y sabe cuál es el procedimiento”, explicó el esposo.

En las jornadas siguientes fue medicada para su padecimiento por la presión alta.

"Uno de los medicamentos era el Enalapril, y ella me cuenta que se lo estaban dando en un vaso y después fue que ella se enteró (del nombre de la medicina)", señala el esposo.

“Se dio cuenta de que cuando se lo tomaba se quedaba con falta de aire, como si se le fuera el espíritu del cuerpo, muy seguido, mucho movimiento en la barriga. Entonces dejó de tomar el medicamento y comprobó que el feto no se movía igual”, contó Nomihelet.

El enalapril se administra en casos de insuficiencia cardíaca, disfunción ventricular izquierda y nefropatía diabética, pero debe evitarse en caso de enfermedad vascular renal y en la gestación, advierte la Organización Panamericana de la Salud.

Según dijo Freddy a Martí Noticias, él se entrevistó con la médico de familia que le pertenece en La Habana Vieja. “Vi la doctora en la calle (y dijo) que ese medicamento no se lo podía tomar porque era mortal para las mujeres embarazadas”, indicó el esposo.

Entonces un día –relata el activista- “me dijo que se levantó a orinar, con dolores y eso y ‘se fue en sangre’. Aun hoy, esa mujer no ha sido atendida por la parte médica. Están con el tema de que tiene un fibroma, no saben ni que ya la perdió, porque no le hacen ese tipo de revisión”, indicó Nomihelet Michelle.

A espera de otro juicio

Ese 1ro de diciembre citado arriba, la familia de Melkis Faure, la activista Sonia De la Caridad Gonález Mejías, junto al chofer de una máquina de alquiler se vieron envueltos en un altercado con oficiales y soldados de Seguridad penal de la Prisión El Guatao, debido a la mala ubicación del vehículo en una zona de parqueo.

En el incidente fueron golpeados y arrestados el chofer y los dos activistas. El Tribunal municipal de 10 de octubre, en La Habana, envió una petición fiscal el pasado 30 de marzo pide 6 años de cárcel contra Sonia de la Caridad González Mejías y 5 contra Freddy Nomihelet Michelle, esposo de Melkis Faure, según explicó la primera al programa Contacto Cuba de Radio Martí.

El chofer del auto, Alain Santiesteban Pérez, también recibió el mismo día una petición fiscal de 7 años de cárcel, bajo la misma acusación.

“Nos encontrábamos en la prisión El Guatao en una visita a Melkis Faure. La policía de allí sale del puesto de mando y le cae a golpes al chofer de nosotros, y nos caen arriba. Fuimos detenidos, llevándonos tres días, primero para la 7ma unidad y luego para la 5ta, una unidad del DTI (Departamento Técnico de Investigaciones), entonces en vez de acusar a los policías (militares de la cárcel) salimos acusados nosotros, que fuimos golpeados y nos están poniendo una sanción de seis y siete años”, indicó la activista.

Detalles de las condiciones en vive Melkys Faure Hechavarría, en un espacio acondicionado por ella misma.
Detalles de las condiciones en vive Melkys Faure Hechavarría, en un espacio acondicionado por ella misma.

“Una prueba de la vida”

Nomihelet Michelle trabajó hasta 2005 como Jefe de Mantenimiento en el policlínico "Antonio Guiteras Holmes”, de la calle Zulueta en La Habana.

De entonces a la fecha se ha dedicado a la venta de piezas de plomería, bajo una licencia de trabajo por cuenta propia.

Faure Hechavarría ocupó un apartamento en una zona de derrumbe en la calle Monte 466, entre Indio y Ángel, La Habana Vieja. Desde entonces su familia ha sufrido la presión de las autoridades para que lo abandone.

Desde que su esposa está presa, él se encarga del cuidado y alimentación de los tres hijos de esta, un varón de 7, una hembra de 9 y otro, adolescente, de12 años de edad respectivamente.

“El que los cría soy yo, el que los atiende soy yo. Los mantengo con unos ahorros que teníamos guardados, con eso sobrevivimos un poquito. Enfrentar esta situación ha sido una prueba de la vida”, concluyó Nomiheles.

Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados los poemarios Secretos del monje Louis (2001), Animal de Alcantarilla (2005), Cantos del malvivir (2005), Anverso de la bestia amada (2006) y Para dar de comer al perro de pelea (2013). Relatos suyos aparecen en diversas revistas literarias. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG