Enlaces de accesibilidad

Merkel envía otro ministro a Cuba: El titular de Economía Sigmar Gabriel


La canciller alemana, Angela Merkel y el ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, durante el primer Consejo de Ministros del año en Berlín el 6 de enero de 2016.

Es el segundo ministro germano que visita Cuba en menos de seis meses.

La visita a Cuba del ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, la primera de un titular de esa cartera a la isla en 15 años, buscaría incrementar las inversiones y ampliar el comercio con la isla.

Gabriel, quien es además vicecanciller del Gobierno de Angela Merkel, es el segundo ministro germano que visita Cuba en menos de seis meses. Frank-Walter Steinmeier fue el primer jefe de la diplomacia de la Alemania reunificada en visitar la isla socialista, en julio de 2015.

Raúl Castro recibió al ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier (i-d) el 16 de julio de 2015.
Raúl Castro recibió al ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier (i-d) el 16 de julio de 2015.

Su desembarco en La Habana, junto a unos
60 empresarios alemanes, buscaría reforzar el proceso de apertura que está viviendo Cuba, según dijo previamente.

La agenda en la isla incluye reuniones con el primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, y con el ministro de Economía y zar de las reformas Marino Murillo.

Además, asistirá a un encuentro con empresarios y a la presentación de la cartera de oportunidades para la Inversión Extranjera en Cuba.

La visita es vista como la oportunidad para que empresas alemanas miren hacia Cuba, un país que clama por la inversión extranjera para sacar a flote su economía.

"La necesidad de renovación e inversión en Cuba es elevada y los productos 'Made in Germany' disfrutan allí de una excelente reputación. Con ello, las oportunidades que se abren para nuestros dos países son grandes", declaró el Ministro en un comunicado.

"Con su conocimiento y sus tecnologías altamente eficientes, las empresas alemanas pueden ofrecer a Cuba muy buenas soluciones sobre todo en los ámbitos de la energía, la sanidad y la construcción de maquinaria y de plantas de producción", agregó.

Sacar provecho

El director de la Asociación de las Cámaras de Comercio Alemanas (DIHK, siglas en alemán), Martin Wansleben, dijo a la agencia alemana Dpa que el sector empresarial alemán espera poder sacar provecho de la apertura económica en Cuba.

"La industria alemana se ha quedado por debajo de sus posibilidades en el mercado cubano. Las empresas españolas, italianas y francesas van por delante en los negocios", dijo Wansleben a Dpa.

El comercio entre Cuba y Alemania ascendió sólo a 224 millones de euros (unos 240 millones de dólares) en 2014. La isla caribeña ocupa el puesto 101 en la lista de países a los que Alemania exporta.

El viaje de Gabriel es una señal importante para que las empresas alemanas se fijen más en Cuba, agregó Wansleben. "Es importante que nos posicionemos".

La DIHK agrupa a las 80 cámaras de comercio de la primera economía europea.

Wansleben, que es parte de la delegación empresarial que acompañará al ministro, ve potencial para las empresas alemanas sobre todo en los sectores de energía, agricultura y maquinaria.

Pese a las enormes carencias en la isla, el representante de la industria germana no ve por otro lado aún suficientes impulsos para reactivar la economía.

"Cuba no ha pasado hasta ahora de pequeñas medidas en la apertura económica", consideró Wansleben. "Se tienen que mejorar las condiciones para las empresas mixtas y reducir los aranceles para las importaciones", pidió.

La isla de gobierno comunista está impulsando un plan de moderadas reformas económicas dirigidas al mercado, que incluye una expansión del sector privado y cooperativo. Según cifras oficiales, cerca de medio millón de personas trabajan por cuenta propia.

Sin embargo, no ha conseguido reflotar su economía tras años de crisis. Cuba prevé un menor crecimiento económico este año en relación con 2015, en parte debido a la crisis en Venezuela, el principal aliado y socio comercial de la isla.

El mandatario cubano Raúl Castro ha insistido en el interés del país en diversificar sus relaciones comerciales a nivel internacional. La Habana busca desde hace años atraer capitales extranjeros, entre otros con una zona franca establecida unos 40 kilómetros al oeste de La Habana, en el puerto de Mariel.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:20 0:00
XS
SM
MD
LG