Enlaces de accesibilidad

“Lleida.net es una operadora de telecomunicaciones utilizada por miles de clientes a nivel mundial para el envío y recepción de mensajes de texto, de forma transparente”, afirmó una nota de prensa publicada en el sitio web de la empresa española.

La empresa española de telecomunicaciones Lleida.net, con sede en Lérida, Cataluña, rechazó hoy su participación “de forma activa” en una red para enviar mensajes de texto a Cuba, auspiciada por Estados Unidos, que llegó a contar con 40,000 suscriptores en la isla.

“Lleida.net es una operadora de telecomunicaciones utilizada por miles de clientes a nivel mundial para el envío y recepción de mensajes de texto, de forma transparente”, afirmó una nota de prensa publicada en el sitio web de la empresa.

“Como operadora de telecomunicaciones, Lleida.net está sometida al régimen de secreto de las comunicaciones, no pudiendo verificar, intervenir o modificar el contenido de los mensajes de los clientes”, agregó.

Un reportaje investigativo de la agencia de noticias Prensa Asociada, difundido el jueves sobre la red, identificada como Zunzuneo, indicó que los operadores del proyecto financiado con fondos de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID) de Estados Unidos contrataron “a una empresa española llamada Lleida.net para enviar los mensajes a Cuba desprovistos de su información de identificación”.

La empresa aseguró que “si en algún momento alguno de los usuarios de Lleida.net ha cometido algún tipo de acto ilícito, Lleida.net está, como lo ha estado siempre, a disposición de las autoridades competentes para facilitar la información necesaria siempre por los cauces legalmente establecidos”.

Lleida.net tiene acuerdos con más de 1,000 compañías en 200 países. Desde sus 12 sedes internacionales gestiona a clientes en más de 40 países. Las soluciones y servicios de Lleida.net son utilizados fundamentalmente por administraciones públicas, pequeñas y medianas empresas, y grandes empresas.

La AP asegura que obtuvo más de mil páginas relacionadas con el proyecto y se preguntó acerca de su legalidad, subrayando que “los documentos de la USAID indican que su objetivo estratégico en Cuba era "sacarla del punto muerto en que se encuentra mediante tácticas e iniciativas temporales para impulsar el proceso de transición hacia el cambio democrático".

La Casa Blanca confirmó el jueves que la USAID llevó a cabo en Cuba hasta 2012 un proyecto de red social para aumentar el acceso a la información entre los cubanos, pero negó que fuera una operación encubierta.

"Las sugerencias de que se trataba de un programa encubierto no son correctas", aclaró en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

En la ejecución de programas "en entornos no permisivos" el Gobierno toma medidas "para ser discreto" y eso no sucede "exclusivamente en Cuba", puntualizó Carney.

Estados Unidos, dijo Carney, financia distintos programas "para ayudar a capacitar a los cubanos a tener acceso a más información y fortalecer a la sociedad civil", y agregó que el dinero invertido en el mencionado proyecto "fue objeto de debate en el Congreso".

Carney afirmó que la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) "revisó ese programa en detalle en 2013 y encontró que se llevó a cabo de conformidad con la ley de Estados Unidos y bajo los controles de supervisión adecuados".
XS
SM
MD
LG