Enlaces de accesibilidad

Atentados en Cambrils y Barcelona: 14 muertos, 130 heridos


La policía catalana detuvo un segundo atentado terrorista en Cambrils, Tarragona, horas después del que dejó al menos 13 muertos en Barcelona.

Cinco terroristas murieron, abatidos por la Policía regional de Cataluña, la madrugada del viernes durante un atentado de atropello múltiple, en la localidad turística de Cambrils. El ataque fue semejante al perpetrado en Las Ramblas de Barcelona en la tarde del jueves. Los atentados han dejado un saldo de 14 muertos y más de un centenar de heridos.

La agresión en Cambrils ocurrió en el Paseo Marítimo, donde acostumbran a reunirse los transeúntes. Los medios locales de prensa informaron de siete personas heridas, una de las cuales falleció. Uno de los lesionados en Cambrils sería un cubano según reportan los medios de la isla, que también mencionan a otros cuatro cubanos entre los más de cien heridos en Barcelona. No está claro si se trata de residentes en Cuba o en el exterior.

El embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez, aseguró en Twitter que el consulado cubano en Barcelona mantiene contacto con los familiares de los heridos:

La policía frustró el ataque de esta madrugada disparando contra los terroristas que viajaban en una furgoneta. El diario barcelonés La Vanguardia precisa que algunos de los heridos fueron atropellados por el vehículo, en fuga después de saltarse un control policial. Luego la furgoneta se volcó y sus ocupantes salieron y empezaron a acuchillar a los que transitaban por el Paseo.

Fuentes policiales aseguraron que los terroristas llevaban armas de fuego y tenían adosados aparentes cinturones con explosivos, que resultaron ser falsos.

Turista británico filmó a uno de los terroristas abatidos en el atentado en Cambrils
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:04 0:00

Saldo mortal en Barcelona podría crecer

Mientras tanto, la Policía regional de Cataluña calificó de atentado terrorista el atropello ocurrido en la tarde del jueves, cuando una furgoneta arremetió contra peatones en el turístico paseo de Las Ramblas de Barcelona.

"Podemos confirmar que ya son 13 los fallecidos y que hay más de un centenar de heridos" de al menos 18 nacionalidades, informó en rueda de prensa el titular de Interior del gobierno catalán, Joaquim Forn, al indicar que podrían aumentar los muertos por la gravedad de algunos heridos.

La policía española arrestó a dos personas relacionadas con el atentado, uno de ellos identificado como Driss Oukabir, de origen marroquí, y el otro un ciudadano español residente en Melilla.

Ninguno de los arrestados conducía la furgoneta usada en el atentado, dijo el portavoz de la policía catalana, Josep Lluis Trapero.

El conductor se dio a la fuga, y no había sido capturado hasta el momento de la redacción de este reporte.

La policía de Cataluña reportó más tarde de un operativo en la zona costera de Cambrils, por un posible ataque terrorista.

En un mensaje publicado en la página oficial de Twitter, recomendó a los residentes de la zona que permanecieran en sus casas, así como minimizar los desplazamientos por Barcelona, donde todavía se mantenían algunas vías interrumpidas por retenes policiales.

Además, la policía vinculó con el atentado una explosión la noche anterior en una vivienda en Alcanar, a unos 200 kilómetros al sur de la capital catalana, que dejó un muerto.

"La sospecha es que estaban preparando un artefacto explosivo", señaló Trapero.

El Estado Islámico (EI) reclamó la autoría del ataque, según un comunicado leído por su agencia de propaganda Amaq.

El ataque fue resultado de los llamados del EI a sus seguidores, de que se enfoquen en países que participan en la coalición que trata de sacar al grupo extremista de Siria e Irak, agregó el comunicado, sin añadir detalles sobre los atacantes.

Una mujer de nacionalidad belga murió en el ataque terrorista, anunció por la noche el ministro belga de Relaciones Exteriores, Didier Reynders.

"Desgraciadamente debemos lamentar una víctima belga en #Barcelona. Envío mis condolencias a su familia y a sus allegados", escribió Reynders en su cuenta de Twitter.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy dijo en Twitter que la prioridad ahora es "detener a los autores, reforzar la seguridad y atender a todos los afectados.

Añadió que "los terroristas nunca derrotarán a un pueblo unido que ama la libertad frente a la barbarie. Toda España está con las víctimas y familias".

El ataque mereció una dura condena de la casa real española: "Son unos asesinos, simplemente unos criminales que no nos van a aterrorizar. Toda España es Barcelona. Las Ramblas volverán a ser de todos", dijo en Twitter.

Testigos describen escenas de terror

"Cuando ha pasado todo, he salido corriendo y he visto destrozos, cuatro cuerpos en el suelo, gente atendiéndolos, gente llorando y también había muchos extranjeros que habían perdido a sus familiares", dijo a la AFP Xavi Pérez, de 26 años y dependiente de una tienda.

Detalle de la infografía de la Agencia Efe "Atropello en las Ramblas de Barcelona".
Detalle de la infografía de la Agencia Efe "Atropello en las Ramblas de Barcelona".

Efectivos policiales atienden a una de las víctimas en Las Ramblas de Barcelona.
Efectivos policiales atienden a una de las víctimas en Las Ramblas de Barcelona.

"Lo que hemos visto es que era intencionado, no es un accidente. La persona iba acelerando, a tope, a todo lo que daba, intentando arrollar a la gente por el medio de Las Ramblas", indicó un testigo que se identificó como Isaac, a la televisión pública TVE.

"Estaba al lado, en El Corte Inglés y escuché un fuerte ruido. Tratamos de salir pero no pudimos. Vi cuatro, cinco cuerpos en el suelo y gente tratando de reanimarlos, y mucha sangre", dijo a la AFP Lily Sution, una turista holandesa.

Algunos heridos fueron llevados a la tienda por departamentos del Corte Inglés, aparentemente para practicarles primeros auxilios, indicó el periodista de AFP. Los policías pedían a los comercios próximos a la colisión dejar entrar a los transeúntes y cerrar las puertas.

Otros agentes desalojaban la aledaña Plaza Cataluña, mientras decían por megáfono: "ataque terrorista".

Luego de haberse mantenida la zona sellada por un cordón de seguridad desde la hora del ataque, las autoridades informaron la noche del jueves que se levantaban las restricciones de acceso al centro de la ciudad y se levantaba el confinamiento para las últimas personas que se mantenían refugiadas en comercios.

El ataque originó el cierre de las estaciones de metro y de tren alrededor de la zona, a la vez que fueron canceladas todas las "actividades lúdicas" de la jornada en la ciudad más turística de España.

El presidente, Donald Trump, está "al corriente" del atropello masivo ocurrido hoy en el centro de la ciudad española de Barcelona, que ha dejado al menos dos muerto y 20 heridos, según informó una fuente de la Casa Blanca.

El Departamento de Estado de Estados Unidos alertó sobre la gravedad del inicidente, similar a otros atentados terroristas en Europa con vehículos, como el de Niza el 14 de julio de 2016, cuando un camión conducido por un tunecino se lanzó contra la multitud, matando a 86 personas y dejando más de 400 heridos.

España fue el blanco del peor atentado yihadista en Europa en marzo de 2004, cuando una decena de bombas explotaron en los trenes de cercanías en Madrid, dejando 191 muertos. Los ataques fueron reivindicados por una célula islamista radical en nombre de Al Qaida.

En julio de 2015, un hombre armado abrió fuego delante de un hotel de Barcelona, provocando dos heridos.

Un reporte del diario La Vanguardia asegura que la comunidad catalana ha absorbido el mayor número de personas de religión islámica de toda España desde el 2007. En esta región hay medio centenar de centros de culto de signo salafista (la mitad de todos los que hay en España).

"En núcleos urbanos del entorno de Barcelona se desactivaron células que servían de puente para llevar a combatientes a zonas ya calientes entonces como Afganistán o Irak, a mediados de la primera década de este siglo. Mecanismos parecidos se reprodujeron en otros centros de población catalanes con el auge del Estado Islámico en el 2014. De nuevo, mecanismos de captación de soldados del califato para enviar a Irak o Siria, que fueron objeto de especial seguimiento, tanto o más como el monitorización de las llamadas “radicalizaciones exprés” protagonizadas por personas a través de internet. Las operaciones para detener a captadores o miembros ya radicalizados de estos grupos se han sucedido en Catalunya con gran intensidad en estos últimos años", asegura La Vanguardia.

[Con información de AP, EFE, Reuters El País, La Vanguardia y redes sociales]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG