Enlaces de accesibilidad

Funcionario del ICAIC vs Eliécer Ávila en reunión contra la censura


Cineastas cubanos firman carta en defensa de Juan Carlos Cremata
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:10 0:00

Cineastas cubanos firman carta en defensa de Juan Carlos Cremata

El director del ICAIC y otro funcionario intentaron expulsar de la reunión al dirigente de Somos + Eliécer Ávila, alegando que es "un contrarrevolucionario".

Cineastas cubanos, reunidos en torno al grupo G-20, hicieron voto unánime el pasado sábado por la reintegración del realizador Juan Carlos Cremata y, en medio de las discusiones contra la censura en el país, el director del Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficas (ICAIC), junto a otro funcionario, intentaron expulsar de la sala al disidente Eliécer Ávila.

En un video producido por el proyecto En Caliente prensa Libre, el cineasta Enrique Colina afirmó que era hora de termina con el fenómeno absurdo de la censura, refiriéndose a la defenestración y borrado total del mapa teatral del autor de la película Nada: "Cremata somos todos", insistió Colina.

Por su parte, el crítico Gustavo Arcos exigió que el G-20 se reúna con Alfonso Borges (excoronel de las Fuerzas Armadas Revolucionarias), hoy responsable del Departamento Ideológico del Partido Comunista, Raúl Castro (presidente del Consejo de Ministros) y Miguel Díaz-Canel (vicepresidente).

"Es hora de que tengamos una reunión con ellos, son quienes toman determinaciones de qué se pone y qué no se pone, y den respuesta de por qué el cine cubano, ese que está censurado, es contra la revolución y digan dónde, cómo y por qué esas películas están contra la revolución y tenemos entonces un diálogo. Probablemente sean ellos –Borges y demás– los contrarrevolucionarios", concluyó Arcos.

Un funcionario "que salió de la nada" –según asegura el equipo de
En Caliente– irrumpió en medio del debate y exigió a gritos que el dirigente de Somos + Eliécer Ávila saliera de la sala, alegando que es "un contrarrevolucionario".

El exabrupto obligó al funcionario Ramón Samada a identificarse y, sin salir del argumento revolucionario-contrarrevolucionario, continuó exigiendo la salida de Ávila. Los intelectuales allí reunidos expresaron que no había justificación para ese acto de censura.

En la sala estaban presentes también el escritor Ángel Santiesteban y la periodista Luzbeliz Escobar, del portal digital 14YMedio.

Juan Carlos Cremata es autor de la obra de teatro El rey se muere, que en julio de este año fue sacada de cartelera y acusada de ser una obra "contrarrevolucionaria". La presidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE), Gisela González, ha sido acusada por Cremata como la autora intelectual de su expulsión de las artes en Cuba.

El G-20, que exige una Ley de Cine en el país, anunció que en breve publicarán una declaración sobre el paso a seguir en la búsqueda de un aparato legal que defienda la libre creación en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG