Enlaces de accesibilidad

Cuba

Exclusiva: Cremata habla sobre la censura a su obra, tildada de ser una burla a Castro

Escena de "El rey se muere", de JUan C. Cremata: Hugo A. Vargas (Alabardero), Pedro Díaz Ramos (Rey), Laura Alemán (criada) y Carlos Solar (Médico).
Escena de "El rey se muere", de JUan C. Cremata: Hugo A. Vargas (Alabardero), Pedro Díaz Ramos (Rey), Laura Alemán (criada) y Carlos Solar (Médico).

El 4 de julio, a teatro lleno, estrenó "El rey se muere", días después el Consejo Nacional de Artes Escénicas (CNAE) la saca de cartelera alegando que se trata de un "panfleto político contra Fidel Castro".

El destacado director de cine y teatro cubano Juan Carlos Cremata concedió una entrevista a Martí Noticias a raíz de la censura de su más reciente producción teatral.

CONDENADNOS, no importa: el ARTE nos ABSORBERÁ.

La puesta en escena de la obra El rey se muere, de Eugène Ionesco, se estrenó el sábado 4 de julio, con lleno total en la sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht, en La Habana, a manera de homenaje a la independencia de Estados Unidos.

Juan Carlos, sabemos por varias fuentes sobre la suspensión de la obra El rey se muere. ¿Qué sucedió realmente?

Más que suspensión es censura descarada y burda. O sea, fue una total suspensión. Teníamos todo un mes de presentaciones y solo pudimos dar dos funciones. Ellos alegan que nosotros estamos haciendo un panfleto político contra Fidel Castro, cosa que no es real. Y, bueno, nosotros no pudimos discutir absolutamente nada y tuvimos, después de mucho esfuerzo, que bajar de cartel la obra. Sin derecho a réplica.

¿Te comunicaron directamente esta orden?

Sí, claro, fueron "muy amables esta vez". Porque ya es la segunda vez que yo me enfrento con la censura en el teatro. La primera vez fue con La hijastra, hace algunos años (en esa ocasión) nos dejaron dar 14 funciones. Esta vez fueron un poco más amables y nos llamaron –el Consejo Nacional de Artes Escénicas (CNAE)– en la persona de la presidenta Gisela González y toda la plana mayor a informarnos que ellos estaban en desacuerdo. Ellos habían controlado bastante la publicidad del espectáculo, habían leído la obra, no habían asistido absolutamente a ninguno de los ensayos. Yo no dejo de reconocer que la obra es bastante dura, pero vivimos otros momentos, donde siempre se habló de no prohibir ni censurar nada, y es mentira, totalmente mentira. Nada más que dimos funciones sábado y domingo.

¿Hubo afluencia de público?

Sí, hubo lleno total. De hecho, el sábado estuvo completamente desbordado y el domingo estuvo lleno total.

¿Fue similar a lo que pasó con Cloaca?

No, con Cloaca no tuvimos absolutamente ningún problema… en ese sentido. Claro, era una obra mucho más benévola, con el tema que proponía. Esta obra, la censurada, El Rey se muere, habla de un rey que no quiere morirse y toda la corte tiene que convencerlo burlándose de que debe morirse, y ellos hicieron una lectura que sabíamos que se iba a dar de alguna manera, con un líder que no tenía nada que ver porque la obra habla de todos los monarcas y todos los dirigentes, presidentes del mundo. Es un clásico de la literatura, no es una obra inventada. Entonces a casi una semana de las declaraciones de Abel Prieto (ex Ministro de Cultura y actual asesor de Raúl Castro) en El País, donde decía que no se iba a prohibir nada, que se iba a permitir absolutamente todo… Parece que fue un concierto más bien maquinado desde muy temprano, porque ellos sabían qué era lo que nosotros estábamos preparando. Entonces, nos dejaron llegar a la función del estreno y justo dos días después de sábado y domingo. Funciones que, además, estuvieron dedicadas al aniversario de la Independencia de Estados Unidos: Fueron la gente (los funcionarios) de la Oficina de Intereses (USINT Havana). (A) mucho público le gustó, (a) mucho público no le gustó.

¿Qué pérdidas económicas te daría esto?

Realmente no muchas, aunque toda la producción o la mayoría de la producción fue asumida por mí. Si bien el salario es mantenido por el Centro de Teatro, que es el departamento adjunto al CNAE. Más que la pérdida económica, que es significativa desde el punto de vista personal, es la pérdida artística y la pérdida de confianza y creencia en todo lo que se está haciendo. Es el camino trunco de una carrera que ya viene anunciando las cosas, porque no (es) solamente en el teatro; también en el cine a mí me acaban de censurar Crematorio, que es un cortometraje que se está viendo en una distribución pirata, pero no se aceptó oficialmente, a pesar de ser producido oficialmente. En el caso mío están como cerrando filas, me tienen un poco el dedo puesto, ¿no?

¿Los actores qué dicen, después de un proceso de elaboración, de laboratorio? ¿Cómo se siente la gente?

Es un poco triste, recuerdo que ayer estábamos recogiendo todas las cosas en el teatro y muchos actores lloraban. El teatro es un fenómeno que se va construyendo no solamente en los ensayos, sino se va construyendo cada día en las funciones. Nuestro grupo, El Ingenio, que vuelvo y te repito es la tercera vez (que suben a una puesta, indicó luego), porque la primera vez fue con una obra que hicimos que se llamó El Frigidaire, donde nos hicieron la vida imposible, la segunda vez fue con La Hijastra, y esta vez fue la tercera, quizás la más triste y la más definitiva. Tiene una relación muy especial con el público, nosotros tenemos mucho público, y nos han puesto el cartel de conflictivos, de polémicos y ellos tratan de evitar por todos los medios la polémica y la discusión sobre bases transparentes. Ellos nos acusan, por ejemplo en este caso, de traición, de panfleto político, como si no fuera traición y panfleto político lo que vemos todos los días en casi todo lo que hacen. Para nosotros es triste, pero de todas maneras es también edificante en tanto nos dan la oportunidad de convertir en leyenda algo que no lo era tanto; engrandecer un asunto que tampoco lo era tanto, pero que ahora se engrandece con la imaginación de la gente pensando que era mucho peor.

Yo creo siempre en el diálogo transparente y abierto de toda la sociedad en conjunto, y creo que nadie se debe arrogar el derecho de pensar y decidir por los demás, qué es lo que los demás deben pensar o sentir, o hacer. Esa es mi posición y la seguiré defendiendo, desde aquí seguiremos tratando de seguir haciendo nuestras cosas a pesar de las limitaciones. Es más, la represalia que se avecina en el futuro, en el caso de mi creación donde por supuesto no van a dejar de vigilar lo que yo esté haciendo, y esto es una llamada de atención, es como decir: "Mira, te pasaste, no te vamos a dejar seguir pasándote".

¿Y a qué tú crees que se deba? Porque por ejemplo, el humor pasa esas fronteras que ha puesto incluso el CNAE.

Sí, es contradictorio como los humoristas están cada día más deslenguados, dicen cada vez más cosas. Sin embargo, son terrenos en Cuba, todo sigue funcionando como tribus. O sea, el cacique de tal tribu manda en una tribu y el cacique (de) tal tribu manda en otra tribu. Entonces, los humoristas se han explayado, dicen cosas incluso aún peores, menos trabajadas. También no es lo mismo alguien que le cae bien a todo el mundo que alguien que dice las cosas de manera mucho más directas, artísticas. Yo creo que detrás de todo eso se esconden intereses personales, frustraciones personales y una historia personal de enfrentamiento con el discurso oficial.

¿Qué tiempo te llevó el proceso de elaboración de la obra?

Veníamos ensayando desde hace tres meses, pero la obra la venía pensando desde hace mucho. Un artista nunca descansa cuando está trabajando, continuamente estamos programando, ideando, estamos creando. Entonces, llegar a una culminación, que no es "culminación" finalmente porque en el teatro se construye todo en cada función. Y que ese proceso quede trunco de manera deliberada por una decisión unilateral… ellos se escudan en el CNAE, pero el CNAE es una persona, es su presidenta y nadie se atreve a contraponer una orden y si ella dice que la obra es azul, la obra es azul, y si dice que es verde, es verde. Entonces, esta vez dijo que era un panfleto político y que eso no tenía más futuro.

Se pone en tela de juicio que haya un "Consejo"...

Yo lo pongo en tela de juicio. Son especialistas que son tan especialistas como yo, porque yo soy graduado de la misma escuela, he estudiado las mismas cosas, y tengo una carrera por detrás, y yo sí pongo en entredicho el verdadero Consejo, que además está divorciado por completo de la producción. Ellos no calculan, ni se enteran, ni se quieren enterar jamás de cuánto puede costarnos una producción –no solo desde el punto de vista material, sino desde el punto de vista espiritual. Eso a ellos no les interesa, a ellos lo que les interesa es hacia dónde va el discurso y, sobre todo, cuidar sus puestos de trabajo, porque los entiendo a los pobres. Ellos responden ante una oficialidad y tienen que dar respuesta a esa oficialidad. Entonces, están previendo que no venga alguien mañana a decirles: "¿Cómo tú dejaste poner esto ahí?" y pueda perder su puesto de trabajo. Yo no, yo soy un artista, y por lo tanto mi naturaleza es anárquica, iconoclasta, contestataria, alternativa o como me dé la gana. Mi nación es el arte que produzco, no creo en nada más que en eso.

¿Te queda, Juan Carlos, alguna gestión por hacer, aunque fuera remotamente, para que esta obra vuelva otra vez al teatro?

El director de cine y teatro Juan Carlos Cremata.
El director de cine y teatro Juan Carlos Cremata.

Mira, que triunfe la sensatez y la razón, cosa que parece ser que nunca va a pasar por ahora. Vivimos tiempos de cambios, pero, muy vigilados, no son cambios abiertos. Quedaría la gestión de poderla hacer en otra parte del mundo, pero en Cuba lo dudo mucho. Sobre todo porque ayer mismo, en menos de una semana, en tres días nos hicieron desmontar absolutamente todo lo que veníamos trabajando durante mucho tiempo, y ya la obra se desmontó. Los actores, por supuesto, se saben la obra, yo tengo todo el vestuario, toda la escenografía, pero no tengo lugar donde almacenar, no tenemos ni siquiera lugar donde ensayar, donde trabajar. Dependemos de los dueños de los teatros, que es el Estado. Entonces, ¿dónde podemos hacer la obra? Yo les decía a ellos: ¿Qué puedo hacer yo, escribirle a la ONU, a los Derechos Humanos? A nadie, creo que hay problemas más urgentes que una obra de teatro censurada y esto no viene a ser más que un ejemplo; otro ejemplo de que el discurso oficial es mentira. Es muy difícil que ellos den la vuelta atrás, incluso que ellos vengan de más arriba a desautorizar a Gisela González, porque ella está puesta ahí para vigilarnos.

Sé que mucha gente ha visto tus películas y tus obras, si quisieras enviar un mensaje para ellos.

Mira, yo estoy escribiendo algo que haré público en internet y parafraseando una frase que es histórica y bien conocida por todos los cubanos. Estoy refiriéndome en un artículo a todo ese hecho penoso producido y a nuestra decisión de seguir que dice:CONDENADNOS, no importa: el ARTE nos ABSORBERÁ.No "nos absolverá" sino "nos absorberá". Definitivamente nos han condenado, nos han estigmatizado, nos han puesto el dedo encima, pero eso no quiere decir nada. En cine es diferente, porque en cine la piratería en Cuba es legal y las cosas se pueden distribuir de otra manera y definitivamente parece que también, en cine, a raíz de la defensa del cine independiente, del cine alternativo, de lo que yo llamo el cine libre, parece que tampoco voy a tener apoyo oficial o estatal o industrial para poder hacer mis próximas películas.

Ni la prohibición ni la censura van a callarnos. No es tiempo de quedarse callados, no vamos a quedarnos callados, y vamos a seguir haciendo y diciendo desde donde sabemos, desde lo que sabemos, desde nuestro arte, desde el teatro, desde el cine, aunque sea en otras condiciones. Ya veremos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:13:50 0:00

Vea todas las noticias de hoy

Cubanos en México aguardan por el CBP One, la cita que cambiará sus vidas

Marcos Aurelio Barrera lleva seis meses en México a la espera de una cita para el CBP One.
Marcos Aurelio Barrera lleva seis meses en México a la espera de una cita para el CBP One.

A las 11 a.m., en una casa en Tuxtepec, en las afueras de la Ciudad de México, cinco cubanos comparten un sentimiento común de desasosiego y tensión. Es el momento de descubrir si ha llegado la respuesta a su solicitud de entrevista en la frontera con Estados Unidos a través de la aplicación CBP One.

Marcos Aurelio Barrera ha estado esperando este momento durante seis meses, pero hoy tampoco ha sido su día de suerte.

"No tengo palabras para describir cómo se siente cuando son las 11 de la mañana y no has recibido nada. Sabes que es solo otro día en México y te das cuenta de que no estás avanzando hacia tu futuro", dijo el joven de 23 años, originario de Cienfuegos, quien admite sufrir crisis depresivas debido a lo difícil que le resulta obtener una cita.

Una de incertidumbre y otra de esperanza

Marcos y Adrián abordan el vuelo chárter que los llevó a Nicaragua.
Marcos y Adrián abordan el vuelo chárter que los llevó a Nicaragua.

Era enfermero en el hospital provincial de Cienfuegos cuando Marcos salió de Cuba rumbo a Nicaragua junto a Adriel, su pareja, el 21 de agosto de 2023, y tres días después llegaron al territorio mexicano. Desde entonces ha solicitado la cita a través de CBP One todos los días.

"Lo peor es que Adrián lleva un mes en EEUU porque pudo obtener la reclamación por el parole que le otorgó su madrina en 2023", señala Marcos. El joven confiesa que esto es lo que más le ha afectado.

Adriel se acogió al conocido parole humanitario, un permiso que permite a la persona emigrar de forma regular para vivir y trabajar en EEUU por hasta dos años. En el caso de los cubanos, después de un año y un día, pueden solicitar la residencia permanente bajo la Ley de Ajuste Cubano.

El presidente Joe Biden estableció esta medida el 5 de enero de 2023, mediante la cual hasta 30,000 ciudadanos de Cuba, Venezuela y Nicaragua pueden ingresar mensualmente a EEUU.

En la "cola" del CBP One

Marcos y Adriel habían comenzado a solicitar la cita como un solo núcleo familiar desde que llegaron al norte de México, en agosto pasado. Además, en ese momento eran dos personas contribuyendo económicamente para cubrir el alquiler y otros gastos, pero las cosas han cambiado.

"Antes podíamos ahorrar un poco más porque los dos trabajábamos, pero ahora estoy solo", agregó Marcos, quien comparte el alquiler con otros cuatro cubanos y sobrevive gracias a un empleo que ha conseguido como cajero en un pequeño negocio.

Según datos de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), entre mayo y diciembre de 2023, CBP One emitió alrededor de 324,000 citas; sin embargo, su efectividad ha sido cuestionada debido al aumento del cruce irregular de extranjeros en los puntos fronterizos, con más de un millón 433,000 personas ingresando ilegalmente a EEUU durante el mismo período.

En enero, más de 23,000 cubanos con citas de CBP One entraron a EEUU.

Angustia del emigrado

Marcos no se da por vencido, aunque tampoco se acostumbra a vivir lejos de su familia. Confiesa que no puede olvidar el momento del adiós, la separación de las personas que considera parte importante de su vida, a quienes quiere y extraña.

"Despedirme de mis pacientes, a quienes aprecio mucho, dejar a mis amigos, compañeros de trabajo, a mi hermana y a mi sobrina pequeña, quien estaba llorando y apenas podía hablar. Eso es una de las cosas que más me ha marcado", declaró Marcos.

El joven, que trabaja desde las 4 de la tarde hasta la medianoche mientras espera en México, siempre quiso irse de Cuba, aunque Adrián no compartía inicialmente su deseo.

"Fui yo quien tuvo la idea, y él se entusiasmó", admitió, agradecido de que hayan cruzado Centroamérica sin contratiempos en solo tres días hasta llegar a Tapachula, en el sur de México, donde permanecieron un mes.

Marcos y Adrián, en México.
Marcos y Adrián, en México.

Tapachula, "lo peor que he vivido"

Marcos describió sus días en Tapachula como un calvario, pero prefirió no entrar en detalles por razones de seguridad. "Me da un poco de miedo. Ha sido lo peor que he vivido. Cuando llegue a EEUU tendré mucho que contar, con videos y fotos. Por ahora, prefiero guardar silencio. Espero que lo entiendas", dijo.

El viaje desde Tapachula hasta la capital también resultó extremadamente difícil.

"En medio de la noche, los agentes nos hicieron bajar del autobús en el primer retén saliendo de Tapachula, nos quitaron el dinero y tuvimos que dormir a un lado de la carretera, en un terraplén. Son cosas que me da miedo contar porque todavía estoy aquí".

Barreras tecnológicas y burocráticas

En una comparecencia reciente, Blas Nuñez-Neto, subsecretario de Política Fronteriza e Inmigración del Departamento de Seguridad Interior de EEUU, aseguró que la aplicación CBP One está funcionando correctamente.

"Sabemos que muchas personas intentan programar una cita todos los días, pero aquellos que han estado esperando más tiempo eventualmente la recibirán", afirmó el funcionario.

Sin embargo, no han faltado los obstáculos reportados por los usuarios de la aplicación CBP One, por lo que el gobierno ha tenido que realizar más de 25 actualizaciones desde su implementación en enero de 2023.

Además, es obligatorio tener un teléfono inteligente y poder costear una cuenta de internet, algo que resulta difícil para la mayoría de las personas en movimiento.

"Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero después de seis meses, no sabría qué decir. Algunas personas te dicen que mantengas la fe, que tu turno llegará, pero ya no sabemos qué hacer. No somos muy creyentes", indicó Marcos, quien, entre risas, trató de aliviar el dolor.

"Ahora mismo se fue la luz, la electricidad, como para recordarme de dónde vengo".

Denuncian ante la CIDH patrón sistemático del régimen para desarticulizar la oposición (VIDEO)

Audiencia sobre Cuba en la CIDH, en Washington, D.C., este 29 de febrero del 2024
Audiencia sobre Cuba en la CIDH, en Washington, D.C., este 29 de febrero del 2024

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó dos audiencias sobre Cuba en su 189 período de sesiones, una sobre las violaciones al derecho de asociación en la isla y otra sobre las denominadas misiones médicas.

Una coalición de organizaciones de la sociedad civil habló en la primera audiencia sobre un patrón sistemático que el régimen cubano emplea para desarticular organizaciones de la sociedad civil independiente, centrados en la neutralización de liderazgos y la imposición de restricciones operativas y legales.

Entre los patrones que presentaron están el hostigamiento y la persecución, las detenciones arbitrarias, las restricciones a la libertad de expresión y reunión, el control de los medios y la censura, restricciones al financiamiento y recursos y estigmatización de las organizaciones y sus miembros, calificándolos de mercenarios o traidores.

Declaraciones de Stuardo Ralón
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:51 0:00

“Hemos tenido una audiencia muy importante sobre la represión que hay en Cuba, en donde se está pretendiendo suprimir los liderazgos que exigen libertad, que exigen democracia y es una audiencia que se realizó en el marco del 189 periodo de sesiones, donde le piden a la comisión se manifieste exigiendo la liberación de los presos políticos, de los presos de conciencia y que sea la Comisión quien lidere una voz, haciendo un llamado a la comunidad internacional para que no se normalice ni se invisibilice este mecanismo de represión sistemática en contra de los que piden libertad y de los que piden democracia en la isla”, declaró a Martí Noticias el Comisionado Stuardo Ralón, Relator de la CIDH para Cuba.

La coalición de grupos de la sociedad civil pidieron a la CIDH que emita una declaración pública demandando que el estado cubano libere a los encarcelados por ejecer su derecho a la libre asociación; que reconozca las restricciones al derecho de asociación en Cuba y sus repercusiones sobre los activistas; requerir que Cuba cumpla con sus compromisos internacionales en derechos humanos y que pida una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos para discutir esa problemática.

Entre los participantes en la primera audiencia se encontraban los abogados Laritza Diversent y Julio Ferrer, de Cubalex, y Johanna Villegas, del Instituyo Raza e Igualdad, con la participación por forma virtual de Camila Rodríguez, de Justicia 11J, y Yanelys Nuñez, del Observatorio de Género Alas Tensas.

Laritza Diversent y Julio Ferrer de Cubalex y Johanna Villegas del Instituto Raza e Igualdad, testifican en una audiencia de la CIDH sobre Cuba, Washington, D.C., 29 de febrero del 2024
Laritza Diversent y Julio Ferrer de Cubalex y Johanna Villegas del Instituto Raza e Igualdad, testifican en una audiencia de la CIDH sobre Cuba, Washington, D.C., 29 de febrero del 2024

Médicos cubanos laboran en “condiciones de esclavitud”

La segunda audiencia sobre Cuba se centró en las denominadas misiones médicas de Cuba. Javier Larrondo, presidente de la organización Prisioners Defenders habló de las “condiciones de esclavitud” de los médicos cubanos en el exterior.

Larrondo dijo que los galenos cubanos ven retenidos sus pasaportes y títulos profesionales, son vigilados, y reciben sólo entre el 5 y el 20 % de lo que gobiernos e instituciones extranjeras pagan por sus servicios al régimen cubano.

Javier Larrondo: "países que reciben a las misiones medicas cubanas son cómplice"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:31 0:00

El presidente de Prisoners Defenders denunció que más de 5.000 menores en Cuba, hijos de médicos cubanos que han huido de la isla tras misiones, están separados de sus padres de manera forzosa, como consecuencia de la llamada "ley de los ocho años”.

Explicó que las leyes cubanas imponen ocho años de impedimento de entrada al país a los funcionarios, entre ellos los médicos, que decidan no regresar a la isla tras cumplir "misiones" en el extranjero.

Un punto que surgió en la audiencia fue el de la complicidad de las naciones que reciben estas misiones médicas.

“Si no hubiera demanda, no habría suministro. Pero, además, la complicidad es muy evidente, porque los convenios fijan condiciones que son violatorias de toda la legislación internacional, los convenios que se han hecho públicos o que han llegado a nuestras manos, no siendo públicos, siendo secretos, todos violan la legislación internacional. Por lo tanto, los países que están contratando estas misiones, no sólo las médicas, las multinacionales que compran estos empleados, todos son perfectamente cómplices”, concluyó Larrondo.

Cómo se vive la crisis en Cuba: Periodista independiente ofrece sus puntos de vista

Ancianos caminan tomados del brazo por una calle de La Habana. (Adalberto Roque/AFP/Archivo)
Ancianos caminan tomados del brazo por una calle de La Habana. (Adalberto Roque/AFP/Archivo)

"La crisis alimentaria y social está afectando a la población cubana a unos niveles imposibles de calcular", comentó este jueves el periodista independiente Henry Constantín a la revista informativa Martí Noticias AM.

El joven, director de La Hora de Cuba, considera que si la situación continúa como está "se convertirá en un caos". "Para subsistir actualmente en este país se necesita recibir remesas del exterior, porque el aumento del cambio del dólar y la devaluación del peso cubano solo impulsa a eso", comentó.

Constantín reside en la ciudad de Camagüey, donde ha visto cómo cada vez las condiciones de las personas empeoran, lo que ha llevado a miles de jóvenes a salir del país.

“Los testimonios de las personas en un estado de hambruna, con una comida deficiente al día y que afecta más a los niños y a los ancianos, evidencia cuán abrumadora es la situación... Aquí en Camagüey los productos de la canasta básica de febrero no han arribado a los establecimientos de venta, solo han distribuido el aceite".

Declaraciones del periodista independiente Henry Constantín a la revista informativa Martí Noticias AM
please wait

No media source currently available

0:00 0:08:39 0:00

Esta semana las autoridades anunciaron que no habría pan para darle al pueblo por falta de harina de trigo, entre otras razones. "La solución obviamente está en que el régimen se aparte y permita a los privados llevar las riendas de la economía del país”, considera Constantín.

El periodista explicó cómo las Mypimes (Mycro, pequeñas y medianas empresas que impulsa el gobierno) no resuelven tampoco el problema porque "los precios son tan elevados que destruyen el salario y las pensiones de los jubilados en un día”, acotó.

A partir del primero de marzo próximo entrarán en vigor dos de las más polémicas medidas del paquetazo que anunciaron a finales de diciembre pasado las autoridades para intentar salir de la crisis. Según dijeron, a partir de esa fecha subirán los precios del combustible y de la electricidad.

“Ya los cubanos dentro de la Isla están en una disyuntiva, dejarse morir o asumir alguna rebeldía”, agregó el periodista sobre la impopularidad de estas nuevas normativas.

"A toda esta situación hay que añadirle la represión, algo que no sé si calificar como miedo o costumbre de la dictadura cubana, pero todavía es una represión tan férrea como cuando tomaron el poder en 1959”.

Para Henry el éxodo migratorio constituye una de las razones fundamentales por las que el gobierno ha logrado mantenerse en el poder. “Se van jóvenes y personas capacitadas, y esto alivia en alguna medida la presión social que tanto teme el régimen, siendo quizás una ventaja para ellos que los cubanos que deseen un cambio significativo en el país estén más desesperados por emigrar que por protestar”, concluyó.

Alto funcionario de Biden asegura que pelearán por el parole humanitario en corte

Elián Coto Sierra de Edeity abraza a su hermano, Maikel Antonio Coto Salazar, de Cuba, quien llega a Miami con el parole humanitario otorgado por EEUU.
Elián Coto Sierra de Edeity abraza a su hermano, Maikel Antonio Coto Salazar, de Cuba, quien llega a Miami con el parole humanitario otorgado por EEUU.

La administración Biden peleará en corte para mantener el programa de parole humanitario en caso de que el juez Drew Tipton tome una decisión desfavorable contra la medida, dijo el subsecretario de Seguridad Nacional de EEUU, Blas Nuñez Neto.

En respuesta a una pregunta de Martí Noticias sobre la reacción del gobierno estadounidense ante una decisión adversa en el juicio de 20 estados republicanos contra el programa, Nuñez Neto argumentó: “Puedo subrayar que seguimos convencidos que lo que estamos haciendo está dentro de nuestras autoridades”.

Los comentarios los realizó el alto funcionario este miércoles en una conferencia de prensa sobre una cumbre entre Estados Unidos, Guatemala y México para frenar la migración irregular y abordar las causas del incremento del éxodo hacia la frontera Sur.


“Si recibimos una decisión adversa vamos a discutir con nuestro Departamento de Justicia cuáles serán los próximos pasos, pero estamos muy comprometidos con seguir implementando este programa”, dijo Nuñez Neto.

Varios medios reportaron recientemente que Luis Miranda, un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, dijo que una decisión desfavorable no podría ser apelada por el gobierno, lo que desató el temor entre cientos de miles de cubanos, venezolanos, nicaragüenses y haitianos, que ven en este programa una ruta legal para emigrar a Estados Unidos.

Desde que fue implementado, en enero de 2023, el programa de parole humanitario para cubanos, venezolanos, nicaragüenses y haitianos ha permitido a más de 357,000 personas de estos cuatro países emigrar legalmente a Estados Unidos bajo los auspicios de un patrocinador.

En entrevista con Martí Noticias, Miranda, subsecretario adjunto de Comunicaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), informó que el 20% de las visas humanitarias corresponde a los cubanos, con más de 75 mil solicitudes de formulario I-134A aprobadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Además de los cubanos, el programa ha beneficiado a 144.000 haitianos, 64.000 nicaragüenses y 92.000 venezolanos. Ello significa que los nacionales de Haití acaparan aproximadamente el 40.34% del total de visas humanitarias otorgadas, seguidos por los venezolanos con el 25.77% y los nicaragüenses con el 17.93%.

CBPOne también continúa con éxito

El subsecretario Núñez Neto también se refirió a las peticiones de los inmigrantes que desean ver un mayor número de citas en la aplicación CBPOne, que permite organizar las solicitudes de asilo en la frontera sur de Estados Unidos.

“Es importante resaltar que todos los días estamos procesando más de 1.450 personas que se presentan de manera segura y ordenada utilizando la aplicación móvil. Ese número es cinco veces más alto que el promedio de personas que se procesaban antes de la pandemia”, dijo.

Núñez Neto calificó como “histórico” el número de personas procesadas en la frontera y aseguró que han incrementado la cantidad de citas a medida que disponen de más oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza.

Más de 400,000 personas se han beneficiado del programa CBPOne hasta el momento, con los mexicanos, venezolanos, haitianos y cubanos como las principales nacionalidades que utilizan el sistema.

Cubanos temen que haya cambios en la frontera y no puedan entrar a EEUU

Tres cubanos llegan a suelo estadounidense tras cruzar el Río bravo en Eagle Pass, Texas, el 22 de mayo de 2022. Al otro lado de la frontera muchos cubanos temen que un cambio migratorio les impida llegar a Estados Unidos. (AP Foto/Dario Lopez-Mills)
Tres cubanos llegan a suelo estadounidense tras cruzar el Río bravo en Eagle Pass, Texas, el 22 de mayo de 2022. Al otro lado de la frontera muchos cubanos temen que un cambio migratorio les impida llegar a Estados Unidos. (AP Foto/Dario Lopez-Mills)

La cada vez más comentada posibilidad de que el presidente Joe Biden tome medidas ejecutivas para frenar el cruce de inmigrantes indocumentados a través de la frontera sur de Estados Unidos es vista como una de las principales preocupaciones de muchos inmigrantes en México.

“Llevo seis meses esperando una cita de CBPO pero no me llega. Es muy probable que cruce el río porque tengo miedo a que me secuestre el narco o que terminen estos programas y me quede de este lado”, dijo vía telefónica desde Matamoros Yaneisy García, una emigrante cubana de 32 años.

La administración Biden puso en funcionamiento el año pasado un programa de citas conocido como CBPOne, que permite mediante una app coordinar una entrevista con las autoridades fronterizas para pedir asilo.

En una reciente entrevista con Martí Noticias Luis Miranda, subsecretario adjunto de Comunicaciones del Departamento de Seguridad Nacional, dijo que más de 400,000 personas se habían beneficiado del programa.

Pero los cambios en la retórica sobre la crisis en la frontera preocupan y según varios medios de prensa, Biden podría estar considerando una orden ejecutiva para cerrar la frontera.

De acuerdo a reportes del New York Times, si más de un promedio de 5.000 migrantes por día intentan cruzar ilegalmente en el transcurso de una semana, o más de 8.500 intentan cruzar en un día determinado, el presidente podría cerrar la frontera.

“La frontera es un caos”, dijo Biden a los donantes la semana pasada en Los Altos Hills, California. “No tienen el personal”.

Otros medios han reportado que la Administración pudiera restringir el derecho a solicitar asilo a los inmigrantes, lo que seguramente será retado en cortes, algo similar a lo ocurrido en el pasado con el ex presidente Donald Trump.

Biden visitará este jueves Brownsville, la ciudad hermana de Matamoros, México, donde se encuentra la migrante cubana Yaneisy García.

Para Ernesto González, de 39 años, que acaba de recibir un parole tras pasarse un mes detenido en Adelanto, California, la situación en la frontera es muy delicada.

“Salí de Cuba vía Nicaragua con lo que me pagaron por mi casa. Hice toda la travesía hasta México donde estuve siete meses esperando por la cita del CBPOne. La aplicación siempre tenía problemas y finalmente crucé ilegal”, dijo González.

El inmigrante aseguró que la opción de refugiarse en Estados Unidos se debe a que la situación en Cuba es insostenible. “Hay mucha necesidad y la dictadura no quiere ceder el poder. Sólo los militares viven bien allá”, dijo.

Para él, uno de los principales temores que lo llevó a cruzar la frontera de manera ilegal fue que se diera un cambio en la política de asilo de Estados Unidos.

“La frontera estaba muy mala. Del lado mexicano hay mucha droga y grupos de delincuentes que te secuestran y en Estados Unidos se dice horrores de los inmigrantes. Así que tenía miedo que no me dejaran entrar”, confesó.

La emigración es hoy el principal tema de preocupación entre los norteamericanos de cara a las elecciones presidenciales de noviembre, según una encuesta de Gallup.

En el mes de enero la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) se redujo en un 50 por ciento. CBP dijo que había encontrado migrantes entre los puertos de entrada 124.220 veces en enero, frente a los más de 249.000 del mes anterior. Se teme que la cifra aumente con el paso de las semanas.

Aliuska Hernández, una inmigrante cubana que se encuentra en Ciudad de México esperando su cita de CBPOne es otra de las que teme un cambio en la frontera.

“Llevo tres meses aquí con mi hija de cinco años”, explicó a través de Messenger.

“Generalmente estamos trancadas en el hotel porque tenemos miedo a que nos secuestren o a la migra mexicana, que nos pide sobornos”, añadió.

“En caso de que cambien las leyes y no pueda irme a Estados Unidos me tendré que quedar aquí porque en Cuba ya no tengo nada”, dijo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG