Enlaces de accesibilidad

Funcionario de EEUU se va de Cuba con la sensación de que "la presión va disminuyendo"


Una devota reza durante una peregrinación con la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, por las calles de un céntrico barrio de La Habana. Foto Archivo.
Casey Shaun.
Casey Shaun.

El representante de temas religiosos del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo a En Cuba Hoy, una publicación de The Miami Herald que los cubanos hoy tienen mayores libertades religiosas, valoración que hizo tras una reciente visista a la isla.

Casey Shaun, viajó a Cuba el miércoles y jueves de esta semana, representando a la oficina de Asuntos Religiosos y Globales del Departamento de Estado y se entrevistó con representantes de la Iglesia Católica, entre ellos el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Juan de Dios Hernández Ruiz, representantes de iglesias protestantes, grupos evangélicos, pentecostales, santeros, musulmanes, budistas y funcionarios cubanos como Caridad Diego, jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista.

"Han soportado mucho sufrimiento en las últimas cuatro décadas pero hay una sensación de que la presión va disminuyendo, que tienen más libertades para ser quienes ellos quieren ser", declaró Shaun.

“Ellos están muy contentos con la normalización de las relaciones entre los dos países, han visto un incremento de las visitas de grupos religiosos estadounidenses y están muy entusiasmados con esas oportunidades. Debido a las privaciones que han soportado, tienen una visión de cambio a largo plazo y están muy esperanzados y optimistas de que las libertades religiosas van a aumentar junto a otros derechos humanos”, destacó y adelantó que EEUU y Cuba podrían colaborar en el cuidado de la población de la tercera edad.

Shaun mencionó que líderes de grupos que utilizan sus casas para el culto religioso “compartieron su frustración sobre este tema pero al mismo tiempo nos dijeron que siguen conversando con el gobierno con la esperanza de resolver estos problemas”.

“Es nuestra esperanza que haya completa libertad religiosa para todos en Cuba. Esa ha sido nuestra política hacia Cuba desde hace mucho; eso no va a cambiar”, afirmó.

El funcionario celebró que con la normalización puedan darse conversaciones "cara a cara con funcionarios de asuntos religiosos" algo que no se había producido desde 1961.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG