Enlaces de accesibilidad

EEUU ve algunas mejoras en la libertad religiosa en Cuba


Tras el paso del papa Francisco comenzó la lluvia en Santiago de Cuba.

"No hubo informes de acciones sociales importantes que afectan a la libertad religiosa", asegura el documento, que igualmente señala casos de detención y acoso a pastores.

El Gobierno cubano continúa controlando la vida y actividades de los grupos religiosos a través de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista, asegura un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos divulgado este miércoles, que al mismo tiempo aprecia algunas mejoras.

En su Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo correspondiente al 2014 el Buró de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo aseguró que el Gobierno cubano acosa a los líderes religiosos y sus seguidores que se expresan abiertamente, restringe sus recursos financieros y su libertad de movimiento.

El informe señala que, al mismo tiempo, se ha reportado una mayor posibilidad de que los grupos religiosos conduzcan obras sociales de caridad, operen servicios de cuidado infantil post escolar, presten servicios en prisiones, tengan pequeñas bibliotecas religiosas y reciban mayores facilidades para importar Biblias.

"No hubo informes de acciones sociales importantes que afecten a la libertad religiosa", asegura el documento.

El informe, sin embargo, cita varios casos de pastores que colaboran con grupos de Derechos Humanos, y hablan abiertamente sobre la defensa de esos derechos, que han sido víctimas de detenciones y acoso por parte de las autoridades.

"El Gobierno hostigó al pastor bautista y activista de la libertad religiosa, Mario Félix Lleonart Barroso y miembros de su congregación en varias ocasiones", asegura el informe.

Asimismo, relaciona detenciones, acoso y hostigamiento de otros pastores evangélicos como Esmir Torreblanca, pastor de la Iglesia del Reino de Dios, a quien desconocidos destruyeron su casa, donde celebraba el culto religioso, en el Distrito José Martí en Santiago de Cuba.

Menciona también el caso de José Miguel Ramírez Pérez, líder de Pastores por la Verdad, en Las Tunas, quien fue golpeado y herido por una turba de partidarios del Gobierno en junio del 2014.

Otros pastores evangélicos citados en el informe como víctimas de acoso y hostigamiento son José Miguel Martínez, de Pastores por el Cambio, y Manuel Morejón Soler, pastor de Alianza Cristiana de Cuba.

En lo que se refiere a las limitaciones legales al ejercicio de la libertad religiosa, el informe recuerda que la Oficina de Asuntos Religiosos controla los permisos para la construcción de nuevos templos o casas de culto, los materiales para su mantenimiento, la importación de publicaciones religiosas y las invitaciones a personalidades religiosas internacionales.

El informe indica que, según estimados de Estados Unidos, la población cubana era de aproximadamente 11 millones en julio de 2014, de los cuales entre el 60% y 70% son católicos, de acuerdo con cifras de la Iglesia Católica Romana. El 5% de la población es miembro de las iglesias protestantes, entre las que se destacan las Iglesias Pentecostales y Bautistas.

Otros grupos cristianos con membresías menores por orden de importancia numérica son: La Asamblea de Dios, las cuatro convenciones Bautistas, Testigos de Jehová, Metodistas, Adventistas del Séptimo Día, Anglicanos, Presbiterianos, Cuáqueros y la Iglesia de los Santos del Último Día (Mormones).

La comunidad judía se estima en 1.500 sus miembros, de los cuales 1.200 viven en La Habana. De acuerdo con la Liga Islámica, hay en la isla entre 2.000 a 3.000 miembros, de los cuales la mitad son cubanos. Otros grupos religiosos citados en el informe incluyen a Ortodoxos Griegos y Rusos y Budistas.

En párrafo aparte, en el informe se cita a los miembros de las comunidades afrocubanas, que practican su religión conocida como santería, con raíces en África Occidental y el Congo, aunque el informe no ofrece datos numéricos sobre sus creyentes.

XS
SM
MD
LG