Enlaces de accesibilidad

Cazador de espías cubanos: venta de información secreta es lucrativo negocio para Cuba


Chris Simmons: Inteligencia cubana tiene más de 200 espías en EEUU
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:43 0:00

Chris Simmons: Inteligencia cubana tiene más de 200 espías en EEUU

El coronel Chris Simmons, ex jefe de la unidad de contrainteligencia para Cuba asegura que Cuba tiene poco más de 200 agentes diseminados por el territorio estadounidense.

La venta de información de inteligencia es la entrada principal de divisas que tiene Cuba, aseguró el coronel Chris Simmons, ex jefe de la unidad de contrainteligencia para Cuba en la Agencia de Inteligencia de la Defensa de Estados Unidos (DNI).

“Lo que genera el turismo son centavos en comparación con las ganancias que deja a La Habana la venta de información secreta”, dijo el coronel.

Chris Simmons en entrevista con TV Martí.
Chris Simmons en entrevista con TV Martí.

Con 23 años dedicado a la lucha contra el espionaje cubano, Simmons vive hoy jubilado en una acomodada y apacible barriada del noroeste del estado de Florida, pero no deja de seguir “por medios propios”, el movimiento del servicio cubano de inteligencia, el segundo mejor del mundo, según datos del Congreso, detrás de los chinos y por delante de Irán y Rusia, en cuanto a espionaje económico.

“Ellos (Cuba) conocen que EE.UU. ya no es una amenaza, pero tan castrada está su economía que igual saben que los secretos estadounidenses son una materia prima que pueden intercambiar o vender al mundo”, explicó el que también fuera director del Centro de Investigaciones sobre Inteligencia Cubana (CIRC), con sede en Leesburg, en el estado de Virginia.

Conocido como "el cazador de espías cubanos", Simmons explicó que durante la llamada guerra fría, la mayoría de los agentes de La Habana operaban convencidos de que la labor que realizaban era proteger al régimen.

“Así lo hicieron en Honduras, El Salvador, Nicaragua. Y basado en las conversaciones que he mantenido con desertores y emigrantes cubanos, me atrevo a decir que la venta de información clasificada de EE.UU. es uno de los cinco rubros que más divisas generan a Cuba", dijo Simmons, quien fue uno de los investigadores que en 2003 recomendó la expulsión de 14 espías cubanos que bajo apariencia de diplomáticos, operaban en EE.UU.

“El sistema de inteligencia de Corea del Norte es muy pequeño y débil. ¿A quién le compra la información secreta? A Cuba”, asegura el investigador.

Históricamente, Cuba ha servido como fuente de alerta y prevención para Corea del Norte y otros adversarios de E.UU. en cuanto a operaciones militares estadounidenses.

“Desde la invasión de Granada, le pasan la información con más tiempo de antelación y mucho más precisión”.

El experto en inteligencia Chris Simmons en entrevista con Ricardo Quintana de TV Martí.
El experto en inteligencia Chris Simmons en entrevista con Ricardo Quintana de TV Martí.

Contrariamente a lo que aseguran algunos analistas, la que es hoy embajada de Cuba en Washington no es el centro principal de la inteligencia cubana. Simmons asegura que históricamente ha sido la misión de La Habana en Naciones Unidas, en Nueva York, la matriz del espionaje cubano.

“Hubo momentos en que casi todos los funcionarios cubanos destacados en esa sede eran oficiales de inteligencia”, recordó el creador y editor del blog Cubaconfidential.

Objetivos en Florida

El experto asegura que Cuba tiene poco más de 200 agentes diseminados por el territorio estadounidense.

“En Miami, en el transcurso de 4 meses, el régimen desplegó más de 50 agentes y oficiales de inteligencia. Su principal blanco es la comunidad cubana, segundo es el gobierno de EE.UU.”, dijo Simmons.

Los tres objetivos principales de la inteligencia cubana en el estado de Florida son: el Comando Sur del Ejército de EE.UU (Doral), el Comando Central, dedicado a la lucha global contra el terrorismo (Tampa) y la comunidad de exiliados cubanos (Miami).

Además de su embajada en Washington y la misión de la ONU, en Nueva York, Simmons reveló que desde los años 70, La Habana cuenta con un tercer centro de espionaje en el territorio americano y “lo único que puedo decir es que se encuentra al este del Río Mississippi.

“La inteligencia cubana no busca reclutar a individuos que ya están dentro del gobierno estadounidense, sino que lo hace antes de que lleguen a insertarse en cualquiera de los niveles y entes de la administración pública”, comenta Simmons al justificar los recorridos que suelen realizar los diplomáticos cubanos por universidades y otros diferentes centros educacionales del país.

La reina del espionaje cubano

Mugshot de la espía Ana Belén Montes y uno de los códigos en poder del FBI con que transmitía sus mensajes a Cuba.
Mugshot de la espía Ana Belén Montes y uno de los códigos en poder del FBI con que transmitía sus mensajes a Cuba.

Ana Belén Montes, arrestada el 20 de septiembre de 2001, y condenada en 2002 por espionaje a favor de la Habana “fue reclutada cuando estudiaba en la Universidad Johns Hopkins, entre 1979 y 1988, en Washington, DC”, recuerda Simmons.

En la comunidad estadounidense de inteligencia, se ganó el apodo de "Reina del Espionaje Cubano". Cuba reclamó a Belén Montes. La solicitud llegó por medio del coronel del Ministerio del Interior, Nelson García Iturbe.

“Le dijimos que si entregaban a los criminales y prófugos de la justicia de EE.UU. que se refugian en la isla, estábamos dispuestos a un canje. Cuba no accedió”, rememora Simmons.

Otro momento icrucial en los servicios prestados por esta espía a La Habana fue cuando el derribo de las 4 avionetas del grupo humanitario, Hermanos al Rescate, en febrero de 1994: “La administración Clinton sometió a consulta la posibilidad de responder con un ataque a esta agresión y como analista superior de inteligencia en la DIA Ana Belén fue un elemento importante disuasivo de esa posibilidad”.

Los periodistas son también vínculos de los aparatos de inteligencia y en este sentido se refirió a la apertura en abril de 2017 de una oficina de la agencia oficial cubana Prensa Latina, en Washington, que a su juicio “debe ser declarada como una entidad al servicio de un gobierno extranjero porque en realidad responde y sirve a los intereses de otro país”.

Ha quedado demostrado que la arrogancia del espionaje americano hizo considerar—agregó Simmons—que Cuba había quedado relegada en esta materia y al final, “nos tomaron el pelo”.

“Mi consejo a los jóvenes agentes y oficiales de EE.UU. es que jamás subestimen a los servicios cubanos de inteligencia”, concluyó.

[Hoy a las 4:00 pm vea fragmentos de la entrevista de Simmons con Televisión Martí en nuestras plataformas digitales Martinoticias.com y https://www.facebook.com/martinoticias]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG