Enlaces de accesibilidad

El jardinero cubano de los Mets de Nueva York, Yoenis Céspedes, afirmó este sábado que está listo para jugar después de una baja de seis semanas por una lesión de la corva izquierda.

Céspedes fue colocado tercero en la alineación, y en su puesto habitual del jardín izquierdo, para el primer juego de una doble cartelera ante los Bravos de Atlanta.

Céspedes bateaba .270 con seis jonrones y 10 remolcadas en 18 encuentros antes de la lesión.

El jonronero no será titular en el segundo juego del sábado, pero estaría disponible para funciones de bateador emergente.

“Tengo una rutina larga (de calentamiento), que usualmente dura como una hora, así que creo que me ayudará a mantenerme saludable”, dijo el toletero. “Son ejercicios de cadera, de espalda, de las piernas. Creo que mejorará mi elasticidad”.

Indicó que es frustrante no haber podido ayudar a su equipo, que comenzó el sábado con marca de 25-33 y en cuarto puesto en el Este de la Liga Nacional, a 12 partidos de los líderes Nacionales.

“Me mantengo al tanto de los resultados, pero no me gusta ver los juegos”, dijo. “Desafortunadamente no he podido jugar, que es lo que me gusta hacer. Pero creo que todavía tenemos tiempo, todavía tenemos posibilidades”.

El manager Terry Collins dijo que quiere ver cómo reacciona Céspedes en el terreno antes de decidir cuánto jugará en la próxima semana.

“Primero que nada, tenemos que asegurarnos de no poner demasiada presión sobre Ces desde el principio”, señaló el timonel. “O sea, ha jugado apenas un partido en un mes y medio, así que jugará hoy y ha veremos cómo evoluciona la situación en los próximos días”.

Céspedes se fue de 4-0 cuando jugó nueve innings el jueves en un partido de Triple A en la Florida.

“Me siento bien, pero no creo que pueda correr al 100 por ciento ahora mismo. Sé que tienen un plan para mí, pero nadie conoce mi cuerpo mejor que yo”, indicó.


Chapman lanza primer juego simulado tras lesión



El taponero cubano de los Yankees de Nueva York, Aroldis Chapman, abanicó a tres y otorgó un boleto en un inning este sábado, en su primer juego simulado desde que fue colocado en la lista de incapacitados por 10 días a mediados de mayo por una lesión del hombro izquierdo.

Aroldis Chapman.
Aroldis Chapman.


Chapman realizó 18 lanzamientos contra jugadores de las ligas menores en el centro de entrenamientos de los Yankees en Tampa.

El lanzador espera incorporarse al equipo la próxima semana.

Chapman no lanza en las Mayores desde el 12 de mayo. El manager Joe Girardi dijo que el zurdo tenía tendinitis y bursitis en el hombro.

El relevista tiene marca de 1-0, con siete rescates y 3.55 de efectividad en 14 juegos esta temporada.

Los Cavaliers no se rinden y Warriors aceptan el reto

Los Cavaliers de Cleveland y el alero estrella LeBron James, de líder, vivieron otra noche especial con el triunfo 137-116 que lograron ante los Warriors de Golden State en el cuarto partido de las Finales de la NBA.

La necesidad de ganar o decir adiós fue lo que hizo que los Cavaliers, que defienden el título de campeones de liga, jugasen en su campo del Quicken Loans Arena al límite de lo permitido en cuanto a dureza física se refiere y al final le salió bien, pero no lograron el objetivo de volver a forzar la expulsión del ala-pívot Draymond Green, como sucedió el año pasado.

Aunque el jugador de los Warriors, que tiene ya cuatro técnicas en los playoffs, estuvo a punto de irse a los vestuarios, de no ser porque la primera que le señalaron en el partido no le correspondía a él sino a su entrenador Steve Kerr.

Eso impidió que no fuese expulsado en el tercer período cuando recibió la segunda, que solo vieron los árbitros, y se librase de una suspensión automática de un partido, como le sucedió el año pasado cuando golpe en la ingle a James, previa provocación de la estrella de los Cavaliers.

El entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue destacó que el triunfo se logró por el trabajo y esfuerzo de equipo, además de ponerle una "dosis" mayor de contacto físico que fue decisivo.

"Eso es cierto, pero también corregimos algunos de los errores cometidos en los tres partidos anteriores y al final pudimos jugar mejor", subrayó Lue. "Ahora tendremos que pensar en el quinto partido que para nosotros será otra final".

Los Cavaliers están igual que el año pasado con un parcial perdedor de la eliminatoria de 1-3 al mejor de siete, y tienen la esperanza de repetir la misma historia, aunque reconocen que lograr 24 triples como hicieron en el cuarto partido no será posible.

Los Cavaliers batieron las marcas de anotación en un partido de Finales con los 49 puntos del primer cuarto y los 86 que tuvieron al irse al descanso.

Por su parte, James, que superó a Michael Jordan en el tercer puesto de la lista de todos los tiempos de encestadores en las Finales y a Magic Johnson (8) con su noveno triple-doble (31 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes) en los playoffs, reconoció que el equipo esta vez sí jugó con el carácter de campeón.

"Tenemos ese ADN en nuestro carácter y estilo de juego y esta noche lo mostramos en plenitud", declaró James. "Sabíamos que podíamos rendir mucho más en el campo y eso fue lo que sucedió".

La cruz de la moneda fueron los Warriors que perdieron el invicto en los playoffs después de haber ganado 15 partidos consecutivos y ahora tienen por delante el reto de conseguir la victoria que les separa del segundo título de liga, algo que esperan hacer en su campo el próximo lunes cuando jueguen el quinto partido.

"Aceptamos el reto, y del cuarto partido ya pasamos página", declaró Kerr, que no quiso caer en la trampa de criticar a los árbitros y de forma irónica dijo que "un buen intento", y reiteró que el haber perdido el cuarto partido en Cleveland no era nada anormal.

Próximos juegos.
Próximos juegos.

De la misma manera lo vio el alero Kevin Durant, que recibió una falta técnica tras enfrentarse dialécticamente con James, durante el tercer período.

"Las emociones forman parte del juego y hay que aceptarlas como algo que hacen más interesante al deporte del baloncesto", comentó Durant, que acabó de nuevo como máximo encestador de los Warriors con 35 puntos. "Estaremos listos para el quinto partido y eso es lo único que nos debe preocupar".

Domadores de Cuba avanzan a final WSB

Los Domadores de Cuba se impusieron este viernes por 5-0 a Los Heroicos de Colombia en un cartel de vuelta en La Habana que los convirtió en finalistas de la VII Serie Mundial de Boxeo para discutir el título frente a los Lobos de Astana Arlans de Kazajastán.

Los púgiles cubanos, líderes del grupo América del certamen y campeones vigentes de la anterior edición de la Serie, habían perdido en dos topes anteriores frente a los colombianos y ahora remontaron.

Los cubanos obtuvieron el primer triunfo de la jornada competitiva con el
combate de la división de 52 kilogramos en el cual el subtitular de Doha 2015, Yosbany Veitía, venció a su rival Johan Vargas (COL), subcampeón nacional y quinto lugar en Río de Janeiro 2016.

El boxeador cubano Yosbany Veitía(i), enfrenta al colombiano Yohan Vargas(d), en la división de los 52Kg.
El boxeador cubano Yosbany Veitía(i), enfrenta al colombiano Yohan Vargas(d), en la división de los 52Kg.

La segunda victoria para los Domadores llegó de la mano de Lázaro Álvarez, en la categoría de los 60 kilos, tres veces campeón mundial (Bakú, Almaty y Doha) y bronce olímpico, quien lidió con un oponente agresivo y valiente, el campeón juvenil colombiano Albeiro Paredes, de solo 20 años.

En el tercer choque, a pesar de su resistencia, el visitante Ricardo Legarda no pudo superar la andanada de golpes del enfrentamiento con el monarca olímpico de Londres-2012, el cubano Roniel Iglesias, en un pleito de los 69 kilos en el que lució numerosas combinaciones de rectas y ganchos.

En el cuarto combate, entre el tricampeón mundial y monarca olímpico de los 81 kilogramos Julio César La Cruz, de los Domadores y el debutante en la Serie Jeisson Camargo, por los Heroicos, a pesar de salir al cuadrilátero con voluntad de peleador no pudo con la superioridad del cubano.

Contundente y apenas comenzado el primer asalto concluyó la quinta y última escaramuza de la noche, cuando el bronceado universal de Milán 2009, José Ángel Larduet (+91), lanzó sobre la lona y dejó fuera de combate a Junior González, campeón nacional juvenil de Los Heroicos de Colombia.

Este resultado coloca a los Domadores por cuarta vez consecutiva en las finales de las Series Mundiales de Boxeo, en las que acumula un par de coronas.

Con un saldo 7-3, la escuadra isleña celebrará dos encuentros contra Astana de Kazajstán, el primero del grupo C-1 que tendrá lugar en La Habana el 23 de junio, y el final y decisivo del cetro en la casa de los Lobos, el 1 de julio próximo.

(Con información de EFE y AP)

XS
SM
MD
LG