Enlaces de accesibilidad

EEUU: Mayoría de aspectos de vida religiosa en Cuba están bajo control del gobierno


Informe de EEUU: Gobierno controla la mayoría de los aspectos de la vida religiosa en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:23 0:00

Informe de EEUU: Gobierno controla la mayoría de los aspectos de la vida religiosa en Cuba

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, presentó este martes el informe del Departamento de Estado sobre la libertad religiosa en el mundo correspondiente a 2016. Lo que dice sobre Cuba.

El gobierno y el Partido Comunista de Cuba supervisan a los grupos religiosos a través de la Oficina de Asuntos Religiosos en el Ministerio de Justicia y controlan la mayoría de los aspectos de la vida religiosa en la isla, apunta el más reciente informe del sobre la libertad religiosa en el mundo, publicado este martes por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00

Entre otros aspectos, el capítulo sobre Cuba en este informe reconoce:

  • La Constitución cubana establece la libertad de religión y prohíbe la discriminación basada en la religión.
  • El gobierno y el Partido Comunista de Cuba monitorearon a los grupos religiosos a través de la Oficina de Atención de Asuntos Religiosos (OAAR) y el Ministerio de Justicia (MINJUS) y continuaron controlando la mayoría de los aspectos de la vida religiosa.
  • Observadores señalaron que el gobierno hostigó a algunos líderes religiosos y sus seguidores, incluyendo, según informes, amenazas, detenciones y actos de violencia.
  • Evangélicos y otros líderes religiosos protestantes informaron que el gobierno amenazó con expropiar algunas propiedades religiosas bajo las leyes de urbanización aprobadas en 2015, pero no emprendió ninguna acción durante el año.
  • La ONG Christian Solidarity Worldwide (CSW) informó en enero que de 2014 a 2015 hubo un aumento en las amenazas gubernamentales de cerrar iglesias. La mayoría relacionadas con amenazas de clausurar iglesias pertenecientes a las congregaciones de las Asambleas de Dios, pero esta denominación y el gobierno pudieron llegar a un acuerdo que permitió que las iglesias permanecieran abiertas.
  • Grupos religiosos reportaron un incremento sostenido en la capacidad de sus miembros para llevar a cabo proyectos caritativos y educativos, tales como programas de guarderías para antes y después de la escuela y de servicio comunitario, ayudar con el cuidado de los ancianos y mantener pequeñas bibliotecas de materiales religiosos.
  • Numerosos líderes de alto nivel de grupos religiosos católicos, protestantes y minoritarios coincidieron en que el ambiente para la libertad religiosa había mejorado en comparación con años anteriores.
  • No se reportaron acciones significativas de la sociedad que afectaran la libertad religiosa.
  • Representantes de la embajada de EEUU se reunieron con funcionarios de la OAR para discutir el proceso de inscripción de organizaciones religiosas e investigar sobre los derechos de los grupos no registrados a practicar su religión.
  • Funcionarios de la embajada también se reunieron con el coordinador del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), una organización reconocida por el gobierno que tiene estrechos vínculos con este y que comprende a la mayoría de los grupos protestantes, para discutir sus operaciones y programas.
  • El Embajador Itinerante de EEUU para la Libertad Religiosa Internacional y el Representante Especial para la Religión y Asuntos Globales se reunieron con líderes de los grupos religiosos católicos, protestantes y minoritarios para hablar sobre el ambiente de libertad religiosa en el país.
  • La embajada permaneció en estrecho contacto con grupos religiosos, incluyendo la facilitación de intercambios entre delegaciones visitantes y los grupos religiosos en el país.
  • En declaraciones públicas, el gobierno de Estados Unidos pidió al gobierno cubano que respetara las libertades fundamentales de sus ciudadanos, incluida la libertad de religión.
  • El gobierno de Estados Unidos calcula que la población total de Cuba es de 11,2 millones de habitantes (julio de 2016). No existe una fuente independiente y autorizada sobre el tamaño o la composición general de los grupos religiosos.
  • La Iglesia Católica Romana estima que de 60 a 70 por ciento de la población se identifica como católica.
  • La membresía en iglesias protestantes se calcula en un 5 por ciento de la población.
  • Los pentecostales y bautistas son probablemente las denominaciones protestantes más grandes.
  • Las Asambleas de Dios reportan aproximadamente 110.000 miembros y las Cuatro Convenciones Bautistas estiman su membresía combinada en más de 100.000.
  • Los Testigos de Jehová estiman sus fieles en 96.000; Los metodistas en 36.000; Los Adventistas del Séptimo Día, 35.000; anglicanos, 22.500; presbiterianos, 15.500; episcopales, 6.000; cuáqueros, 300; Y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones), 100. La comunidad judía estima que tiene 1.500 miembros, de los cuales 1.200 residen en La Habana. Según la Liga Islámica, hay de 2.000 a 3.000 musulmanes residentes en el país, de los cuales 1.500 son cubanos. Otros grupos religiosos incluyen los ortodoxos griegos, ortodoxos rusos, budistas y baháis.
  • Muchas personas, particularmente en la comunidad afrocubana, practican religiones con raíces en África Occidental y la cuenca del río Congo, conocidas colectivamente como santería. Estas prácticas religiosas se entremezclan comúnmente con el catolicismo, y algunas requieren el bautismo católico para una completa iniciación, lo que dificulta un cálculo exacto de su membresía total.
  • Grupos religiosos y de derechos humanos declararon que el gobierno hostigó y detuvo a figuras religiosas críticas, especialmente aquellas que abordaron asuntos de derechos humanos o colaboraron con grupos independientes de derechos humanos.
  • Fuerzas de seguridad del gobierno tomaron medidas, incluyendo detenciones, que a veces fueron acompañadas por violencia, lo que inhibió la capacidad de las integrantes del grupo de protesta pacífica Damas de Blanco para asistir a la misa católica.
  • Según un investigador de la organización caritativa Open Doors, los cristianos fueron acosados y sujetos a estricta vigilancia y discriminación, incluyendo el encarcelamiento ocasional de sus líderes. El investigador agregó que “todos los creyentes son vigilados y todos los servicios eclesiásticos están infiltrados por informantes”.
  • Algunas iglesias cristianas evangélicas independientes dijeron que las autoridades gubernamentales vigilaron de cerca y detuvieron, por períodos de tiempo no especificados, a líderes y sus familiares. CSW informó que el pastor Bautista Reverendo Mario Félix Lleonart Barroso fue detenido el 20 de marzo y su esposa fue puesta bajo arresto domiciliario. CSW informó que a Lleonart Barroso se le habían negado la comida, el agua y la atención médica necesarias durante su detención y que las líneas telefónicas de su casa fueron cortadas.
  • CSW publicó un informe en enero que indicaba un aumento en lo que llamó violaciones de la libertad de religión y de creencia, de 220 en 2014 a 2.300 en 2015. El informe precisaba que la mayoría de los incidentes implicaron la declaración de más de 2.000 Asambleas de Dios como ilegales por parte del gobierno, el cierre forzoso o el desmantelamiento de iglesias de esta denominación, y la expropiación de propiedades de iglesias de diversas confesiones cristianas. El informe también indicaba que hubo numerosas detenciones, muchas de las cuales involucraron a personas que fueron retiradas por la fuerza de los servicios de adoración del domingo. El liderazgo de las Asambleas de Dios reportó en septiembre que la Iglesia había alcanzado un acuerdo con la OAAR para mantener abiertas sus iglesias y que el cierre forzoso de los templos había cesado.
  • Morning Star News, una agencia de noticias cristiana, informó sobre la sentencia de arresto domiciliario por un año al pastor Juan Carlos Núñez por "perturbar la paz". Su caso estaba en apelación a fin de año. Según Núñez, sus vecinos se quejaron de que los altavoces que usaba durante sus sermones dominicales eran demasiado grandes y ruidosos. Dijo que redujo la potencia de los altavoces, pero los vecinos y la policía arguyeron que el volumen era todavía demasiado elevado. La iglesia de Núñez era parte del Movimiento Apostólico. Las autoridades desmantelaron el 8 de enero la estructura de la iglesia, que se encontraba en su propiedad privada, y los 550 miembros tuvieron que congregarse desde entonces en el patio de la casa. El informe indicó que Núñez fue sentenciado antes de que su abogado tuviera tiempo suficiente para defenderlo.
  • CSW informó sobre el desmantelamiento de una iglesia apostólica en Las Tunas el 9 de abril. El pastor de la iglesia, el reverendo Mario Jorge Travieso, declaró que fue detenido por las autoridades durante el desmantelamiento, y amenazado con siete años de prisión si hablaba públicamente sobre el incidente.
  • En enero, el gobierno desmanteló al menos otras dos estructuras al aire libre que los miembros del Movimiento Apostólico evangélico utilizaban como iglesias no registradas.
  • Muchos líderes religiosos dijeron que se mantenían al margen de temas abiertamente políticos. Algunos dijeron que temían que sus críticas directas o indirectas al gobierno pudieran dar lugar a represalias gubernamentales, como la denegación de permisos por e la OAAR, el desmantelamiento de edificios religiosos u otras medidas que pudieran limitar el crecimiento de sus grupos religiosos.
  • La OAAR permitió el uso de casas privadas, conocidas como "casas culto", para servicios religiosos, pero exigió que los grupos solicitantes estuvieran reconocidos y buscaran la aprobación para cada lugar propuesto a través del proceso formal de registro. Muchos grupos religiosos utilizaron hogares privados como casas culto como respuesta a restricciones para la construcción de nuevas edificaciones. Las estimaciones sobre el total de casas culto de los grupos protestantes variaron significativamente, de menos de 2.000 hasta 10.000. Grupos religiosos indicaron que las autoridades aprobaron muchas solicitudes de dos a tres años después de la fecha de la solicitud, pero no respondieron otras solicitudes o las rechazaron arbitrariamente.​
  • ​Según se ha reportado, el gobierno interpreta la Ley de Asociaciones como un medio para que el MINJUS niegue el registro de ciertos grupos religiosos. Si decide que un grupo está duplicando las actividades de otro, niega el reconocimiento. En algunos casos, el MINJUS aplazó responder la solicitud de registro o citó leyes cambiantes como una razón por la cual no se había aprobado una solicitud.
  • Tanto la Iglesia Católica como el CIC informaron que pudieron llevar a cabo servicios religiosos en prisiones y centros de detención, en algunas provincias. El seminario protestante de Matanzas e iglesias de Pinar del Río continuaron capacitando a capellanes y laicos para brindar asesoramiento religioso a los reclusos y brindar apoyo a sus familiares. En noviembre, el CIC abrió un centro de capacitación en el que impartió cursos sobre la labor del capellán, así como otros sobre el cuidado de objetos religiosos sagrados, problemas de género y de la mujer y seminarios para estudiantes internacionales. El CIC aseguró que tiene un acuerdo con el Ministerio del Interior que le permite operar un sistema nacional de capellanías en las prisiones.
  • Los grupos religiosos informaron que sus líderes continuaron viajando al extranjero para participar en intercambios de dos vías entre las comunidades religiosas locales y las de otros países. La mayoría de los grupos religiosos continuó reportando mejoras en su capacidad para atraer nuevos miembros sin interferencia del gobierno y una reducción en la interferencia gubernamental en la realización de sus servicios.
  • La OAAR continuó requiriendo tener una licencia para importar literatura religiosa y otros materiales religiosos. El gobierno posee casi todos los equipos y suministros de impresión y regula los materiales impresos, incluida la literatura religiosa, aunque algunos líderes eclesiásticos dijeron que habían recibido permiso para imprimir materiales religiosos en sus propias impresoras. El CIC reportó que recibió permiso para importar $ 300,000 en nuevas impresoras de alta tecnología que usaría para aumentar su capacidad establecida de prensa.
  • World Watch Monitor, una red internacional de noticias cristianas basada en la web, informó citando a un pastor cristiano local que la literatura cristiana rara vez está disponible y que el gobierno considera tal literatura como una amenaza. Otros líderes informaron de pocas restricciones a su capacidad para importar materiales religiosos y donar bienes. Varios grupos consiguieron importar grandes cantidades de Biblias, libros, ropa y otros bienes donados, aunque la importación de computadoras y dispositivos electrónicos fue supuestamente mucho más difícil. La Iglesia Católica y los grupos religiosos protestantes pudieron mantener pequeñas bibliotecas, imprimir periódicos y otra información, y operar sus propios sitios web con poca o ninguna censura formal. La Iglesia Católica siguió publicando periódicos y celebrando en el Centro Cultural Félix Varela foros regulares en los que a veces se criticaron las políticas sociales y económicas oficiales.
  • En noviembre, el arzobispo católico de La Habana pidió públicamente al gobierno que permitiera a la Iglesia reabrir escuelas religiosas y tener acceso ilimitado a transmisiones de televisión y radio. La Iglesia había estado limitada a transmisiones de mensajes de Navidad y Pascua en estaciones de radio estatales. La OAAR autorizó una transmisión de radio mensual, lo que permitió que los mensajes del Consejo fueran escuchados en todo el país. Ninguna otra iglesia tuvo acceso a los medios de comunicación, todos los cuales son propiedad del estado. Varios líderes religiosos protestaron contra la restricción de la difusión de servicios religiosos por radio o televisión, aduciendo que la falta de acceso a las plataformas de medios de comunicación impedía su capacidad para promover su fe.
  • 16x9 Image

    Rolando Cartaya

    Rolando Cartaya (La Habana, 1952) Graduado de Periodismo, Universidad de La Habana 1976. Ha trabajado en la página cultural de Juventud Rebelde, la agencia UPI, el servicio Worldnet y como editor de las revistas “Newsweek”, “Discover” y “Motor Trend” en español. Ha traducido más de 20 libros para la editorial cristiana Thomas Nelson, Inc. Con Radio Martí desde 1989, ha sido editor, redactor, reportero, y director y guionista del programa “Sin Censores ni Censura”. Actualmente trabaja en martinoticias.com. Fue vicepresidente en la isla del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG