Enlaces de accesibilidad

Editoriales de la prensa mundial fustigan a Maduro


Manifestaciones en Venezuela contra decisión del Tribunal Supremo de Venezuela.

Importantes medios de prensa no dudan en calificar de Golpe de Estado las acciones del gobierno chavista.

La aguda crisis sociopolítica que atraviesa Venezuela sigue dando de qué hablar y hace pensar a los amantes de la libertad qué pasos se deben adoptar para restablecer la democracia en esta nación empobrecida, disfuncional y autocrática.

"Es probable que el gobierno de Nicolás Maduro haga caso omiso a todos los intentos y los presente como interferencia por parte de sus vecinos", señala la junta Editorial de The New York Times.

El periódico indica que una prioridad internacional "debería ser el ejercer presión contra el gobierno para que celebre elecciones locales, que fueron suspendidas el año pasado, y que libere a los presos políticos, algunos de los cuales han estado detrás de las rejas durante años".

Sin embargo, considera que aunque "esos prisioneros sean liberados, la posibilidad de que se restaure la democracia es baja".

Otra prioridad, indica The New York Times, sería expulsar a Venezuela de la Organización de Estados Americanos, pero estima que "aunque sería justificado, dado que la represión gubernamental de la oposición y su paupérrimo historial en temas de derechos humanos violan la carta de la OEA, es difícil ver qué lograría y podría llevar a Maduro a actuar de una manera todavía más desmedida".

Plantea también que la comunidad internacional debería "convencer al gobierno de que acepte el ingreso de ayuda humanitaria con ofertas concretas de comida y medicinas necesitadas", así como "proponer reformas macroeconómicas específicas para frenar la inflación rampante en Venezuela y estabilizar su moneda, porque la inflación se ha disparado a una tasa estimada en 700 por ciento, mientras los habitantes de esta nación rica en petróleo se ven forzados a escarbar entre la basura en busca de comida".

La anulación de las competencias de la Asamblea Nacional venezolana tras el traspaso de estas al Tribunal Supremo de Justicia controlado por el chavismo es de "una gravedad suprema", dijo el diario El País en un contundente editorial.

El calificativo incluyó la reciente asunción de poderes extraordinarios en materia penal, militar, económica, social, política y civil por parte de Nicolás Maduro, que el diario catalogó como "un mazazo institucional".

"Es un auténtico golpe de Estado para el que no cabe la más mínima matización", dijo el texto.

El medio aludió a cuánto avanzó la democracia en el continente en contraposición con lo que ocurre en Venezuela.

"El retroceso de Venezuela hacia una dictadura constituye una tristísima noticia y arroja preocupantes sombras sobre el futuro del país que de ninguna manera merece quedarse al margen del sistema de libertades felizmente mayoritario en la región", dijo el diario español.

"Hoy Venezuela es un país aislado del resto de sus vecinos, con presos políticos, la oposición perseguida, el Parlamento suspendido y la economía destruida. Este es el verdadero legado de Nicolás Maduro y el chavismo", sentenció El País.

El diario colombiano El Tiempo asegura en un editorial que Venezuela va camino a la dictadura.

"Por los lazos históricos y de solidaridad que nos unen, por los miles de venezolanos que han tenido que emprender el camino de la emigración hacia Colombia para huir de la brutal crisis social y económica, nos duele tener que registrar los acontecimientos recientes, que ponen al hermano país en camino de convertirse en una dictadura –si es que ya no lo es–, por culpa de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de retirarles la inmunidad a los diputados y, más grave aún, usurpar las funciones de la Asamblea Nacional", publica el diario de Colombia.

"La decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir las funciones de la Asamblea Nacional es un hecho muy grave, que comienza a ser condenado por el mundo", escribe.

"Ante este panorama, es imposible adelantarse a lo que pasará en Venezuela, cuyos habitantes podrían estar sentados en un polvorín. Y es difícil saber a qué le apuesta el régimen. ¿Se retirará Caracas de la OEA? ¿Radicalizará la revolución bolivariana? ¿Encarcelará a los diputados opositores por traición a la patria? No es claro. Lo que sí podemos decir con total certeza es que el bravo pueblo no merece esta suerte, tan triste, tan indigna", concluye El Tiempo.

Entretanto El Comercio de Perú asegura que los últimos acotencimientos en Venezuela llevan algo de positivo en el sentido de que le han quitado la careta al régimen de Maduro.

"Si, a la fuerza, algún aspecto positivo se le puede encontrar al dramático recrudecimiento del autoritarismo en Venezuela, este es la caída de la última careta democrática que le podía quedar al régimen del señor Maduro. Si hasta la semana pasada sonaba cuestionable y antojadizo defender supuestos valores democráticos en el gobierno venezolano, hoy suena patentemente absurdo. Sin Parlamento ni elecciones a la vista, la dictadura de facto que existía ha tomado el camino obvio y necesario hacia la dictadura de iure.

Porque a pesar de lo dramático, el acto del TSJ en realidad es poco sorprendente. La esencia autoritaria no puede coexistir con un poder del Estado en oposición que amenaza su control absoluto, necesita extirparlo; y eso es exactamente lo que ha hecho el chavismo. No puede existir, pues, dictadura a medias por demasiado tiempo. O colapsa en medio del caos institucional que ocasionó o avanza inexorablemente hasta ahogar los últimos espacios democráticos y de oposición. Venezuela sigue esperando lo primero, pero consolida hoy tristemente lo segundo".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG