Enlaces de accesibilidad

Diplomacia y comercio en la agenda del primer ministro japonés en Cuba


El premier japonés Shinzo Abe y el gobernante cubano Raúl Castro

El premier japonés, Shinzo Abe, fue recibido con honores militares en el Palacio de la Revolución de La Habana y luego sostuvo un encuentro privado con Castro, poco después de colocar una ofrenda floral ante el monumento del héroe cubano José Martí en la Plaza de la Revolución.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, llegó este jueves a Cuba para mantener conversaciones con el gobernante Raúl Castro sobre asuntos que van desde los negocios bilaterales hasta Corea del Norte.

Abe, quien se convierte así en el primer líder de su país que visita la isla, arribó al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana a las 2:00 PM, hora local, donde fue recibido por el vicepresidente del Consejo de Estado, Salvador Valdés.

Abe, fue recibido con honores militares en el Palacio de la Revolución de La Habana y luego sostuvo un encuentro privado con Castro, poco después de colocar una ofrenda floral ante el monumento del héroe cubano José Martí en la Plaza de la Revolución.

Shinzo Abe desciende de un avión con su esposa Akie.
Shinzo Abe desciende de un avión con su esposa Akie.

El miércoles, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, Abe afirmó que el mundo debe encontrar "nuevos medios" para detener la amenaza de Corea del Norte, luego de los ensayos nucleares y de misiles por parte del régimen de Pyongyang.

Cuba es uno de los pocos países que mantiene vínculos cercanos con Corea del Norte

Enfoque en el intercambio comercial

Como parte de su visita, Abe donará aparatos médicos a Cuba, un gesto que, de acuerdo con analistas, aunque haya sido calificado de ayuda al desarrollo, podría ser una señal para exportaciones posteriores de tecnología médica, teniendo en cuenta que también se prevé la construcción de un centro de formación para médicos cubanos con tecnología japonesa, refiere este jueves la Deutsche Welle, citando a la agencia de noticias japonesa Nikkei.

Junto al turismo y las infraestructuras, la tecnología médica es uno de los sectores que más interés despierta entre las empresas japonesas.

A principios de esta semana, coincidiendo con la visita de Abe, La Habana anunció que logró aprobar una reestructuración de la deuda contraída por Cuba con Japón, una medida que abre la vía a nuevos créditos e inversiones japoneses.

El premier japonés Shinzo Abe, arriba al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.
El premier japonés Shinzo Abe, arriba al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.

El documento, fue rubricado durante un encuentro entre una delegación presidida por el embajador de Japón en la Cuba, Maseru Watanabe; y el vicepresidente del gobierno y ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas.

Según el gobierno japonés,Tokio anulará en un plazo de 18 años el 65,9% del pasivo de 1.781 millones de dólares.

Cuba deberá pagar a Japón 606 millones de dólares, de los cuales 249 millones serán depositados en un fondo de inversión para las empresas japonesas en la isla..

Abe abandonará la isla en la mañana del viernes después ofrecer una conferencia de prensa.

En junio de 2015, Japón condonó a Cuba cerca de $1,000 millones de dólares de deuda privada, pero quedó pendiente el pago de la deuda gubernamental.

Hasta entonces la deuda con Japón rondaba los $1,400 millones de dólares. De acuerdo con lo negociado, el gobierno nipón acordó condonarle al gobierno cubano el 80% de la deuda. El resto debe pagarlo la parte cubana en un período de 20 años.

Una relación renovada

Entre 1970 y 1985, Japón fue el segundo socio comercial de Cuba, pero después la relación económica decayó significativamente por el deterioro de las condiciones económica en la isla, que enfrentó una severa crisis tras la disolución de la Unión Soviética a inicios de los noventa.

En 2014, los intercambios comerciales apenas alcanzaron los 35 millones de dólares, ampliamente favorables a Japón. Hasta ahora, las relaciones entre ambos se concentraban en la ayuda al desarrollo.

El Ministro de Relaciones Exteriores japonés, Fumio Kishida, visitó Cuba a fines de abril y prometió más ayuda económica –que hasta el 2012 alcanzaba los $56 millones (unos 6,988 millones de yenes) en ayuda directa y cooperación técnica– pero también pidió al gobierno cubano una mejoría en el clima de negocios de acuerdo con información oficial de ese ministerio.Cuba exporta a Japón tabaco, café y pescado, y le compra principalmente maquinaria.

(Esta nota fue complementada con información de Agencias)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG