Enlaces de accesibilidad

Incidente en Uzbekistán revive sospechas sobre participación rusa en ataques a diplomáticos en Cuba


Vista de la Embajada de EEUU en La Habana.

La cadena de televisión estadounidense CBS informó que un funcionario de USAID y su esposasufrieron en septiembre en Uzbekistan lo que pudo haber sido al menos un ataque similar a los experimentados por los diplomáticos en La Habana.

Un incidente revelado recientemente por un funcionario de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) con base en la embajada estadounidense en Uzbekistán está levantando sospechas de que Rusia pueda haber estado involucrada en los hasta ahora inexplicados ataques dirigidos contra diplomáticos estadounidenses en Cuba.

En un reporte publicado este martes por CBS News, Steve Dorsey, el periodista de la cadena que preguntó por primera vez al Departamento de Estado estadounidense sobre el asunto, citó a una fuente familiarizada con el incidente, que revela que un funcionario y su esposa destacados en Uzbekistán informaron el pasado mes de septiembre lo que pudo haber sido al menos un ataque acústico similar a los experimentados por los diplomáticos en La Habana.

La fuente aseguró que el diplomático y su cónyuge sufrieron efectos similares y fueron evacuados de Tashkent por el Departamento de Estado para ser evaluados. No está claro qué diagnóstico adicional o cuidados han recibido después de su partida de Uzbekistán.

El Departamento de Estado se abstuvo de describir en detalle el incidente en Tashkent, subraya CBS News.

"No vamos a discutir cada caso individualmente", dijo un vocero.

"Tomamos en serio las preocupaciones de salud del personal del Gobierno de los Estados Unidos en cualquier parte del mundo", dijo el portavoz del Departamento de Estado a CBS News. "Nos aseguramos de que nuestro personal sea examinado y reciba el tratamiento adecuado".

Sin embargo, esa cancillería precisó que nadie del personal estadounidense en Tashkent ha sufrido problemas de salud similares a los que sufren las víctimas de los ataques en Cuba.

"Podemos confirmar que ningún miembro de la embajada de Estados Unidos en Uzbekistán ha sido diagnosticado con las condiciones que se han observado en Cuba", dijo el vocero.

El Director de USAID en Tashkent, Gary Robbins, remitió a CBS News a un portavoz de la embajada que no ofreció más detalles. Los mensajes al Director Adjunto de USAID enviados por la cadena no fueron devueltos, indica el reporte.

Los primeros ataques en Cuba comenzaron en noviembre de 2016, y el último informe de un ataque fue en agosto de 2017. Las víctimas de los ataques en Cuba dijeron haber escuchado un sonido fuerte y agudo que a menudo se describe como un silbido de cigarras o grillos en lugares inusuales, a menudo en sus hogares.

Las víctimas de los ataques en Cuba fueron diagnosticadas con pérdida de audición, lesiones cerebrales ligeras, problemas cognitivos y otras afecciones.

Uzbekistán fue una vez parte de la URSS. Se declaró independiente en 1991 durante el colapso de la Unión Soviética. Sin embargo, mantiene fuertes lazos con Rusia. Los dos países realizaron simulacros militares conjuntos en octubre, los primeros en 12 años. Uzbekistán también está considerando volver a unirse al bloque militar dirigido por Rusia, Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, del cual se retiró en 2012 bajo el presidente Islom Karimov, fallecido en 2016.

Rusia ha tratado de capitalizar las relaciones con el sucesor de Karimov, el presidente Shavkat Mirziyoyev, a expensas de EE.UU.

Dos fuentes de seguridad estadounidenses han indicado que el incidente de septiembre en Tashkent despierta la preocupación de que Rusia pueda estar involucrada, y pudiera haber participado en los ataques contra el personal del gobierno estadounidense en Cuba, otro país donde Rusia también ha ejercido una influencia creciente.

"Los rusos han estado reconstruyendo su relación (con Cuba), que se deterioró dramáticamente después del final de la Guerra Fría", señaló William Leogrande, profesor de política exterior de American University, quien se especializa en asuntos cubanos. Ahora, "tienen una fuerte presencia en Cuba y una relación histórica con la inteligencia cubana que les podría dar el tipo de libertad para operar que les daría una oportunidad".

Rusia ha negado cualquier vinculación con los ataques.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zajarova, calificó de "absurdas" las sugerencias sobre la participación rusa en una conferencia de prensa en Moscú el 31 de agosto, y dijo que "esto no ayuda a la normalización de las relaciones bilaterales" entre Estados Unidos y Rusia.

"Estamos listos para ayudar a la parte cubana a investigar el asunto y determinar los hechos", dijo.

El Departamento de Estado se negó a comentar públicamente si acogería con agrado la participación de Rusia en la investigación de los ataques a Cuba.

(Con información de CBS News)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG