Enlaces de accesibilidad

EEUU valora plan para reducir personal diplomático en Cuba


Edificio de la embajada estadounidenses en La Habana.

La Casa Blanca dijo este jueves que está enfocada en lo que es mejor para Estados Unidos, no para Cuba, en el caso de los misteriosos "ataques" contra diplomáticos de la embajada de Washington en La Habana.

A una pregunta sobre el posible cierre de la embajada en La Habana en respuesta al incidente que han causado serios problemas de salud a 21 diplomáticos estadounidenses y familiares, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, respondió que hasta ahora no se ha tomado ninguna medida al respecto.

"No hemos tomado acción alguna hasta ahora que yo pudiera mencionar", dijo Sanders, y añadió que "nos enfocamos en lo que es mejor para este país, no para Cuba".

EEUU revisa "todas sus opciones" sobre incidente en Cuba

Por su parte, el secretario de Estado, Rex Tillerson, está "revisando todas sus opciones", incluida la retirada de parte del personal diplomático en Cuba, tras el "ataque acústico", indicó este jueves su departamento.

"Muchos de ustedes han hecho preguntas acerca del momento de potenciales anuncios, en referencia a si vamos a cambiar o no el número de empleados u otro tema", afirmó Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, en una rueda de prensa.

Nauert subrayó que "el secretario (Rex Tillerson) está revisando todas sus opciones" y la "mejor manera de proteger al personal estadounidense", sin ofrecer más detalles.

Añadió que nunca antes se había visto en el mundo un caso similar a lo ocurrido en Cuba con los ataques acústicos a diplomáticos estadounidenses.

El Secretario de Estado, Rex Tillerson, se reunió el martes a puertas cerradas con el canciller cubano Bruno Rodríguez, en medio de una investigación en curso para determinar el origen de los ataques.

Durante el encuentro, el jefe de la diplomacia estadounidense "transmitió la gravedad de la situación y subrayó las obligaciones de las autoridades cubanas de proteger al personal de la Embajada y a sus familias, conforme la Convención de Viena", según informó a la prensa la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Hace poco más de una semana, Tillerson dijo a la cadena CBS que un posible cierre de la embajada estadounidense en Cuba estaba "bajo evaluación".

La Habana se apresuró a decir que "sería lamentable que se politice” el asunto, y que Cuba no cuenta con “evidencia alguna” que confirme las causas ni el origen de los ataques.

(Con información de la Casa Blanca, EFE y reportes de Carmen María Rodríguez)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG