Enlaces de accesibilidad

España apuntala sus negocios con fondos condonados a Cuba


Raúl Castro conversó en mayo con el canciller español José Manuel García-Margallo en La Habana.

Al menos 40 millones de euros de la millonaria deuda condonada a Cuba, será usados en obras de infraestructuras que beneficien a empresas españolas, incluyendo accesos a hoteles.

España destinará parte de los 375 millones de euros condonados, -de una deuda de casi 2.000 millones de euros-, en proyectos de infraestructuras que beneficien directa o indirectamente a empresas españolas basadas en Cuba.

El anuncio se produce mientras España busca no perder espacios para la inversión en la isla, en medio del deshielo y acercamiento entre La Habana y Washington.

La nación ibérica contabilizará como fondos de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) este dinero, mientras se prepara para constituir en julio un comité binacional que acordará en qué invertir la millonaria deuda condonada. El Ministerio de Economía y Competitividad español liderará el tema.

“Serán ellos quienes, en coordinación con autoridades cubanas, decidirán qué proyectos se financiarán”, dijeron fuentes diplomáticas españolas a Europa Press.

“Ya está decidido que 40 millones de euros se inviertan en proyectos de infraestructuras en moneda local que beneficien directa o indirectamente a empresas españolas", dijo la fuente. El resto del monto será destinado a "proyectos de interés hispano cubano".

Aunque está a nivel de proyecto, autoridades españolas prevén subvencionar accesos que beneficien a los hoteles españoles con presencia en la isla.

constituir en julio un comité binacional que acordará en qué invertir la millonaria deuda condonada.

"No son fondos de cooperación al desarrollo, aunque sin duda contribuyen indirectamente al desarrollo en el país al tratarse de infraestructuras", explicaron fuentes diplomáticas.

En su afán por no quedarse detrás, España dio un notable impulso a las relaciones bilaterales con la isla el pasado mes de mayo, con la visita del canciller español José Manuel García-Margallo, y la Ministra de Fomento, Ana Pastor.

“Excelente”, “extraordinariamente familiar” y “cordialidad” fueron los términos que empleó el jefe de la diplomacia española para calificar el encuentro con Castro, con quien no se pudo ver en su primera visita a la isla, en noviembre de 2014.

“Recuerdo pocas visitas o pocas entrevistas a este nivel en que haya habido una cordialidad como la que ha habido ahora", reseñó García-Margallo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG