Enlaces de accesibilidad

Taxis ruteros en La Habana, la nueva estrategia del gobierno contra los boteros


Cooperativa de taxis ruteros opera desde el lunes entre La Habana y La Lisa.

Periodistas independientes consultados durante el programa "Cuba Al Día", de Radio Martí, dijeron que la medida busca hacer la competencia y "acosar" a los boteros particulares. El Estado sostiene que su objetivo es bajar los precios.

La aparición esta semana de una cooperativa de taxis que está haciendo la competencia a los boteros privados tiene una "motivación política", dijeron periodistas independientes consultados por el programa "Cuba al Día", de Radio Martí.

Medios locales informaron que el nuevo servicio se basa "en la gestión de cooperativas no agropecuarias" y que disponen de 5 microbuses y 60 automóviles pertenecientes al Ministerio del Transporte.

La medida buscaría abaratar los precios, según el gobierno. El noticiero de la televisión cubana dijo que el pago es en moneda nacional y "no se permitirá" el cobro en CUC.

El director general de Transporte Habana, aludió a los precios.

“La línea tiene tres tramos, cada tramo vale 5 pesos (…) si utiliza los tres tramos son 15 pesos”, explicó.

La medida llega en momentos en que boteros particulares, -que han sido clave para aliviar la escasez de transporte público-, se quejan del constante acoso contra su trabajo, incluyendo el tope de precios, el hostigamiento de inspectores estatales y los altos precios del combustible y piezas.

"Hay una motivación política, las cooperativas son una forma de tenerlos controlados, aunque muchos de ellos no quieren estar en cooperativas", dijo el periodista independiente Mario Echevarría, a Radio Martí.

Tras entrevistar a varios taxistas privados, Echevarría concluye que se trata de "un forcejeo" para desaparecer a los boteros.

Los medios oficiales reconocen que los boteros son "los únicos con los que se puede contar", en el insuficiente sistema de transporte público.
Los medios oficiales reconocen que los boteros son "los únicos con los que se puede contar", en el insuficiente sistema de transporte público.

“Tal parece que esto es una ofensiva que está tomando el Estado contra los particulares (…) poco a poco ellos van a tratar de tomar las principales rutas y así desplazar a los particulares que cubren esas áreas”, opinó.

El también periodista independiente, Vladimir Turró, dijo que el malestar crece entre los boteros, que en el pasado hicieron una silenciosa huelga que consistió en no salir a trabajar, agudizando más la grave situación del transporte que ha atravesado el país por décadas.

“Estuve más de tres horas tratando de coger uno de estos famosos taxis (…) no pude recibir ninguno, de hecho me encontraba en La Habana Vieja tratando de ir hacia La Lisa. En el transcurso de cuatro horas pasaron 4 de estos taxis (…) (con) la cantidad de gente que había en La Habana lo abordaron, (fue) imposible capturar un taxi de estos”, comentó.

Solapadas protestas

Medios locales como la estatal revista Bohemia, han admitido que medidas para regular los precios de los taxis privados han provocado malestar y mayores problemas a la población.

​"Ante esta situación, en la que el gobierno regula precios y los conductores privados reclaman que rija la oferta y la demanda por lo cual buscan resquicios legales para su beneficio, el principal perjudicado continúa siendo el pueblo, el cual a lo único que aspira es a contar con un transporte estable y seguro acorde con los ingresos de cada ciudadano.", dijo un reporte reciente de la AIN.

Turró dijo que se está produciendo otra protesta solapada desde que arrancó la nueva cooperativa.

“Los boteros han hecho una especie de huelga (...) han reducido (los viajes) en estas trayectorias (…) han transitado hacia otras rutas como del Vedado a La Lisa, pero por la parte de 51. Por donde transitan estos taxis no hay boteros casi", aseguró.

Hasta ahora la diferencia de precio es solamente de 5 pesos. Los boteros cobran 20 pesos mientras que los ruteros cobran 15 pesos por la misma trayectoria.

"En lo que se diferencia un poco es en los tramos, de La Lisa a la esquina de 26 y 51 ellos cobran 5 y los boteros cobran 10", explicó.

Turró coincide en que se trata de otra forma de "acoso" contra los taxistas privados. "Es una guerra contra los boteros. El final sería quitarlos porque el acoso contra ellos es grande", comentó.

También aludió al hecho de que el Estado provee a la cooperativa de combustible y piezas de respuesto, mientras que los boteros siguen dependiendo de los altos precios minoristas del combustible y las piezas.

Echevarría dijo, no obstante, que le parece "casi imposible" la desaparición de los taxis privados.

"Siempre habrán transportistas privados porque el Estado no tiene recursos, lo ha demostrado", advirtió.

A la vez, sugirió que más presión de los boteros podría revertir la situación actual. "La clave es protestar (…) deben tomar las calles, ejercer sus derechos como ciudadanos”, sugirió.

El Estado quiere "controlarlo todo"

Sobre la situación política en Cuba a menos de un año de que termine el mandato de Raúl Castro, Echevarría expuso:

"El Estado está en una situación en estos momentos de tratar de controlarlo todo, todo, inclusive se esta retomando el viejo discurso de la vigilancia, de la observación, del control, de qué es lo que está haciendo la población", dijo.

En cambio, explicó, hay "un despertar" en la población.

"La gente está viendo otras realidades y ya no permite más que jueguen con ellos", dijo. La gente se está manifestando (...) ya todo el mundo se está enterando de todo a través de los medios, de Internet, la antena (satelital) y se está viendo como un despertar de la población (...) el Estado tiene miedo que se le vayan las cosas de las manos", concluyó.

(Redactado por Rosa T. Valdés, con reporte del programa "Cuba Al Día")

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG