Enlaces de accesibilidad

Cuba califica de "infundada" y "política" expulsión de sus diplomáticos de EEUU


El canciller Bruno Rodríguez durante la conferencia de prensa en el MINREX.

"No existen evidencias de la ocurrencia de los alegados incidentes, ni de las causas y el origen de las afecciones de salud notificadas por los diplomáticos estadounidenses y sus familiares”, aseguró el canciller cubano Bruno Rodríguez.

Cuba acusó este martes a Estados Unidos de politizar los ataques que han afectado la salud a diplomáticos estadounidenses en La Habana y de no aportar suficientes evidencias para contribuir a las investigaciones en curso.

“Ante la tardía, fraccionada e insuficiente información suministrada por los estadounidenses, las autoridades cubanas solicitaron a la Embajada de los Estados Unidos precisiones e informaciones adicionales que permitieran realizar una investigación seria y profunda”, afirma una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, leída por el canciller, Bruno Rodríguez Parrilla, durante una conferencia de prensa celebrada en La Habana.

La declaración expresa que Estados Unidos “solo entregó algunos datos de interés sobre los supuestos incidentes”, luego de que el gobernante cubano se reunió el pasado mes de febrero con el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en La Habana, a quien reiteró “la importancia de compartir más información y cooperar entre las autoridades competentes de ambos países”.

“No obstante, los datos suministrados con posterioridad continuaron careciendo de descripciones o detalles que facilitaran la caracterización de los hechos o la identificación de posibles autores, en caso de haberlos”, expresa la declaración.

En el texto se señala que el gobierno de Cuba permitió que representantes de agencias especializadas de Estados Unidos viajaran a la isla inicialmente en junio, y regresaran en agosto y septiembre, para investigar sobre el terreno “los supuestos incidentes”.

El resultado preliminar de esas investigaciones “ha arrojado que hasta el momento, de acuerdo con la información disponible y los datos proporcionados por los Estados Unidos, no existen evidencias de la ocurrencia de los alegados incidentes, ni de las causas y el origen de las afecciones de salud notificadas por los diplomáticos estadounidenses y sus familiares”, asegura la declaración.

“Tampoco se han identificado posibles autores ni personas con motivaciones, intenciones o medios para ejecutar este tipo de acciones, ni se ha establecido la presencia de personas o medios sospechosos en los lugares donde se han reportado los hechos ni en sus alrededores”, precisó.

La declaración del MINREX califica de “infundada e inaceptable”, la decisión adoptada por el gobierno de Estados Unidos de expulsar a 15 diplomáticos cubanos, “así como el pretexto utilizado para justificarla, al afirmarse que el gobierno de Cuba no adoptó todas las medidas adecuadas para prevenir los alegados incidentes”.

“El Ministerio enfatiza que la medida anunciada por el Gobierno de los Estados Unidos, de reducir el personal diplomático cubano en Washington sin que haya resultados investigativos concluyentes ni pruebas de los incidentes que estarían afectando a sus funcionarios en Cuba, tiene un carácter eminentemente político”, concluye la declaración.

Las autoridades cubanas instan al gobierno de Estados Unidos “a no continuar politizando este asunto, lo cual puede provocar una escalada indeseada, así como enrarecer y hacer retroceder más las relaciones bilaterales, ya afectadas por el anuncio de una nueva política, realizado en junio pasado por el presidente Donald Trump”.

(Redactado por Pablo Alfonso)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG