Enlaces de accesibilidad

Con "peligro para la vida" al menos 14 heridos por explosión en Parrandas de Remedios


Escena de la explosión de fuegos artificiales en tradicionales parrandas de Remedios.

El accidente por la explosión de fuegos artificiales durante la populares fiestas en Villa Clara dejó un saldo de 22 heridos, de ellos 19 continúan hospitalizados. Los seis niños lesionados siguen hospitalizados y peligra la vida de uno de ellos.

Al menos 14 de 19 lesionados que permanecen hospitalizados por graves quemaduras durante un accidente con fuegos artificiales en Villa Clara corren "peligro para la vida" incluyendo un menor, según un reporte oficial que evaluó de "lenta" la evolución de los lesionados.

La explosión de fuegos artificiales afectó a 22 personas, -entre ellos seis niños de edades entre 11 y 15 años-, se produjo el pasado domingo durante las populares Parrandas de Remedios.

Hasta el momento se desconocen las causas y está en curso una investigación, según medios oficiales.

"El criterio médico indica que la evolución de los pacientes es lenta y un poco impredecible, pues se trata de quemaduras de muy alto grado", dijo la nota publicada en Granma.

El evento anual atrae a miles de cubanos y algunos turistas. Los heridos son todos residentes locales.

Sobre el estado de los adultos informó a medios locales el doctor Rafael Ernesto Machado Bello, de la sala de Quemados del Hospital Arnaldo Milián Castro.

"(De 13 hospitalizados) hay cinco evaluados como críticos extremos, tres que se valoran como críticos, dos muy graves, y tres graves, todos con peligro para la vida", indicó el médico.

En el Hospital infantil José Luis Miranda se mantienen ingresados seis menores de entre 11 y 15 años.

La doctora Jakelín González Díaz dijo que se mantiene el criterio médico, en referencia a la evaluación inicial de "críticos extremos a tres de ellos, dos en estado crítico y uno muy grave, con peligro para la vida".

La reponsabilidad del Gobierno

please wait

No media source currently available

0:00 0:06:46 0:00

Tras el drámatico accidente, testigos dijeron a medios oficiales que desde el comienzo del espectáculo con fuegos artificiales en torno a las 10:00 PM del domingo las cosas parecían no andar bien.

"Ví que comenzó a salir mal, pues no subía a la altura que debía; de hecho, estaba cayendo encima de los mismos artilleros", dijo a Granma el periodista de Remedios, Mauricio Escuela, testigo del incidente.

En su recuento de los hechos explicó que "aún cuando era una realidad la mala calidad del fuego, ello no detuvo su lanzamiento".

Escuela se alejó del sitio y muy pronto sintió "el bombazo". El fuego se elevó y cayó en medio del Parque Central que estaba lleno de gente, recordó.

El jurista y periodista independiente cubano, Alberto Méndez Castelló, explicó a Radio Martí que el Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR) y el Ministerio del Interior (MININT) son los que controlan en la isla el uso de las armas y explosivos.

"En cada estación municipal de la PNR (policía) hay una oficina que precisamente tiene un oficial (encargado) sobre armas y municiones que controla esta actividad por el decreto Ley 262", dijo Méndez Castelló.

Además agregó, -citando el texto del decreto-, que esta norma legal fue creada "por el alto riesgo de accidentes, por la indebida manipulación de aquellas (armas y explosivos)".

"Estas personas desde la base, desde el municipio hasta la nación tienen la responsabilidad de controlar todo lo que tenga que ver con la manipulación, transportación, almacenaje y utilización de explosivos", expresó.

"Si allí en Remedios hubo ese accidente con una gran cantidad de explosivos en un hecho cultural (...) el Ministerio del Interior, los oficiales que tienen que ver con esto y las máximas autoridades (...) debieron tener presencia en la manipulación o asesoramiento en la utilización de estos explosivos, en la capacitación de las personas que lo iban a utilizar", valoró.

Granma dijo esta semana que "las explosiones mortíferas de fuegos artificiales son más frecuentes de lo que se podría pensar (...) la manipulación de estos explosivos sigue produciendo miles de heridos y víctimas mortales alrededor del mundo".

Pero Méndez Castelló enfatizó en que este caso se trata de "un delito de estrago" porque causó un daño de grandes proporciones que afectó a muchos.

"Le deben una explicación a la población, a todos los cubanos, al mundo y sencillamente deberán responder por la violaciones, por las negligencias que cometieron. Técnicamente cualquier jurista sabe que ese es un delito de estrago que se ha cometido ahí", apuntó.

"Que fue por negligencia, no por intención (es) correcto, pero no deja de ser delito", concluyó.

(Escrito con reporte del Programa Cuba Al Día, Granma y la emisora CMHW)

XS
SM
MD
LG