Enlaces de accesibilidad

Crisis de cubanos varados en Panamá podría terminar en deportación


Migrantes cubanos protestan en Panamá para que les permitan continuar hacia EEUU.

El abogado de inmigración Wilfredo Allen dijo que no se vislumbra solución para estos cubanos, que no pueden continuar su viaje para llegar a la frontera con Estados Unidos.

Los miles de cubanos varados en Panamá, en la frontera con Costa Rica, no tienen una solución a la vista para continuar su viaje hacia Estados Unidos y, a medida que la situación empeore para ellos, podrían comenzar las deportaciones, dijo Wilfredo Allen, abogado de inmigración en Miami.

Allen, quien fue entrevistado este miércoles por la presentadora de noticias de TV Martí, Karen Caballero, señaló que contrario a lo que aseguran los Gobiernos de Costa Rica y otros de la región, la Ley de Ajuste Cubano de Estados Unidos no es "el imán" que atrae a los cubanos a este país.

"Es verdad que muchos cubanos vienen aprovechando esa ley, pero la mayoría de los cubanos que yo atiendo como abogado de inmigración me aseguran que no hubieran salido de Cuba; lo hacen por las malas condiciones internas que hay en el país", afirmó.

El cubano promedio está agotado de esperar que las cosas cambien, no quiere permanecer en Cuba cinco años más para ver si la situación mejora, según Allen, que afirma: "La gente quiere vivir ya en mejores condiciones, sobre todo los jóvenes que no ven un futuro".

"El imán que atrae a los cubanos a Estados Unidos no es la Ley de Ajuste Cubano, es el fracaso interno del Gobierno cubano", subrayó.

La crisis, también "consecuencia del tráfico humano"

Allen dijo que esta crisis migratoria es también consecuencia de una red de tráfico humano que comienza en La Habana, cuando los interesados desembolsan miles de dólares, y continúa por Ecuador, Colombia, Centroamérica y México, pagando cuantiosas sumas de dinero para llegar a Estados Unidos.

"Recordemos que la crisis actual se origina cuando la policía de Costa Rica desarticuló en noviembre una red que se dedicaba a ese tráfico humano a través de la región", indicó.

Allen considera que, técnicamente, "lo que hicieron los Gobiernos de Costa Rica y Panamá para trasladar a México a miles de ilegales cubanos para que alcanzaran la frontera de Estados Unidos "es tráfico humano, porque cooperaron en una transportación de ilegales".

El éxodo de cubanos: una huida sin fin
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:47 0:00

Allen se mostró partidario de regular las ayudas que se otorgan a los cubanos, que reciben parole en Estados Unidos bajo las leyes actuales; aunque dijo que las propuestas que hay en ese sentido en el Congreso podrían demorar años antes de convertirse en leyes.

La Ley de Ajuste Cubano está vigente y "la única forma en que se puede derogar es si el Presidente de Estados Unidos le informa al Congreso que en Cuba se han realizado elecciones libres, transparentes y democráticas", dijo Allen.

"No con el partido de Raúl y el partido de Fidel, tiene que haber elecciones reales, con partidos reales. Si eso ocurre, la Ley de Ajuste Cubano se puede terminar, pero hasta que eso no ocurra va a continuar", concluyó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG