Enlaces de accesibilidad

Sus conciertos en Cuba hacen que "renazca" la Orquesta de Minnesota


Parte de la Orquesta de Minnesota.

Los conciertos que darán en el Festival Internacional Cubadisco de La Habana no sólo son los primeros de una orquesta estadounidense desde que Obama y Castro anunciaran la nueva etapa de relaciones, sino el renacimiento de una formación que pudo desaparecer.

La Orquesta de Minnesota será el primer conjunto estadounidense de este tipo que toca en en Cuba desde que los dos países restablecieran relaciones. Sus conciertos en La Habana (días 15 y 16 de mayo) no sólo son el símbolo del nuevo clima de diálogo, sino un acontecimiento que ha servido para revivir una formación musical que ha estado "a punto de ser destruida" por un largo cierre patronal.

La orquesta, dirigida por Osmo Vanska, es la primera que viaja a la isla desde que Barack Obama anunciara que planeaba relanzar las relaciones diplomáticas después de medio siglo. La última fue la Orquesta Sinfónica de Milwaukee en 1999.

Jesse Rosen, presidente y director general de la Liga de Orquestas Estadounidenses, dijo al respecto que "esto envía un claro mensaje de que esta es una organización que nuevamente está de pie y realizando una importante labor".

Pero esta no es la primera vez que la Orquesta de Minnesota (conocida antes como la Sinfónica de Minneapolis) viaja a Cuba. Hace 85 años ya tuvo un lleno total -1929 y 1930- según se puede comprobar en las noticias de la época. Sin embargo, una férrea disputa laboral había opacado en los últimos tiempos a la formación y la estaba condenando a casi su despaarición.

Primero fue un cierre patronal de 16 meses en 2012 que comenzó después de que los músicos rechazaran un recorte salarial. Entonces su director, Vanska, que había moldeado la orquesta en una de las mejores del país, presentó su renuncia. Como resultado se perdió más de una temporada y varios músicos abandonaron el conjunto.

Más tarde, cuando músicos sindicalizados ratificaron en enero de 2014 un nuevo contrato por tres años, se volvió a los escenarios y el propio Vanska se unió a los músicos aceptando el mismo recorte salarial que ellos tras exigir un cambio en los altos mandos de la orquesta.

Según comenta, "la orquesta quedó casi destruida. Llegamos al límite", y asegura que "estoy contento de decir que podemos empezar nuevamente, se conformó todo tan rápido y de una manera tan sólida que fue como un milagro".

Para que esta visita a Cuba sea posible tuvieron que darse varias circunstancias, al margen del nuevo clima de apertura entre ambos países. El presidente y director general de la orquesta, Kevin Smith, dijo que ver una fecha disponible para una gira durante una semana de vacaciones a mediados de mayo fue el primer paso.

Después, que los músicos aceptaran posponer sus vacaciones, y más tarde que los líderes de la orquesta manifestaran su interés a las autoridades cubanas, aunque finalmente el Ministerio de Cultura de Cuba invitó al conjunto a que actuará en el Festival Internacional Cubadisco de La Habana.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG