Enlaces de accesibilidad

Babalao denuncia mercantilismo de prácticas Yoruba en institución del estado cubano


Un practicante de los cultos afrocubanos escucha la lectura de la Letra del Año 2015.

“Todo está en venta”, afirma el sacerdote de Ifá Jorge Michel Sánchez, Odi Logbe en la santería cubana.

Se llama Jorge Michel Sánchez, Odi Logbe en la santería cubana. En conversación con el sitio Havana Times denunció las componendas del Estado cubano con la Asociación Cultural Yorubá de Cuba (ACYC) que ha desvirtuado los orígenes de esta práctica religiosa.

“Todo está en venta, se ha hecho estatal a través de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC). Para hacerle Ifá a un extranjero, ritual que lo eleva a la jerarquía religiosa máxima de nuestra religión, usted tiene que pertenecer a la (ACYC), pagar los impuestos correspondientes”, asegura Sánchez en entrevista con el periodista Vicente Morín.

A partir de 1993, cuando el estado cubano liberó la moneda convertible, los ritos afrocubanos tomaron un elevado carácter comercial. Venta de artículos y literatura religiosa, prendas de vestir y con ello, el acto de “hacerse santo” se encareció hasta alcanzar el precio de decenas de miles de dólares.

Una de las quejas de este babalao va en tal sentido. Y es por la imposición del régimen cubano para que los practicantes y religiosos de esta creencia africana, tengan que afiliarse obligatoriamente a la ACYC.

Un hombre vende artículos de santería en La Habana (Cuba).
Un hombre vende artículos de santería en La Habana (Cuba).

“Si no eres de la Asociación pueden multarte las autoridades, porque, como se sabe, el acto significa un alto precio en moneda convertible, sin exagerar, miles de dólares”, refirió.

En los años ’90 los santeros asociados en la ACYC recibieron un un edificio de tres plantas en el paseo de El Prado, muy cerca del Capitolio de La Habana.

En visita a la sede religiosa, Havana Times pudo constatar la venta de artículos religiosos, “ropa apropiada de la mayor calidad, además de una variedad de servicios bajo formato digital, sin olvidar los diez pesos convertibles (CUC) cobrados al turista que desea adentrarse en los misterios del sincretismo religioso cubano”.

La cercanía de la mencionada asociación con el gobierno cubano ha quedado clara en el apoyo que dio su extinto presidente, Antonio Castañeda Márquez, a la campaña por la liberación de los cinco espías presos en Estados Unidos y su membresía como Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En julio de 2014 el sepelio del jerarca de los babalaos cubanos fue presidido por Esteban Lazo, vicepresidente cubano y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG